Gourmet

Vidonia: un blanco tinerfeño con seguro de sol

La gente sabe que hay vinos en Canarias, aunque no son populares, y seguramente no tiene claro cuales son las Islas de donde salen, y menos de que hay vida inteligente fuera de los dulces o blancos afrutados. Pero no se preocupen, a los propios canarios les pasa. El descontrol en las denominaciones de origen –hasta 5 solo en la isla de Tenerife– puede resultar confuso así que en esta ocasión nos centraremos en los vinos de una de las bodegas la D.O. Valle de La Orotava

SueRtes del Marqués, la bodega que nos lleva a escribir estas líneas, fue creada en 2006 con el impulso del inquieto Jonatan García, que paso a paso ha sabido encontrar una línea de trabajo en sus vinos gracias a un concienzudo trabajo previo: conocer el terreno, conocer el clima, las variedades, su adaptación a cada uno de estos factores y luego sacar lo mejor de ellas en bodega. Sin ese esfuerzo anterior a la plantación no es posible hacer buenos vinos. Cierto, en ocasiones hay grandes vinos que nacen por pura casualidad, pero eso no suele pasar.

En la bodega hay variedades llegadas de la península, algunas de ellas portuguesas, que se han adaptado a la zona.

Aquí pluviometría hay la justa, el suelo es volcánico a cuanta más altura (a unos 700 metros) y más arcilloso cuanto más abajo del valle, llegando a los 300 metros. La bodega está situada en la ladera del septentrional valle de La Orotava. Gracias a su orientación Norte, los vientos alisios dejan su mochila en forma de boina de nubes que allí llaman panza de burroy que hace a la zona ser bastante más fresca que la costa. Aunque aporta un microclima benigno, esta característica climatológica también puede traer problemas de humedad para la viña y la uva, por lo que hay que estar muy encima de la planta y utilizar los medios que sean necesarios. En este caso la bodega y su enólogo, Roberto Santana, utilizan lo menos posible el azufre, ayudándose más de preparados naturales. 

En la bodega hay variedades llegadas de la península que se han adaptado a la zona. Algunas de ellas llegaron de la mano de los portugueses que participaron en la conquista castellana y que dejaron su legado en forma de variedades de uva, así como en ciertas palabras en el lenguaje vinícola. La finca donde se encuentra la bodega posee diferentes parcelas bien definidas por los diferentes suelos, orientaciones, variedades plantadas y edad del viñedo. Y tienen repartidas desde Listán Negro, Baboso Negro, Tintilla, Listán Blanco, Pedro Ximénez, Baboso Blanco, Gual, Vijariego, Verdello, y otras más que forman un vidueño de gran personalidad isleña.

Blancos y tintos

Conjugando esas variedades de terrenos con las de las uvas, la bodega vio claro desde el principio que se deberían apreciar esas diferencias y por tanto disponen una gama de diferentes vinos: por un lado un tinto básico,7 Fuentes, de una excelente calidad-precio y que es el único que lleva uva de otras parcelas no propias, pero en la que controlan su cultivo. Además, otros tintos de finca son La Solana, El Esquilón, El Ciruelo, Candio y Los Pasitos. Vinos cada uno con una característica diferenciada por cómo se comporta la uva en cada finca.El más diferente de ellos es quizá Los Pasitos, ya que este solo lleva uva Baboso Negro. Los demás, en su mayor porcentaje, llevan Listán Negro con otras variedades como Tintilla y otras del vidueño de La Orotava. Tomen nota de esta variedad, Baboso Negro. Ya estaba dando buenos vinos, pero le faltaba un empujoncito para dar el salto a la máxima calidad y reconocimiento.

Vidonia es un blanco que dará de qué hablar.

Por otro lado está el básico blanco, llamado Trenzado por el método de conducción de la vid en aquella zona (largas varas a modo de rastas de varios metros de conducción que tenían su razón de ser antiguamente y que aún se mantienen por la calidad de uva que dan). Este Trenzado es un vino blanco con barrica, de gran potencia de guarda debido a su acidez y contenido de materia. Así es también su hermano mayor, Vidonia. Más concentración, más acidez y poder de envejecimiento, un vino para sorprender a cualquier amante de los blancos complejos y sin complejos.

Era complicado escoger un vino solo para hablar de él, ya que todos están exquisitos y son recomendables, pero nos hemos decidido por el blanco Vidonia, que puede dar de qué hablar. Su paso por barrica le ha conferido un color dorado de gran brillo. En nariz es un espectáculo de aromas intensos y complejos, fruta blanca horneada, hinojo tostado, punzante mineralidad que con inexplicable recuerdo nos lleva a los vinos con flor de Jerez o el Jura. Complejo y desconcertante para los que les gusta la cata a ciegas. En boca es amplio, largo y redondo, sabroso al máximo por su excelente acidez y sensación salina que nos vuelve a retrotraer a una manzanilla vieja. Envolvente y permanente en su paso lento por la boca. Aun tiene aromas de barrica que no molestan pero que en 2 o 3 años serán una cosa del pasado y que solo habrán dejado su mejor legado. Un escándalo de vino que más quisieran grandes o conocidas bodegas de España u otros países.

FICHA

Vino: Vidonia 2012

Uva: Listan Blanco, Marmajuelo, Vijariego Blanco, Gual

Bodega: Suertes del Marqués

Webwww.suertesdelmarques.com

Origen: D.O. Valle de la Orotava   

Precio: 25 €


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba