Gourmet

Diez tortillas de patatas y un solo dios verdadero

La tortilla de patatas está por encima de cualquier corriente intelectual. Es un producto tan polivalente que decora cualquier barra de bar. En cada barrio se tiene un referente; en cada ciudad, un estilo. Se puede encontrar cerca de una catedral o a la afueras de una mezquita… Todos pueden disfrutar de un producto que siempre hace amigos.

Sagartoki (C/ Prado, 18. Vitoria-Gasteiz, 945 261750)

Senén González ha llevado la tortilla al laboratorio. Sus tortillas son una continua prueba de ensayo y mejora. Siempre algo nuevo, una sorpresa y un reclamo. Dice la receta y los componentes, pero da igual, porque nunca se lograr dar el toque que tienen esos maravillosos pinchos que se toman en la barra de la calle Prado, en Vitoria donde van a vivir un año de gloria gracias a ser la Capital Gastronómica de España. Siempre vamos a encontrar una tortilla tan suave que puede no gustar. También la hacen sin cebolla… Ya lo decía el torero: Hay gente pa’ tó!

O Fogar de Santiso (Trasella, 13. Luou, Teo, A Coruña)

Resulta difícil definir este lugar, pero la tortilla y sus postres merecen la pena. Un lugar agradable, donde la tortilla merece el título de plato principal. No es broma! Aquí la tortilla sabe a campo y a prado. Un producto jugoso y suave, con unas excelene patatas como base del producto.

El Manjar (Alfredo Vicenti, 29. A Coruña, 981 142 552)

Este negocio se ha convertido casi un reclamo turístico. Crispi ha hecho de su tortilla un tratado de alta cocina. Primero, sus patatas cortadas en láminas y muy muy muy fritas… Luego los huevos cuajados para dar alegría a esta masa y con ese chorrito de aceite que marca la diferencia. Su aspecto es de una tortilla que tiembla. Como una tortilla francesa gigante, pero se compacta lo justo gracias a os numerosos volteos que recibe. Una obra maestra que parece bailar en las manos de este dios de la cocina.

Casa Miranda (Travesia Progreso. Betanzos, A Coruña, 981 77 00 08)

Betanzos podría presumir de tener su propia técnica de hacer tortilla. Eso podría crear algunos problemas con sus vecinos, pero la oferta es impresionante. Casa Miranda ha sido la vencedora del último campeonato de Tortilla de Betanzos. Como siempre, son grandes, altas, jugosas y muy muy amarillas. Su aspecto es inconfundible. No olvidadar otros lugares de referencia en el pueblo Nozi Bar y 1931 son casi obligados. La gastronomía betanceira puede estar muy orgullosa.

Patio Martín (Las Tercias, Simancas, Valladolid, 983 591 133)

Esta tortilla justifica el desviarse de la autovía Salamanca-Valladolid, también conocida como la de los portugueses, para darse un homenaje. Esta receta es un matriarcado que pasa de madres a hijas. Buena patata, excelente cebolla y veinte minutos en la sartén con aceite de oliva con mucho cariño. ¿El resultado? Una tortilla alta, generosa, que suele estar jugosa y que pierde puntos por el personal que está detrás de la barra, aunque posiblemente he tenido mala suerte.

Mesón O´bo (Calle de Menéndez Pelayo, 18. A Coruña, 981 92 72 37)

Van pasando los años y el local mantiene el nivel, y eso ya se agradece. La tortilla es tan delicada que puede competir con unos callos de refencia, aunque los clientes asiduos dicen que no siempre mantienen el nivel. Por desgracia, la fama le ha llevado a unos precios excesivos, porque cobran casi 20 euros por tortilla.

La Encina (Casañé, 2. Palencia, 979 71 09 36)

Dicen que la curiosidad mató al gato… pero no es lo que sucede en este restaurante de regia estética castellana. Entre los obligados corderos y lechones y una menestra más que digna, encontramos una tortilla que supera cualquier expectativa. La tortilla de Ciri (Cirina es la dueña) es un manjar por el que muchos clientes se acercan cada día. Glorioso producto palentino.

Sylkar (Espronceda, 17. Madrid, 91 554 57 03)

Un bar de barrio que hace una tortilla rumbosa. Los tres hermanos García son un referente para los que quiere un Tortilla ligera, muy bien cuajada y polivalente. Como en la variedad está el gusto… Aquí las vamos a encontrar de Bonito con espinacas, con y sin cebolla y una paisana que es mi favorita.

Casa José (Calle Abastos, 32. Aranjuez, Madrid, 91 891 14 88)

Periodistas, blogueros, domingueros y mucho funcionario han puesto de moda este lugar en la noble villa de Aranjuez. Aquí no se pone cebolla, pero siempre queda muy hechita por fuera. El Sr. Cerro siempre lo dice: “Melosa, pero no babosa. Ese es el punto para que guste a todo el mundo.” Siempre se hace en una sartén que parece tener vida propia. El punto lo da el calor de un buen aceite que aguanta bien la preparación de la patata.

Casino (Plaza Vieja, 23. Lesaca, Navarra, 948 63 71 52) 

Casi se podría hablar de una escuela navarra de tortillas. Dicen que su receta viene de las necesidades de la tropa en las guerras carlistas, lo cual es posiblemente mentira. Primero se encarga y luego se come. ¡Deliciosa! Más variedad: ¿de jamón o champiñon? Sólo tengo un problema, sus alubias rojas me gustan más todavía y me reservo para tomar dos platos. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba