Gourmet

Comando G: jóvenes de gran valor

Resulta que los dibujos animados japoneses que nos sorprendieron en los 80 se llaman anime. Y, entre estos, marcó a una generación (de ahora treintañeros) la serie Comando G. Y jugando con la G de la garnacha, un trío (no cinco como eran los del Comando G original) de jóvenes enólogos y amigos se reunieron para dar forma a este proyecto que vio la luz en 2008 bajo el nombre de la mítica serie.

Los tres amigos eran Marc Isart de bodegas Bernabelava, Fernando García de bodegas Marañones y Daniel Gómez Jiménez-Landi de bodegas Landi. Todos ellos en estas bodegas ya buscaban diferenciarse de lo que se estaba haciendo en la zona de Gredos. Hace ya un par de años el trío se ha quedado en dúo. Marc abandonó el proyecto por motivos personales, aunque la amistad continúa entre ellos. 

Tras los primeros años donde elaboraban el vino sin bodega propia, por fin encontraron su lugar de trabajo en Cadalso de los Vidrios, Madrid -zona en la que han buscado esos viñedos de garnacha que están haciendo resurgir el interés por los vinos de Madrid-. Como el perfil de vinos de la zona de Gredos y sus garnachas es totalmente reconocible y diferenciada, los propios elaboradores de la zona, y no solo la de Madrid, se han unido para crear una futura denominación de ‘vinos de garnacha de Gredos’, que comprendería las garnachas de Méntrida en Toledo, Ávila y Madrid (en la subzona de San Martín de Valdeiglesias). Creemos que es una buena iniciativa -y veremos si llega a ver la luz-. Será complicado al estar en tres diferentes autonomías y llevará un gran trabajo burocrático.

Éxito con la crítica y el público

Volvamos al Comando G. Tras sus primeros pasos y el reconocimiento de sus vinos en poco tiempo, el trío empezó a elaborar vinos del perfil buscado por y para Quim Vila y su distribuidora Vila Viniteca. El Hombre Bala y La Mujer Cañón se unían a los anteriores vinos propios de la bodega; La Bruja Avería, Las Umbrías y Rumbo al Norte,que junto a Rozas, El Tamborily Tumba del Rey Moro -estos tres nuevos en el mercado- completan el catálogo, todos ellos con gran éxito de críticas y público por su calidad y personalidad.

Y esa personalidad de la que hablamos se puede ver desde su vino básico, que es el que hemos escogido. La Bruja Avería, otro guiño a los mitos televisivos de los chavales en los 80. Un vino por supuesto 100% garnacha de Madrid, de tres parcelas en Rozas del Puerto Real, entre 850 y 900 metros de altitud, con suelos llenos de granito y a tan solo unos centímetros tras una capa de arena. Quien conozca la zona sabrá que es una zona de mucha piedra granítica a flor de piel -o como en este caso a escasos centímetros del suelo- aunque también hay parcelas con pizarra.

Aromas desconocidos

El vino desde su color ya presenta un cúmulo de intenciones de cambiar el concepto de vinos de mucha extracción y capa alta que se venían hace años de esa zona. Presenta poca capa y tampoco con una brillantez extrema, pero no se asusten. Al echárnoslo a la nariz, volvemos a descubrir otros aromas diferentes a todo lo que hayamos conocido antes, quizá alguna otra garnacha del Ródano en Francia, y otras del Priorato, y hablamos de grandes vinos para encontrar estos aromas. Una mezcla de aromas frutales maduros -que no dulces, como un licor seco de arándanos por ejemplo- unido a aromas de tierra pedregosa húmeda y un buqué de monte bajo muy agradable.

En boca el vino es de una sencillez compleja, amplio, con buen volumen, y muy sápido -y por sápido decimos lleno de sabores y de los buenos, como los que teníamos en nariz-. Y aunque hay una sensación de alcohol presente, la acidez hace levantar ese alcohol que podría desequilibrar el vino para llenar y alargar la sensación en boca con los mejores aromas. Abstenerse amantes de los aromas tostados y quemados y los seguidores de los taninos secantes. Aquí hay taninos, pero son de la uva, y en este caso trasmiten la personalidad de la tierra donde nació su uva.

Un estupendo vino por su precio para empezar a conocer la maravilla de garnachas que están surgiendo en Gredos. No olvidarse de la garnachas de Ávila o Méntrida, hay muchas, buenas y desde precios razonables a precios solo para días de compartir a escote. Y ya saben, pregunten en vuestras tiendas de barrio o especializadas, os están esperando con los brazos abiertos, quieren haceros felices.

VINO LA BRUJA AVERÍA 2012

Uva: Garnacha

Bodega: Comando G

Origen: D.O. vinos de Madrid

Precio: 13 euros

Web: www.comandog.es


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba