Gente

El viral de las navidades 2014: cómo bailar Jingle Bells con los pechos

Conseguir llamar la atención del público resulta cada año más difícil en Navidad. Con los millones de impactos que los internautas recibimos al llegar estas fechas, resulta difícil alcanzar al gran público para difundir los mensajes de paz…. aunque no para todo el mundo. La vlogger Sara X Mills lo sabe y por eso ha recurrido a una idea tan primitiva como mover los pechos al ritmo de Jingle Bells. ¿Lo ha conseguido? Con 5 millones de visitas al vídeo en solo tres días, no hay duda de que sí.

Sara X Mills ha alcanzado la gloria youtubera bailando canciones populares con los pechos (Youtube).
Sara X Mills ha alcanzado la gloria youtubera bailando canciones populares con los pechos (Youtube).

¿Falto de Navidad y sobrado deestereotipos ligeramente arcaicos acerca las mujeres? Entonces tenemos el vídeo perfecto para ti. La vloggerSara X Millsha lanzado un sorprendente vídeo navideño en el que mueve sus tatuados pechos al ritmo del villancico Jingle Bells y ha obtenido el respaldo inmediato del público, con más de 5 millones de visitas al vídeo en el momento de editar este artículo, dos días después de su lanzamiento el 8 de diciembre.

No se trata de la primera vez que Sara X Mills recurre a esta estratagema para captar nuevos followers y de hecho, es precisamente ahí donde radica su éxito. El pasado octubre lanzó un vídeo en el que bailaba con sus senos al ritmo de la Serenata Nº 13 de Mozart y ya va por los 33 millones de visitas.

Todo este éxito le ha llegado tras una operación de aumento de pecho que, oh sorpresa, estuvo motivada por razones de estrategia financiera: decidió ponerse implantes “después de ver a unas chicas a las que les lanzaban dinero simplemente por estar subidas a un escenario con esas tetas”. Por supuesto, en el texto en el que Sara explicaba su decisión no aparecía ni una sola vez la palabra “feminista” o “feminismo”, aunque ella defiende su postura. Para Mills, lo suyo no son más que vídeos humorísticos que no deberían generar la escalada de odio en la red que han generado. En el artículo que publicó para defenderse de sus detractores al poco de lanzar el vídeo de Mozart aseguraba que la han “llamado ‘puta’ más veces que cuando me dedicaba a la industria del entretenimiento para adultos”.  

Los que vean en este vídeo una burda pieza audiovisual destinada a la cosificación del cuerpo femenino pueden tener un magro consuelo: no solo son ellas las que mueven sus partes íntimas al ritmo de los villancicos: ¡también los hombres han sido cosificados! El año pasado, sin ir más lejos, la cadena estadounidense de tiendas de descuento Kmart lanzó un vídeo de Jingle Bells en el que un grupo de modelos masculinos bailaba la popular tonadilla navideña... con la entrepierna. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba