Gourmet

Casa Benigna: un laboratorio de sabores

Hay algo deliciosamente anacrónico en el restaurante de Norberto y su familia, algo que hace de este un local maravilloso. Su ambiente de barraca barroca, su cocina acristalada vigilando la sala, su manera de entender el I+D de los fogones y las tertulias para arreglar el mundo de sus clientes hacen de Casa Benigna un lugar que siempre aporta algo nuevo a nuestro paladar.

Hay dos personajes que siempre nos van a llamar la atención. La madre, Carmen, parece que ya ha decidido asumir su nuevo nombre, porque casi todo el mundo piensa que se llama Benigna. Por su parte, Norberto Jorge sigue siendo un gurú de los alimentos. Hace unos años adoctrinaba a sus clientes con las S+S+S. No era ningún código secreto, ni la fórmula de un nuevo equipo de diseño danés. Simplemente eran sus planteamientos gastronómicos: Suculencia, Sostenibilidad y Salud. Algo tan básico pero a la vez tan difícil de conseguir.

Por eso hay que verle ahumar el salmón para sus clientes en Valdemorillo, seleccionar su arroz con los productores de Calasparra o poner en marcha un proyecto de agricultura ecológica en Segovia. Pasan los años y su mente sigue siendo un extraño laboratorio. Hoy supervisan su nueva producción de aceto di Modena, que elabora en colaboración con Francesco Rianzzi, y mañana llegan las nueva pruebas de sus patellas, hechas en Estados Unidos, con un composición de siete metales diferentes, que incluyen el titanio. ¿Titanio? Sí, titanio, para poder conseguir unos sabores más puros.

Este es el lugar perfecto para probar esos arroces secos a la valenciana, preparados, cocinados y servidos en patella en el centro de la mesa. No sólo ofrece unos sabores más intensos, sino que está permitido a celiacos y a personas no tolerantes a la lactosa. La gastrodieta está pensada para disfrutar.

Un tomate con bacalao todavía sorprende, aunque el ahumado casero es el favorito de los clientes más fieles. ¿No quieres arroz? Pues su fideuá con productos de mar trae aquí mucha celebrity. ¿Un favorito? Pues la patella de la huerta con soja germinada, donde uno tiene la sensación de comerse un pedazo del campo valenciano en el corazón de Madrid. Sólo hay que guardar un hueco para su sorbete de fresas con balsámico.

FICHA

Nombre: Casa Benigna

Dirección: Calle Benigno Soto 9

Teléfono: 91 413 33 56 - 91 416 93 57

Código postal: 28002

Ubicación: Madrid

Web:casa-benigna.com


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba