Gourmet

Del morteruelo a las bravas, 8 sitios para tapear en Cuenca

Es pensar en Cuenca y venirnos a la mente una cocina consistente de esas que ayudan a resistir el duro clima manchego y que poco o nada apetece ahora mismo en nuestra mesa. Carne de caza, sobre todo perdiz, es la base de platos típicos como el morteruelo, aunque carnes como el cordero también encuentran su sitio en la cocina conquense entre migas y calderetas. Manjares que no maridan bien con los ‘calores’ y que es mejor dejar de lado hasta el próximo invierno para disfrutar de la cara más refrescante y divertida de la ciudad… ¡Nos vamos de tapeo!

En lo que a tapas se refiere Cuenca es una ciudad que sabe lo que se hace. La zona preferida por los jóvenes es la céntrica y peatonal Calle San Francisco, situada en la parte nueva de la ciudad,  la República Argentina y Calle Colón, la zona de la Estación y la "U" y la zona de Villa Román. Para quienes prefieren un ambiente más castizo nada como moverse por el Casco Antiguo y los aledaños de la Plaza Mayor.

Comenzamos la Ruta con un clásico destacado en todas las guías de viaje, La Bodeguilla de Basilio (C/ Fray Luis de León, 3). Su decoración rústica y sobre todo, sus generosas tapas de patatas a lo pobre con huevos de corral o chuletillas de lechal asadas con sarmiento y romero, lo convierten en el sitio más concurrido de la parte nueva y quizá de toda la ciudad. Los precios de las consumiciones son algo más elevadas que en otros locales pero no tanto como para dejar de ser de obligada visita.

Junto a la calle Colón encontramos El Timbal (C/Princesa Zaida, 13), donde es obligado probar uno de sus famosos timbales: montañas de patatas fritas con huevos y jamón. En la Avda. Repúbica Argentina hacemos dos paradas, en el número 5 para entrar en el Boni-Bol, una cervecería salsería donde se puede cenar a horas intempestivas en un ambiente juvenil y con precios económicos. Y en el número 16, Coffee Soho Lounge, un local moderno con alta cocina a buen precio donde destacan sus setas al roquefort.

Si nuestra escapada la hacemos en tren o autobús, el sitio perfecto para comer será la Cervecería Barbacoa Heidelberg (C/ Mariano Catalina, 1). Situada a pocos metros de ambas estaciones es un lugar perfecto para tapear o disfrutar de la mejor carne a la parrilla acompañada por patatas asadas. Raciones generosas a precios que sacan la sonrisa y una amplia oferta de platos sin gluten para que los celíacos disfruten como el que más.

En la Avda. Reyes Católicos 15, frente a la plaza de Toros, encontramos el Bar Pelusa, perfecto para quienes disfrutan de una caña bien tirada para acompañar las tapas o sus numerosos pinchos. Pero si las tapas saben a poco y nos atrevemos con la contundente cocina conquense en su totalidad, una buena opción es andar unos metros hasta el número 20 de la calle y entrar en el Mesón El Tormo. Además de tapearse muy bien, se puede disfrutar de la mejor carne, chorizos y morcillas cocinadas ante nosotros en su parrilla o de platos tradicionales como el morteruelo o el ajoarriero sin dañar el bolsillo y cerrando la jornada con excelentes postres caseros. O en La Ponderosa (c/ San Francisco, 20) si contamos con un presupuesto algo más holgado para disfrutar de platos tradicionales y raciones variadas acompañadas de buen vino.

Y así podríamos enumerar decenas de sitios más porque en Cuenca se tapea bien en casi todos sus bares. Lo mejor es acercarse a comprobarlo uno mismo y que cada uno complete esta lista con los que más le hayan gustado. Nosotros sólo tentamos… vosotros lo disfrutáis. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba