Gourmet

Lambuzo, un oasis gaditano sin cruzar Despeñaperros

Con dos locales, uno en la calle Ponzano y otro en la calle de las Conchas, Lambuzo se ha situado como uno de los bares de tapas que hay que visitar ‘sí o sí’ si se quiere degustar lo mejor de la gastronomía gaditana sin salir de Madrid. El atún de Barbate o las berenjenas fritas compiten con las ortiguillas marinas o unas croquetas que ‘quitán el sentío’. Y todo ello en un ambiente en el que se respira el aire del sur por los cuatro ‘costaos’. 

Lambuzo nació en 2013 gracias a la familia Moreno García y su idea de traer un pequeño pedacito de Cádiz a la capital de España. Los Moreno García no eran nuevos en esto de la cocina, ya que durante 40 años Pepe Moreno, director del local, trabajó en la confitería familiar junto a su padre, Luis Moreno en Villamartín, Cádiz, un establecimiento fundado por  su abuelo en 1890.

Y ¿qué mejor que la palabra lambuzo para poner nombre a su sueño? Esta es un adjetivo utilizado en la provincia de Cádiz para referirse a una persona que le gusta probar todo lo que le pongan por delante. Porque esa es su filosofía: ofrecer comida típica gaditana, casera y muy apetecible, que provoque que el comensal no pueda evitar probarlo todo.

Productos frescos, la clave de su carta

En la carta de Lambuzo podemos encontrar lo mejor de la gastronomía gaditana, con frituras, tapas frías o calientes. En su apartado de tapas frías destacan las papas aliñás con caballa de Tarifa, la ensaladilla con atún de Barbate o el tomate aliñao con melva canutera, nombre que recibe este pescado cuando pesa menos de 600 gramos.

Mención especial merecen sus croquetas. En su carta ofrecen tres variedades: de gambas al ajillo, de tortillitas de camarones y de salchichón ibérico con ajetes. Lo más recomendable es pedir un lambuceo de croquetas para así poder probar todas ya que lo merecen.

El grueso de su carta está ocupado por las frituras, una de las cocciones más típicas del sur que nos transportan directamente hasta Cádiz y su costa. El bar ofrece pescado fresco de buena calidad, rebozado a la perfección y frito con aceite de oliva virgen extra elaborado también en Cádiz, lo que aporta un plus de calidad y de sabor al producto final. Así no faltan los boquerones al limón, el adobo gaditano o las ortiguillas marinas, unas anemonas cuyo intenso sabor a mar sorprende al primer bocado.

No faltan tampoco las berenjenas fritas, que pueden acompañarse con miel de caña o salmorejo, las hamburguesitas de rabo de toro, las coquinas al oloroso, un vino propio del Marco de Jerez o el atún rojo de Barbate a la plancha, el pescado estrella de la provincia.

Y también cabe destacar sus postres, en especial su tarta de queso, hechos todos ellos de manera artesanal por María José García e Ignacio Moreno. Unos postres que vienen avalados por una tradición de más de 40 años.

Come y compra productos gaditanos

La labor de promoción de la gastronomía gaditana que hace Lambuzo no termina en su cocina. El bar además posee una abacería, una pequeña tienda que recupera la tradición de estos pequeños colmados en los que, además de vender aceite, legumbres secas o pequeñas conservas se podían degustar ahí mismo. Con su tienda buscan ofrecer a todos sus clientes los mejores productos de la tierra como los garbanzos de Chiclana, los quesos de Villamartín, la manteca colorá de Prado del rey, vino de la zona, aperitivos o aceite de oliva virgen extra de Olvera.  

En definitiva, Lambuzo es un bar que combina los mejores sabores de la gastronomía gaditana preparados con la mejor materia prima. Cruzar sus puertas significa trasladarse hasta Cádiz sin necesidad de cruzar Despeñaperros. 

LAMBUZO

Centro: C/ de las Conchas, 9, 28013, Madrid. Reservas: 911 434 862

Chamberí: C/Ponzano, 8, 28010, Madrid. Reservas: 915 138 059

Página webwww.barlambuzo.com

Precio medio: 15 - 20€ por persona


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba