Gente

Famosas y además, expertas en sexo

¿Quién no se considera un experto en sexo? Puede que nunca hayan pensado dedicarse profesionalmente a la sexología, pero seguro que en algún momento se han visualizado aconsejando a los demás a partir de sus propias experiencias. Pues aunque les cueste creérselo, muchas famosas se han atrevido a dar el paso y hacer ese sueño realidad. Sexo y celebrities, el mejor negocio de todos.

Los seres humanos somos muy inconscientes. Por el mero hecho de realizar una determinada actividad ya pensamos que tenemos los conocimientos suficientes para enseñar a los demás nuestras depuradas tácticas. Y no es así. Ni por arreglar un enchufe somos electricistas, ni por practicar sexo a diario somos expertos sexólogos. El problema es que lo que unos vemos tan claro, otros se autoconvencen de lo contrario. Y si a eso añadimos una cara famosa, una propuesta tentadora y muchas ganas de triunfar, estamos perdidos.

Cada vez es más habitual encontrarse famosos y famosas que deciden aprovechar su popularidad para adentrarse en terrenos, a priori, desconocidos para ellos. Y de todos, el sexo es el más tentador. El morbo, la excitación y la curiosidad animal hacen el resto. Hoy aprovechamos el arranque de semana para subir -más- las temperaturas y repasar algunas de las celebrities que, un buen día, decidieron convertirse en expertas del sexo. Seguro que a más de uno tendrían mucho que enseñarle.

Tania Llasera

Antes de convertirse en una experta en cocina -la presentadora colabora actualmente en el programa Robin Food-, Tania Llasera se erigió como una auténtica profesional del sexo. Gracias a sus conocimientos y a su estilo directo y pizpireto -y, por qué no, a un físico más que llamativo-, Llasera publicó El sexo sentido, un manual de sexo concebido como su fuese una charla con sus amigas. En él, la presentadora se basó en sus propias experiencias para dar consejos a quien pudiera estar interesado en conocerlas -recalcando que no es una sexóloga profesional-. Con estas premisas, tan sólo podía ser un éxito, al menos, al nivel que puede llegar un libro de este tipo.

Daniela Blume

En este caso, la formación vino antes que el ejercicio. Cuenta Daniela Blume que estudió sexología en Canadá antes de regresar a España y hacerse famosa haciendo striptease, entre otros sitios, en Crónicas marcianas. Blume no ha dudado en transmitir sus conocimientos en televisión, dando clases magistrales a los colaboradores de Sálvame, a la vez que se animaba a participar en realities como Supervivientes o Splash. Esperemos que pronto cuenten con ella en alguna universidad y pueda doctorarse en sexología mediática. Seguro que sus clases estarían llenas.

Karmele Marchante

Si para Karmele Marchante no fue un problema saltar de publicaciones como Ajoblanco a la prensa del corazón, tampoco tenía que serlo cambiar la crónica rosa por las enseñanzas sexuales. La periodista se considera una mujer vivida, experimentada y muy liberada sexualmente, así que no tuvo reparos en publicar Los juguetes de Karmele, un libro acerca de estos accesorios sexuales tan agradecidos. Con la excusa, Karmele compartió sus conocimientos con sus compañeros de Sálvame, que tampoco es que se la tomaran muy en serio, e ilustró a la audiencia. También quiso ir a Eurovisión y convertirse en cantante. No tiene nada que ver, pero así se hacen una idea de por dónde van los tiros.

Yola Berrocal

Encontrar un futuro profesional cuando se es un personaje de la farándula sin demasiado criterio no es fácil. Yola Berrocal ha sido de todo, desde bailarina a cantante, desde actriz a tertuliana -salvando las distancias, en todos los casos, con lo que puedan imaginar-. Durante una época decidió hacerse experta en sexo, suponemos que animada por su voluptuosa figura y el éxito entre los hombres. Yola estudió, o eso nos dijo, y se puso en modo 'profesora' y trató de transmitir todos sus conocimientos en esas entrevistas de madrugada que ya nadie se toma muy en serio. La afición le duró poco y prefirió pasar a otros campos más fructíferos.

Two Yupa

A Two Yupa la conocimos mediáticamente como novia del vidente Rappel -como ven, el nivel intelectual de nuestras contertulias de hoy es de lo más alto-, pero pronto destacó por su espectacular físico y sus ganas de convertirse en un personaje autónomo. Su espectacular físico y su tendencia a hacerse fotos muy provocativas la convirtieron en toda una experta en sexo. Así lo demostró en varios programas de televisión, con consultorio sexual incluido. La fama, eso sí, es muy caprichosa, y cuando pasó el boom de este tipo de personajes, quedó en el olvido.

Kim Cattrall

La popularidad de los personajes de ficción hace que los actores se especialicen en un tipo de papel del que luego es muy difícil desvincularse. Kim Cattrall pasará a la historia por haber interpretado a Samantha en Sexo en Nueva York, la más atrevida, liberada y sexual de todas las protagonistas de la serie. Y claro, tal fue su éxito que la actriz no dudó en explotarlo también en otras facetas. Cattrall ha publicado dos manuales de sexo, uno sobre el arte del orgasmo femenino y otro sobre inteligencia sexual. Es el equivalente a la consagración de Sarah Jessica Parker como icono de estilo por haber interpretado a Carrie Bradshaw en la misma serie. Lo confundimos todo, realidad y ficción.

Beatriz Trapote

Como en todo, las polémicas aparecen cuando menos te lo esperas. Beatriz Trapote, reportera y cuñada de Jesulín de Ubrique, también quiso subirse al carro de las expertas en sexo y publicó un Kamasutra a su manera. O eso quiso hacernos creer. En una entrevista en el programa 'La Noria', la joven trató de explicar su contribución al libro -que ya había sido publicado años antes pero sin su nombre- y terminó saliendo más que escaldada. Trapote no pudo indicar ni una sola línea de su creación y Jordi González, presentador del espacio, pidió que se marchara y que no le pagaran el caché que tenía previsto cobrar. Nunca más se supo del libro.

Olvido Hormigos

La futura promesa de la literatura erótica tiene un nombre bien conocido. Olvido Hormigos no es una experta en sexo, ni una escritora consumada, al menos que nosotros sepamos, pero su particular vida sentimental y sexual la han capacitado para escribir su propia versión del bestseller Cincuenta sombras de Grey. Tenemos muchas esperanzas depositadas en la exconcejala. Queremos que nos instruya, que nos sorprenda y que nos enseñe todas esas técnicas que tanto han cautivado a los hombres. En pocos meses se supone que lo tendremos en las librerías. Crucen los dedos para que eso sea así.

¿Creen que en Marabilias también tendríamos que publicar un manual de sexo? Si todas estas expertas lo han conseguido, ¿por qué nosotros no?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba