Gourmet

Ponce, conquistador de la Manchuela

El Ponce que nos atañe sería más un reconquistador del viñedo olvidado, desaprovechado o maltratado en la vieja Manchuela, aunque  joven como denominación de origen. A medio camino entre Madrid y la costa levantina, varios viticultores supieron diferenciarse desde el primer momento de la que podríamos pensar su hermana mayor, La Mancha, aunque esta hermana más que mayor es gorda y con escasas virtudes en muchos casos.

Las Bodegas y Viñedos Ponce con sede en Iniesta (Cuenca) es dirigida por Juan Antonio Ponce, un joven enólogo que ha buscado un camino entre lo moderno -en su mejor sentido- y lo tradicional con ayuda de su padre, conocedor de las viejas técnicas de vinificación y cultivo.

Sus vinos poseen una gran personalidad, limpieza y claridad.

Respetando variedades autóctonas como la Bobal, Moravia, Garnacha y Albillo de Manchuela para su Blanco Reto, beneficiándose de una zona donde la vid sanitariamente sufre poco por lo benigno del clima. Juan Antonio tiene las cosas muy claras, saca el mayor provecho de lo que la naturaleza y el buen trabajo con las menores intervenciones posibles puede dar el viñedo. Todo eso da a sus vinos gran personalidad, limpieza, claridad, aunque a veces con la rusticidad y austeridad que dan las uvas de la zona.

La Buena Pinta es uno de los vinos tintos que Bodegas y Viñedos Ponce saca al mercado, y lo que más llama la atención es por estar elaborado con una de las uvas más desconocidas de la zona, Moravia Agria, uva por la que no daban ni un duro los paisanos, y de la que Juan Antonio ha sacado lo mejor. Un vino muy particular y arriesgado, no indicado para los que se inician en este mundo. Pero no se asusten, simplemente que el vino -aun siendo tinto- tiene poco color.

Este vino dentro de su sencillez y ligereza es francamente interesante.

En nariz tiene notas verdes, agrias o más bien amargas, pero con un fondo sutil de fruta bien madurada y muy terrenal. Huele a esa tierra seca manchega unida a las notas verdes del junco verde. En boca puede parecer ligero ya que la uva no ha sido extraída o sobremadurada, o es posible que esto es lo que da de sí esta variedad, el caso es que el vino dentro de su sencillez y ligereza es francamente interesante.Es sabroso, aunque la sensación de acidez no es alta, por lo que nos hace pensar en buena viña y buen suelo, ya que eso no se consigue fácilmente. Otro buen vino de sed, se bebe sin complicaciones y para eso hay muchos momentos al día que solo necesitamos algo sencillo que nos haga disfrutar de la vida.

Aunque este vino sí tiene la personalidad de los vinos de Ponce, no es comparable con el resto de sus vinos tintos, ya que en los demás la uva que predomina es la Bobal. También hace años la Bobal tenía fama de uva ruda y basta, pero gente como Juan Antonio y otros tantos jóvenes bodegueros en Manchuela y Utiel-Requena de donde es originaria, están elaborando vinos muy interesantes.

Todos sus variedades son merecedoras de nuestra atención.

Los vinos de la Bodega Ponce además del Buena Pinta son Clos Lojen, uno de los vinos con relación calidad-precio del mercado -unos 7 euros-, La Casilla, un vino de varias fincas; P.F., Bobal de viñas en Pie Franco; La Casilla Estrecha, vino de una sola finca de 1,2 hectáreas, con la mejor Bobal de viñas viejas; Pino, otro vino de finca, con una altura de casi 900 metros.; y otra joya, en este caso un vino blanco, es su vino Reto, con uva Albilla, un vino que nada más salir al mercado ya tuvo unas críticas magníficas -bien merecidas- y que en su añada 2013 es un bombazo de vino agotado en todas las tiendas. Todos sus vinos son merecedores de nuestra atención.

Ya saben, pregunten en vuestras tiendas del barrio o especializadas, les estarán esperando con los brazos abiertos.

Vino Buena pinta

Uva: Moravia

Bodega: Bodegas y Viñedos Ponce

Origen: D.O. Manchuela

Precio: 12 euros


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba