Gourmet

Un gazpacho… y sin manchar, que tengo prisa

Llega el verano, el calor, la calor, los calores, las calores... y el gazpacho. El equipo Marabilias descubre los mejores en una cata ciega. 

Su nombre sabe a terraza junto a la piscina, a noche de verano con el ruido de grillos en el pueblo y a esos gritos de madre que no acaba de poner orden en la mesa. El gazpacho es un uno más de la familia; hay tantas versiones como pueblos y siempre el mejor es que hace uno en su casa.

Por desgracia, por falta de tiempo y por molicie frente a los fogones, cada día somos más los que nos tenemos que enfrentar a ese poliedro plastificado que contiene un gazpacho industrial, de sabor muy logrado y que acepta de buen grado un huevo cocido y unos trocitos de jamón. Las opciones son muchas pero por desgracia casi siempre optamos por la que tenemos en el supermercado más cercano a nuestra casa.

Los gazpachos industriales se han hecho un hueco en el mercado y en el equipo Marabilias queremos juzgar su calidad. ¿El mejor modo? Con una cata ciega en la que los miembros de nuestra redacción han valorado sus características.

En esta ocasión hemos optado por cuatro marcas y los resultado son los que son. Aliada, Alipende, El Corte Inglés y Don Simón se han sometido a pruebas de una prueba de textura, aroma, ingredientes, y sabor. Estos han sido nuestros resultados.

Una sopa con historia

El gazpacho también se ha convertido en un control de calidad para los temidos “menús” de bar de carretera. Si un cocinero no pone cariño en un “simple gazpacho”, dónde lo va a poner. Hasta los grandes pensadores halagan sus virtudes y tiene una vida literaria que no todo el mundo valora. Literatura y cine cantan sus alabanzas en múltiples ocasiones.

Clásicos y modernos, poetas y ensayistas, desde Cervantes hasta Montalbán, han tenido su momento de gloria con un generoso gazpacho. Don Gregorio Marañón, médico de buen comer y mejor pensar, halaga sus generosas virtudes por ser una “[…] combinación de todos los simples alimentos fundamentales para una buena nutrición que, muchos siglos después, nos revelaría la ciencia de las vitaminas. Las gentes doctas de hace unos decenios maravillábanse de que con un plato tan liviano pudieran los segadores afanarse durante tantas horas de trabajo al sol canicular. Ignoraban que el instinto popular se había adelantado en muchas centurias a los profesores de dietética”.

Cata ciega de la comunidad Marabilias

¿Te apetece participar en la próxima cata con Pedro Madera, en la redacción de MARABILIAS (Madrid)? Será el 8 de mayo por la tarde. Sólo tienes que seguirnos en Facebook y pedirlo de manera original a través de un mensaje. Tienes hasta el lunes 29 de abril.

¿De qué será la cata: mejillones, berberechos o tortilla? Vota en nuestra encuesta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba