Gourmet

Bares de marineros: entre el mito y la juerga

El tópico tiene su precio. La vida del navegante es dura. Siempre de puerto en puerto y ciudad en ciudad. La soledad puede hacer aparición en cualquier momento. Necesitamos un ‘faro’ que guíe nuestros pasos y los de nuestra tripulación, que nos reciba con los brazos abiertos sea cual sea nuestra nacionalidad o color, y eso lo encontramos en los bares de las ciudades portuarias. Un bar es vida, recuerdos, experiencias y alguna que otra tormenta de más para recuperar el placer de un buen trago. Lugares míticos para lobos de mar o grumetes sin complejos; acogedores y en algunos casos hasta legendarios, cada uno con su propia historia que contar. ¡Otro trago!

 Zur Kogge

A lo largo de más de cien años de historia este lugar mítico ha sobrevivido a incendios, bombardeos y hasta varios cambios de nombre, por no hablar de la decadencia y resurgir de la industria naviera alemana, pero ha todo ha sobrevivido y el concepto original permanece. Es difícil deshacerse de los viejos hábitos, y al fin y al cabo, las juergas y borracheras marineras en la zona eran muy anteriores a su fundación, dicen que en 1856.

Reconstruido de sus cenizas varias veces, inasequible al desaliento, decir que la decoración del Zur Kogge es abigarrada es poco. En sus dos pisos podemos degustar también varios de sus platos, en los que el arengue juega un papel principal. La cerveza de la ciudad es excelente. (Wokrenter Strasse, 27. 18055 -Rostock- Alemania).

Peter Cafe Sport

En Faial, de las Azores, nos encontramos con otro de los bastiones de la vida no sólo de la ciudad de Horta, sino de todo el archipiélago. El café de Peter es un local familiar convertido en todo un motivo turístico por sí mismo, perfectamente insertado en la vida cultural y ociosa del país, cuya evolución ha contemplado desde hace más de un siglo.

Visitado por reyes y altos mandatarios, este pequeño local eternamente abarrotado y decorado con imágenes del pasado ballenero de la ciudad ha recibido la bendición apostólica del Papa Juan Pablo II, pero nos acogerá con los brazos abiertos sea cual sea nuestra religión. La carta no se limita precisamente a cerveza, y en ella destacan los legendarios gin-tonics, todo a muy buen precio. 

Hasta los que se marean en un crucero, se hacen una foto en la puerta, como si hubieran cruzado el Atlántico en solitario. (Passeio Marítimo de Oeiras - Marina de Oeiras - Bloco A - 2780-000 -Oeira- Portugal).

One Bar

Situado a la entrada del puerto, marineros y cosacos coinciden en el One Bar de Lanzarote antes de lanzarse al Atlántico. Se trata de un local decorado con motivos marineros pero que es mucho más que un típico chiringuito de playa. El One Bar de Marina Rubicon es el primero que abre y el último que cierra en el lugar, todo el mundo lo sabe allí, y en él todo parece sacado de un relajante sueño: bonitas vistas al mar, música incluso en la terraza y el amor que desprenden sus gin-tonics.

Regentado por José María, está hecho para dejarnos llevar, ya sea por el placer de un buen libro como del baile, y no concibe otra manera de vivir que esa. Recientemente, reconocido como el mejor marinero del mundo. (Marina Rubicon,35570, Playa Blanca -Lanzarote- España).

Soggy Dollar

Navegar en estas islas tiene algo iniciático. Un lugar para ver y ser visto. De esos que se presume, porque pocas veces vamos a tener la suerte de pedir una cerveza en su barra. Estamos ante la imagen viva del paraíso: ambiente tropical de palmeras, arena blanca y aguas turquesa, un mundo relajado e idílico alejado del mundanal ruido. 

No podemos olvidar hacer una parada aquí y tomar unos cócteles, a base de ron moreno mientras se juega a enganchar el anillo en el gancho, se charla embelesado por el paisaje o, si eres miembro vip, se descansa en una hamaca. Eso sí, no se trata de un lugar íntimo, sino una localización para piratas: la fiesta, el baile y el juego toman el lugar sobre todo por la noche, lo que no impide que sea un sitio tranquilo y de buen ambiente, ideal para descubrir la amabilidad de la gente de mar. Avisamos de que el relax total del Soggy Dollar es muy popular, por lo que hay que ir con tiempo para coger sitio. (White Bay, 02657 -Jost Van Dyke- British Virgin Island).

IYAC

Newport es Newport. Para la costa este de EE.UU. es el sitio. Son las iniciales del International Yacht & Atheletic Club, pero podría ser también una marca de ropa… Un lugar con clase, donde hay que ir con zapatos sin calcetines y algún corte en las manos. Aquí paran marineros con mucho estilo y un punto de arrogancia… que es lo que hace falta para conseguir un Martini en su barra en temporada alta, que es casi siempre.

Lobo de mar o grumete, tanto da, se sentirán como en casa en este bar marinero, ubicado estratégicamente en uno de los puertos marineros oficiales del país, un núcleo ballenero que nos sumerge en el utillaje de esta pingüe industria. Antigua parada vacacional de familias bien estadounidenses, sus calles nos permiten recuperar parte del romántico sueño americano, con resorts vacacionales, clubs exclusivos, hoteles de lujo y mucho aspirante a famoso. (536 Thames St, Newport -Rhode Island- Unietd States).

Saint Maarten Yacht Club

 Da igual el nombre. San Martin, St. Martins, Saint Martin, o Sint Maarten. Un lugar medio francés, medio holandés; pero ante todo un lugar internacional. Lugar obligado para los amantes de los barcos, ya que está en pleno muelle de Saint Maarteen donde numerosas embarcaciones de diferentes tipo, especialmente yates y veleros, así como parte de la flota de la escuela de regatas del club, aparcan sus cascos.

Es un lujo ver esos barcos que parecen no tener fin… Clásicos deportivos o de recreo. Aquí todo el mundo es bien recibido. Mirar a los barcos fondeados bajo la línea de horizonte es una de las más bellas películas que puede tener un viajero en su lista de deseos. En invierno, la luz emborracha, y mientras nos sirven cervezas casi congeladas con comidas ligeras pero sabrosas (se recomiendan los brunch) y compartimos experiencias con otros navegantes.

No obstante, aquí no podemos pisar la arena ni de lejos. Deliciosos combinados con zumos tropicales y los mejores Bloody Mary’s del Caribe. (Simpson Bay Bridge -Simpson Bay- Saint Maarten).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba