Gourmet

Barbazul Blanco 2012: exitosa aventura gaditana

Cual ‘château’ francés, con la bodega rodeada de viñedo, Huerta de Albalá es un original proyecto que se instaló en tierras gaditanas hace ya trece años. Si bien es cierto que su osadía animó a otros a elaborar diferente, fue Vicente Taberner quien, desde Arcos de la Frontera, apostó en exclusiva por hacer vinos tranquilos en una tierra, la andaluza, asociada en el imaginario colectivo principalmente a los generosos (finos, manzanillas, dulces...).

Taberner, su apasionado e imparable propietario, con esa idea e ilusión en la cabeza, llegó a Arcos atraído por la orografía del lugar, las propiedades de los suelos en los que están plantadas sus viñas y el microclima del que disfrutan. Una vez elegida la ubicación, adquirió las 91 hectáreas que conforman la finca para, y en 75 de ellas plantó variedades tintas francesas (merlot, syrah, cabernet sauvignon) acompañadas por un pequeño porcentaje de la autóctona tintilla de Rota.

Una vez seleccionados los ingredientes, transcurrido el tiempo necesario, además de mucho trabajo y dedicación, comienzan a nacer sus diferentes etiquetas de la mano de Milagros Viñegra, enóloga de la casa. Barbazul y Barbarosa, sustituido desde la añada 2012 por Barbazul Rosado, son las dos más populares, seguidas de Taberner y Taberner nº 1, el vino top de Huerta de Albalá. Dos vinos, estos últimos, apoyados mayoritariamente en la syrah (por como se adapta y madura en el terruño gaditano) que complementan con merlot y cabernet. En esta casa, además, el trabajo con las barricas es muy importante, un tema que Taberner conoce muy bien. Las suyas, todas francesas y de tostado medio plus.

Con una gama de tintos bien asentada, este año ha dado un paso más apostando por un vino blanco y sacando al mercado la primera añada de su nueva elaboración, Barbazul Blanco, un monovarietal de chardonnay procedente de los otros viñedos que Taberner tiene en Jerez, Pago Balbaina (antigua propiedad de Osborne). Etiquetado, al igual que sus hermanos, como Vino de la Tierra de Cádiz, sale con la añada 2012 como un blanco sin madera que resulta untuoso, frutal y aromático, amable en la boca, fresco, con notas cítricas y de hierbas aromáticas. Un vino gustoso, apetecible, y muestra de lo mucho y distinto que puede ofrecer la viña en Andalucía.

FICHA

Nombre. Barbazul blanco

Añada. 2012

Bodega. Huerta de Albalá

Origen. Vino de la Tierra de Cádiz

Tipo de uva. Chardonnay

Web. www.huertadealbala.com

Precio aprox. 7,75 euros


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba