Gourmet

14 frizzantes para refrescar tu verano

Los vinos frizzantes vienen pisando fuerte este verano. Muchas bodegas han sabido ver el potencial de esta bebida muy adecuada para la época estival por su baja graduación y su frescor, y por ello se han lanzado de cabeza a su elaboración. 

El frizzante es un tipo de vino que contiene anhídrido carbónico. Este gas puede aparecer de manera natural durante el proceso de fermentación alcohólica del vino o puede añadirse de manera artificial antes de ser embotellado. Es, además, el responsable de esa sensación de cosquilleo en la lengua que se tiene al beber cualquier frizzante.

Estos vinos, que se caracterizan por su sabor dulce y afrutado, suelen elaborarse con uvas de la variedad verdejo o souvignon blanc, si son blancos, o con uva tempranillo si son rosados. A pesar de que esto es lo más habitual, podemos encontrar frizzantes elaborados con otras variedades de uva como por ejemplo la uva moscato.

Los frizzantes tienen una graduación muy baja – no suelen pasar de los 5 o 6 grados – y son unos vinos muy adecuados para el verano por su sabor refrescante. Además, deben tomarse muy fríos lo que los convierte en el acompañamiento perfecto para cualquier aperitivo o una cena ligera.

Frizzantes de variedad verdejo y tempranillo

La Bodega Hijos de Alberto, con 350 años de antigüedad, ha sido una de las que ha apostado por este tipo de vinos con dos variedades: el Finca Valdemoya Frizzante Verdejo y el Frizzante Tempranillo. El primero, elaborado con uvas de la variedad verdejo, es un vino muy fresco y estructurado con notas frutales. La versión rosada, elaborada con uvas de la variedad tempranillo, tiene notas de fresa en nariz y un sabor muy dulce y suave. Ambos frizzantes son vinos muy adecuados para acompañar aperitivos, arroces, mariscos y carnes blancas.

La bodega castellanoleonesa Cuatro Rayas se estrenó en la elaboración de frizzante con Dolce Bianco. Este vino de 8 grados, elaborado con uva verdejo, tiene un intenso aroma frutal y es goloso y refrescante al paladar, lo que lo convierte en un vino ideal para aperitivos y postres. Cuatro Rayas, además, se ha animado a crear una nueva variedad de este tipo de vinos, Dolce Rosato, un frizzante elaborado con uva tempranillo. Este rosado, al igual que su hermano mayor, es ideal para acompañar cualquier aperitivo gracias a su sabor afrutado y fresco.

DiWine Verdejo Frizzante es la apuesta más fresca del grupo Valdecueva. Este vino tiene un color amarillo verdoso y aromas a flores blancas y frutas verdes en nariz. Su alto contenido en azúcar hace que este frizzante tenga un agradable sabor dulce, muy equilibrado con su acidez, lo que lo convierte en el acompañamiento ideal de aperitivos, quesos y pastas.

El tinto más especial

El grupo Yllera elabora el Distinto frizzante, un vino con uva tempranillo que conserva el color cereza que aporta esta variedad. En nariz tiene aromas a frutas rojas y a gominolas lo que se trasmite en boca con sabores dulces, agradables y refrescantes pero sin ser empalagoso. Este vino marida con postres no muy dulces o con cualquier aperitivo.

El mismo grupo también elabora dos variedades más de frizzantes y coinciden en graduación con el distinto frizzante: 5,5 grados. Verdejo frizzante se elabora solo con variedad verdejo, tiene un color amarillo brillante y aromas a manzana verde, florales y notas cítricas. En boca su acidez aporta frescura en equilibrio con sus notas dulces. La variedad Rosé Frizzante es un coupage de Tempranillo y verdejo. Al igual que la variedad elaborada con verdejo, tiene un sabor dulce y ácido muy equilibrado aunque en nariz se perciben aromas a frutas del bosque y a frutas tropicales. En ambos casos, son vinos muy adecuados para aperitivos o con postres de frutas y chocolate.

Win 5.0 Verdejo y Rosé Frizzante son las propuestas más veraniegas de las bodegas del grupo Matarromera. Verdejo frizzante es un coupage de uva souvignon blanc y verdejo. Este tiene una dulzura natural muy equilibrada con la acidez característica de los vinos elaborados con esta variedad de uva. Así apreciamos aromas de manzana verde y florales que se mezclan con otros de frutas tropicales. Su versión rosada es un coupage de tempranillo con verdejo. Este vino presenta aromas a frutas rojas, a melocotón y tiene toques florales a lavanda. En boca tiene un sabor muy refrescante con un equilibrio perfecto entre su acidez y su dulzor. En ambos casos son vinos cuya graduación es de 5 grados, y los convierte en vinos ideales para tomarse en cualquier momento del día acompañando a un aperitivo.

Cordoníu se moderniza

El Grupo Cordorníu también cuenta con varias propuestas dentro de este tipo de vinos. Esta casa, conocida principalmente por sus cavas, creó hace pocos meses CordoNew, una nueva marca con la que buscan atraer un público más joven. Dentro de esta nueva firma lanzaron Frizz 5.5 Verdejo y Albariño, dos frizzantes de baja graduación – 5,5 grados- pensados para acompañar aperitivos muy mediterráneos: marisco, tapas, arroces o pasta. La versión elaborada con verdejo destaca por sus aromas a manzana verde, bergamota o ginesta y su sabor fresco y afrutado en boca. En la variedad elaborada con albariño se descubren aromas a frutas de hueso y notas cítricas. Presenta además un sabor afrutado y agradable en boca.

Las bodegas Peñascal han unido su tradición vinícola centenaria a esta nueva tendencia de vinos frescos y de baja graduación con dos frizzantes. El vino elaborado con uvas de variedad verdejo presenta aromas a frutas blancas y flores como el azahar en nariz y un sabor goloso y refrescante en boca. El rosado elaborado con tempranillo tiene aromas a frutas rojas y caramelos y un sabor fresco a frutas de hueso, como el albaricoque, o a frutos rojos. Ambos vinos, cuya graduación es de 5,5 grados, son muy adecuados para acompañar cualquier plato ligero como  ensaladas, marisco o sushi. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba