Gente

Por qué Terelu debería dar las campanadas en Mediaset

Este lunes los responsables de Mediaset anunciaban que los actores principales de la serie ‘El chiringuito de Pepe’ serán los encargados de retransmitir las campanadas en todos los canales de la entidad. Una decisión tan sorprendente como incomprensible. ¿Qué está pasando? ¿Qué extraños motivos les han llevado a decantarse por esta opción? Y, sobre todo, ¿por qué no se lo han pedido a la candidata ideal si la tienen en plantilla? Terelu, las campanadas te necesitan. ¡Haz algo!

Las televisiones, ya sean públicas o privadas, dejan pasar las oportunidades de oro como si no pasara nada, como si no se tratara de empresas que buscan el máximo rendimiento. Cuando todavía seguimos preguntándonos qué impidió que Mariló Montero y Anne Igartiburu compartieran la retransmisión de las campanadas cuando la polémica del 'estás un poco oxidada' -hubiese sido todo un éxito de audiencia, tan sólo por el morbo de ver lo que claramente no iba a ocurrir-, Mediaset se descuelga anunciando que, para este año, ha decidido confiar tal magna misión a los actores y actrices de la serie El chiringuito de Pepe, y encima, para todos los canales que gestiona la empresa. Entiendan que la sorpresa es supina. No sólo se trata de una serie demasiado reciente como para darle tanto protagonismo, sino que, además, han desperdiciado otra de las ocasiones de oro: fichar a las Campos.

Mediaset ya aprovechó el tirón de su ficción 'made in Spain' para las campanadas de 2013 y 2014, encargándoselo a los protagonistas de Aída y La que se avecina respectivamente, aunque claro, no vamos a comparar la trayectoria y la audiencia de dos series longevas y exitosas con los recién llegados de El chiringuito de Pepe -sin contar el fichaje de Santi Millán para presentar un programa en la competencia-.

¿Tan rentable les sale? ¿Tanta convocatoria esperan? Contando que la Navidad es una época de nostalgia y melancolía, resulta mucho más revelador el movimiento de TVE, rescatando a Ramón García y Ana Obregón, que el despropósito de Telecinco. Sobre todo, teniendo en cuenta que guardan un as en la manga al que le sacan muy poco rendimiento: Terelu Campos. La colaboradora de Sálvame se ha convertido en la mujer más buscada del 2014. ¿Por qué, entonces, no va a poder presentar las campanadas? Si la evidencia cae por su propio peso:

Tiene tablas más que suficientes

Terelu maneja las cámaras como nadie y controla el pinganillo, los tiempos, las pausas y todo lo que conlleva un directo tan importante. De hecho, la colaboradora sería capaz de brindar, lanzar confeti, asomarse al balcón de la Plaza Mayor y hacer un anuncio de ‘Redupeso’ todo a la vez. Y, además, si por los motivos que fuese, no pudiera acudir a la cita, tendrían preparada a María Patiño para que la sustituyera, que en Mediaset no pierden ninguna oportunidad.

Llevaría un estilismo digno del momento

Los looks de Terelu son tan comentados como sus cambios de peinado, de peso o de casa. A la colaboradora le encantan las minifaldas ceñidas, las botas altas, el brilli-brilli y las maxigafas de sol, pero también le pierden los vestidos largos para las grandes ocasiones. Nos imaginamos a la presentadora con mucha lentejuela, mucho maquillaje y uno de esos recogidos como el que se hizo para la boda de su hermana. Terelu no defraudaría.

Podría llevarse a la familia con ella

Para no tener que pasar el momento sola en televisión, Terelu seguro que pediría que la acompañara toda su familia. Su madre ejercería de copresentadora, su hermana les acercaría las copas de champagne y Bigote Arrocet amenizaría las esperas hasta que empezaran los cuartos. Si ¡Hola! e Interviú han conseguido agotar sus tiradas gracias a Terelu, seguro que sus campanadas serían también las más vistas.

Generaría contenidos para todo el mes

Telecinco es especialista en convertir a sus trabajadores en personajes y en llenar horas de programación a su costa. Las campanadas de Terelu servirían para cubrir los temas de Sálvame hasta bien entrado febrero. Entre análisis de los estilismos, repaso de las equivocaciones y aciertos de la presentadora, entrevistas en profundidad para que contara su experiencia y un 'multipolideluxe' para saber si sus compañeros se alegraron o no de la elección, tendrían material para sortear la dichosa cuesta de enero.

Le quitaría el protagonismo a la competencia

Terelu consigue un efecto que pocos personajes de la crónica social llegan a alcanzar: genera tanto odio como fascinación. No importa si la colaboradora es uno de tus personajes favoritos o uno de los que no puedes soportar, en cuanto aparece en pantalla no puedes dejar de mirarla. Terelu baila entre dos aguas y -casi siempre- suele salir airosa. Es personaje cuando le interesa, es famosa sólo si le apetece, es pija y choni, saca el acento para hacerse la cercana y se lo quita para hacerse la profesional, es capaz de anunciar productos adelgazantes y no perder ni un gramo en verano, dice que va a escribir un libro y termina comprándose un piso. Terelu es pura contradicción. Terelu, por mucho que nos pese, es España.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba