Gourmet

Meritxell Falgueras: la enología divulgativa

Puede resultar atrevida, provocativa o frívola, pero los que conocen su trabajo saben que no lo es y a nadie le resulta indiferente. Merixtell Falgueras demuestra en cada uno de sus libros, programas de televisión o cursos cómo el vino es parte de nuestra vida cotidiana. En su casa el vino es comercio, disfrute y pasión. 

Meritxell Falgueras: la enología divulgativa
Meritxell Falgueras: la enología divulgativa

¿Te imaginas un mundo sin vino?

En mi mundo no. Todo mi mundo es vino. Me crie en la tienda de vinos que mi familia tiene desde hace cinco generaciones, mi marido es la novena generación de una familia de viticultores y bodegueros, todos mis amigos están el mundo de la gastronomía... Sería un mundo al que le faltaría mirarse a los ojos para compartir botellas de sentimiento. 

¿Cómo está cambiando la manera de consumir el vino?

Siempre a mejor. La gente ya no quiere cualquier vino. El consumidor no es ningún mutilado sensorial, sabe lo que le gusta y lo que no y está aprendiendo cómo pedirlo.

¿Te fijas en la gente  que no disfruta del vino?

Sí pero no me parece grave. Me parece peor la gente que no disfruta de la vida.

¿Dónde se  bebe mejor, en Francia, Italia  o España?  ¿Realmente podríamos ver dónde se maltrata más al vino?

He vivido en los tres sitios y te tengo que decir que en los tres. Calidad-precio-placer, en España; para vinos increíbles adoro Francia. En Italia los vinos están pensados para comer con ellos.

Tengo un  billete de 5, 10, 20, 50 y 100 euros.  ¿Una recomendación por cada billete?

Me paso algun euro de más pero seguro que llevarás calderilla: el de 5, Laderas del Sequé (D.O. Alicante). El de 10, Can Feixes Negre Sel·lecció (D.O. Penedès). El de 20, un Mauro (Vino de la Tierra de Castilla y León).

El de 50, un Aalto (D.O. Ribera del Duero).

El de 100 (si lo compras en Primeur), Viña el Pisón de Artadi (D.O. La Rioja).

¿Se deja la gente aconsejar a la hora de comprar un vino?

Sí, y me encanta que se fíen de los sumilleres: es una gran responsabilidad pero un tremendo placer. Somos como los psicoanalistas del consumidor y los embajadores del vino.

¿Y se sabe vender?

Sí, cuando se pone la pasión antes que la cabeza.

¿Qué copas debo tener en casa?  ¡Obligadas!

Unas tipo Bordeaux y otras tipo tulipán para los espumosos.

¿Qué escritor refleja  mejor el alma del vino?

Baudelaire en su poema Las flores del mal.

¿Has usado el vino para seducir?

Sí, pero al final fue un vino el que me sedujo a mí. Conocí a mi marido a través de su vino, un Sangiovese que me enamoró.

¿En que te gustaría bañarte? ¿Tipo de uva?  ¿Dónde? ¿La enoterapia funciona? 

No sé si la vinoterapia funciona pero como diría Lorca, “me gustaría ser todo vino y beberme yo mismo”. Lo he probado con merlot y sienta de maravilla.

¿Hay una cierta labor de apostolado en tus libros y programas?

Lo que hago es auténtico. Amo el vino porque es mi vida y me encantaría que la gente bebiera mejor aunque sea menos, y que sintieran más placer al apreciar el vino que beben. Somos un país de viña, ¡nos tenemos que enamorar del paisaje!

¿Por qué el rosado tiene tan mala prensa?

Porque a la gente le gusta categorizar las cosas en blanco o negro. El rosado es un vino especial, los hay buenísimos, con maridajes muy versátiles... ¡Lo hemos de poner de moda!

Los famosos tienen  una extraña fascinación por el vino. ¿Por qué?

Porque en el vino hay tiempo, sol, tierra, carácter... todo embotellado. Es la manera más mundana de ser inmortal.

¿Te gustaría hacer tu propio vino o prefieres asesorar?

Prefiero asesorar, comunicar, formar. Soy muy insegura con las cosas técnicas, miro a mi marido cómo hace el vino en la bodega donde vivimos, Podere San Cristoforo en Maremma Toscana, y lo admiro por ello. Y sí, después me lo bebo y pienso que somos el mejor coupage.

¿Crees que se tiene claro un concepto de enoturismo en España?

He vivido en California y este año vuelvo a trabajar allí. Comparado con Napa Valley te diría que somos unos aprendices. Pero las comparaciones son odiosas… y es que eso parece DisneyWine. Te diré que cada vez lo hacemos mejor, que hay proyectos privados muy serios y que la gente está sedienta de sensaciones vínicas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba