Gourmet

Cómete lo mejor del vino en tus platos

El hollejo es uno de los productos que se obtienen tras el prensado de las uvas al hacer vino. Este es utilizado para hacer destilados o directamente se desecha, sin atender a las infinitas propiedades que presenta. Una de ellas: su alta concentración en polifenoles.

Fruto de una ardua investigación de cuatro años ha nacido Vinesenti, un producto de origen natural, derivado precisamente del hollejo de la uva, que ha sido creado para mejorar la calidad de cualquier plato y, además, la salud de todo aquel que lo consuma.

La empresa de biotecnología Abrobiotec, creadora de este ingrediente casi mágico, no ha andado en solitario. El prestigioso chef Mario Saldoval, del restaurante Coque, se ha unido a ellos para descubrir todas las posibilidades culinarias de este ingrediente.

Pero, ¿qué es exactamente Vinesenti? Este producto se elabora a partir de extracto polifenólico de uva. Los polifenoles son unas sustancias de origen natural que podemos encontrar en muchos alimentos y que tienen una alta concentración en antioxidantes. Y precisamente en ellos residen todos los beneficios para la salud que puede aportar Vinesenti a cualquier plato. Las uvas utilizadas para elaborarlo proceden de los viñedos del grupo, situados en la llamada Milla de Oro de la Ribera del Dueroy de Rueda.

Cuatro variedades diferentes

Este producto se presenta en cuatro variedades –todas ellas en polvo- tres de ellas derivadas de la uva tempranillo, y una de la variedad verdejo. Vinius, Vineterra y Vineterra ecológico, proceden de uvas tintas, mientras que Vinubo, procede de uva blanca. Todas aportan al plato nuevos sabores y aromas, le dan consistencia y color, liga las salsas rápidamente, consigue texturas más esponjosas en los bizcochos o los panes o facilita la fusión de los ingredientes.

Además de estas propiedades, alarga la vida útil del plato, ya que es antifúngico y bactericida, es un colorante natural, tiene una gran acción antioxidante, favorece la digestión por su contenido en fibra y es una sabrosa alternativa a la sal por su bajo contenido en sodio.

Las cuatro variedades son muy versátiles y pueden incorporarse a platos muy diversos, desde panes, tortillas hasta mermeladas o helados. Con añadir tan solo una cucharada de postre durante la preparación seremos capaces de transformar el plato. Así, por ejemplo, el chocolate adquirirá más brillo y un sabor más potente, conseguiremos que nuestras salsas favoritas queden más ligadas o que un bizcocho, además de estar más esponjoso, dure más y tenga un curioso color

Tortilla de patata

INGREDIENTES:

- 4 huevos- 4 patatas medianas- 1 cebolla- Sal al gusto- Aceite de oliva virgen extra- 1 cucharadita de Vinubo

ELABORACIÓN:

1) Pelar las patatas, lavarlas y secarlas. Cortarlas en láminas finas y añadir sal al gusto.2) Pelar las cebollas y cortarlas en tiras muy finas. 3) Poner a calentar el aceite de oliva virgen extra en una sarten.4) Cuando el aceite esté caliente, echar las patatas y la cebolla y pochar durante unos 20 minutos a fuego bajo y tapadas para que así queden más blandas.5) Mientras se frien las patatas, batir los huevos y añadirles un poco de sal. 6) Cuando las patatas y la cebolla estén hechas, retirarlas de la sartén y escurrirlas. 7) Mezclar las patatas y la cebolla con el huevo batido y añadir una cucharadita de café de Vinubo. Dejar reposar la mezcla durante cinco minutos. 8) En la misma sartén utilizada para freir las patatas y la cebolla, retirar el exceso de aceite y añadir la mezcla que tenemos en reposos. Cuajar al gusto por ambos lados y a fuego lento. 9) Retirar de la sartén y servir. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba