Gourmet

Salia 2009, predicando con el ejemplo

Tengo claro que el vino es como las personas. Gusta o no gusta, te caen bien o no. Por eso entiendo cómo algunas personas proyectan su personalidad en lo que hacen cada día. El periodista Víctor de la Serna es una de esas personas y transmite en sus aficiones muchas de sus manías, gustos y creencias. Para lo bueno y para lo malo, Víctor es como es. Por suerte, a su edad ya se permite hacer la mayoría de las veces lo que le da la gana, sin perder los modales de “niño” bien educado y con idiomas, que siempre es un valor añadido.

Salia 2009, predicando con el ejemplo
Salia 2009, predicando con el ejemplo

Así se entiende como en poco más de como en 15 años Finca Sandoval se ha convertido en uno de los experimentos más interesantes en la D.O. de la Manchuela. A la base de unas 11 hectáreas de syrah que quieren cantar la marsellesa y un pequeño terreno de touriga nacional que se anima a ritmo de fado, se han unido unas 15 hectáreas de viejas cepas de las castas más propias de la zona, como la bobal y una buena colección de garnachas.

¿El resultado? Con estas parcelas desperdigadas por toda Cuenca y Albacete, y con más kilómetros en su coche que un vendedor ambulante, este bodeguero demuestra que “el vino no es de autor, que el vino se hace con uvas”. De su catálogo de productos sería fácil hablar de su Finca Sandoval, siempre excelente y justificando el precio, cercano a los 23 euros. Sin embargo, la vida está hecha de pequeños placeres, que se deben permitir todos los bolsillos, y en este caso también existe el hermano humilde de la familia: el Salia.

Su mezcla de syrah, garnacha y garnacha tintorera le permite quedar siempre alrededor de los 12 euros y aparecer en las mesas con rumbosa generosidad. La primera copa que se bebe siempre genera emociones. Es un vino poderoso y con personalidad, que no deja indiferente. Aunque no se sea un experto, es fácil detectar esa poderosa corriente de frutas negras, de toffees y minerales. Uno quiere ver la prolongación de esos inviernos duros y recios, de pelliza y chimenea, que luego se convierten en veranos de trilla y cosecha.

Cada cosa tiene su momento y cada vino su temperatura y el Salia es un buen ejemplo. Por encima de 17 o 18 grados se vuelve más difícil. A 15, delicioso. Así es Víctor y así es su vino, que nos sirve para acompañar unas migas de pastor cuando el otoño pone dorados los bosques cercanos a las Hoces del Cabriel, o para una cena romántica frente al torreón del castillo de Alarcón. Todas las carnes ayudan al desarrollo de este vino moderno. Si eres cocinitas, prepara unos solomillos de cerdo ibérico con una generosa base de compota de manzana o con ciruelas y orejones. ¡Éxito seguro!

FICHA

Categoría: Vino

Nombre: Salia 2009

Bodega: Finca Sandoval

Origen: D.O. Manchuela

Variedades: Syrah, Garnacha y Garnacha Tinta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba