Gourmet

Una pimienta ‘muy puta’ y otros manjares de La Gomera

En la parte occidental de las Islas Canarias encontramos La Gomera, una pequeña isla que encierra rincones mágicos y, además, cuenta con una de las ofertas gastronómicas más interesantes del archipiélago. Delicias como el almogrote o la miel de palma forman parte de los sabores más característicos de la isla y dan a su cocina un carácter particular.

Con un paisaje dominado por las montañas y las terrazas, un método de cultivo típico de la zona, La Gomera se ha convertido en un lugar de peregrinaje para todos aquellos que desean disfrutar de unas vacaciones de playa tranquilas y rodeados de naturaleza. Además de rincones tan impresionantes como el Parque Nacional de Garajonay, la isla ha destacado también por su característica gastronomía con platos y alimentos autóctonos muy apreciados.

La miel de palma

La Gomera cuenta con la mayor población natural de palmera canaria del mundo. Los gomeros lo aprovechan todo de este árbol: desde sus hojas, para hacer productos de artesanía, hasta la savia, o guarapo, que corre por su interior. Gracias al cocinado de este líquido se consigue la miel de palma, un jarabe rojizo y denso que emplean para elaborar o acompañar postres, como la leche asada o el quesillo, hasta cócteles.

A pesar de que este exquisito producto se conoce en todo el mundo con esta denominación, una normativa europea ha obligado a los gomeros a cambiar su nombre por sirope de palma ya que solo se puede denominar miel a los productos que producen las abejas. A pesar de ello los guaraperos, nombre con el que se conoce a sus productores, están intentando proteger legalmente esta denominación, cuya pérdida podría afectar a las pequeñas empresas que se encargan de su comercialización en la isla.

Almogrote, patrimonio gomero

El almogrote se ha convertido en uno de los grandes exponentes de la gastronomía canaria. Este producto, utilizado para untar en pan o en las papas, es una pasta que se hace con queso de cabra ahumado y muy curado, muy típico de la zona, ajo, aceite de oliva y pimienta 'puta de la madre', nombre con el que los lugareños llaman a la pimienta roja que se utiliza para preparlo, que, como habrán podido adivinar, deja huella por su picante sabor. La mezcla de todo da como resultado una especie de paté de color anaranjado y un sabor muy intenso.

Vinos con denominación de origen propia

La Gomera cuenta con una orografía muy característica. Sus habitantes han tenido que pelear con sus montañas para poder crear cultivos que les permitieran subsistir. Su solución fue el cultivo en terrazas, unos bancales que crean una especie de escaleras que permiten ampliar la superficie de cultivo de los productos más variados, entre ellos la vid.

Los gomeros han creado así sus propios vinos que tienen su propia denominación de origen desde el año 2003. A pesar de que el cultivo de la vid se remonta a la llegada de los primeros europeos a la isla, no fue hasta el siglo XVII cuando su cultivo alcanzó su gran auge, principalmente de la variedad de uva forastera blanca, o forastera gomera, que representa el 85% de la superficie total cultivada.

En la Gomera se elaboran tres tipos de vinos principalmente: el vino blanco seco, con aromas frutales y un sabor en boca fresco y equilibrado, el tinto joven, de color rojo cereza brillante y ligero y agradable en boca, y el blanco barrica, con toques tostados y un sabor ligero y agradable.

Potaje de berros

Otro de los platos más característicos de La Gomera es el potaje de berros, una sopa muy contundente y nutritiva. Suele acompañarse con gofio, una mezcla de harinas de diversos cereales muy típica de todas las Islas Canarias. Su ingredientes pueden variar, aunque el principal siempre son los berros, una planta acuática, o semi acuática, que se cultiva en la zona. Además, entre sus ingredientes encontramos también las patatas, el maíz o las judías y es frecuente que se acompañe también con trozos de costilla de cerdo.

El potaje de berros es uno de los platos que nunca falta en las cartas de los restaurantes gomeros aunque existe un humilde establecimiento donde es posible degustarlo de la manera más tradicional. Este lugar es el restaurante La Montaña, regentado por Efigenia Borges, un local que ha logrado encandilar hasta la mismísima Angela Merkel. Borges fundó su establecimiento hace más de 50 años y desde entonces se ha convertido en una de las grandes defensoras de la gastronomía y la cultura gomera.

Dulces gomeros

Los dulces fabricados en La Gomera se caracterizan por su elaboración artesanal y su calidad. Los más típicos son las galletas y los bizcochos, como los rosquetes, los morones, la torta de cuajada, las tortas de leche, la leche asada o las galletas burras.

Chinegua, autodate y el mojo

Pensar en las Islas Canarias es pensar en las papas arrugadas con mojo. Aunque su origen no reside en La Gomera, es una de las especialidades que acompaña cualquier comida. Las patatas utilizadas con más frecuencia en la isla para preparar este riquísimo aperitivo son las chinegua y las autodate, que tienen una curiosa historia. Sus nombres son la adaptación de sus nombres originales en inglés: King Edward y Out of date. Los gomeros adaptaron el nombre del tubérculo de tal manera que actualmente chinegua, o quinegua, y autodate se han establecido como los nombres que utilizan para comprarlas en cualquier establecimiento.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba