Gente

Así es Sandra Ortega Mera, la mujer más rica de España

Hace unos días la edición española de la revista Forbes hacía pública la lista con las 100 personas más ricas de España. Por primera vez, y tras el reciente fallecimiento de Rosalía Mera, cofundadora de Inditex, su hija Sandra entra a formar parte de las mayores fortunas del país, ocupando el tercer puesto, por detrás de su padre Amancio Ortega y de Juan Roig, propietario de Mercadona, que ocupan el puesto uno y dos del ranking.

Sandra Ortega (Gtresonline).
Sandra Ortega (Gtresonline).

La lista de las 100 personas más ricas de España está liderada por Amancio Ortega, cofundador de Inditex, con una fortuna estimada de 47.600 millones de euros, que junto con lo heredado por su hija Sandra Ortega, en torno a 5.400 millones de euros, juntan un patrimonio familiar de 53.000 millones. Solo la familia Ortega tiene un capital equivalente a lo acumulado por las 20 primeras familias más ricas de España.

Una vida discreta

Si poco sabemos sobre Amancio Ortega, el tercer hombre más rico del mundo, aparte de que no le gusta asistir a actos públicos y conceder entrevistas, bastante menos conocida es su hija mayor Sandra, hoy la gran heredera. Ha sido el pasado mes de agosto, tras la repentina muerte de su madre, Rosalía Mera, cuando hemos tenido oportunidad de poner cara a Sandra Ortega, la hija mayor de Amancio Ortega con su primera mujer, Rosalía. Si algo ha heredado Sandra de su madre, aparte de una gran fortuna, es la discreción y la austeridad con la que vive diariamente, rasgos muy característicos también del cofundador de Inditex. Nada sabemos de la que hoy es la mujer más rica de España, y de la que en un futuro pueda ser una de las mujeres más ricas del mundo.

Sandra vive en la costa de Oleiros, tiene tres hijos y continúa trabajando en la Fundación Paideia.

Nacida en A Coruña el 16 de julio de 1968, Sandra Ortega pasó su infancia y adolescencia viviendo junto al paseo marítimo de Riazor, donde acudía al colegio religioso de las Esclavas del Sagrado Corazón. Colegio que abandonó, por decisión propia, al finalizar 2 º de BUP para continuar sus estudios en el Instituto Público Ramón Menéndez Pidal, donde conoció al que hoy es su marido, Pablo Gómez. La enfermedad de su hermano Marcos, tres años mayor que Sandra, que nació con parálisis cerebral, y la separación de sus padres en la década de los 80 marcarían su adolescencia. Seguramente que algo influenciada por su situación familiar, acabaría estudiando Psicología en la Universidad de Santiago.

A sus 45 años, Sandra vive muy cerca de A Coruña, en la costa de Oleiros, tiene tres hijos, que estudian en colegios públicos, y continua trabajando, como ha estado haciendo desde que acabó Psicología, en la Fundación Paideia, constituida por su madre Rosalía Mera para favorecer la integración en la sociedad de personas con discapacidad. Sandra es también gran amante de los caballos, al parecer único nexo de unión con su hermanastra Marta Ortega.

Con un patrimonio de 5.400 millones

La heredera de Rosalía Mera coge un gran testigo, valorado en 5.400 millones de euros, con el reto de continuar la gran labor que comenzó su madre, sobre todo al frente de la Fundación Paideia. Aunque madre e hija eran inseparables, y acostumbraban a trabajar codo con codo desde hace ya muchos años, a Sandra le toca ahora capitanear una gran nave en solitario. Desde los inicios, su madre la hizo partícipe a su hija Sandra de los comités de dirección, de los consejos de administración y contaba con ella cada vez que tenía que tomar grandes decisiones; así que está habituada a batallar ya en las grandes reuniones.

Dado el carácter de Sandra, muy parecido al de su madre, nada parece que vaya a cambiar mucho en la dirección de las compañías.

Aunque posiblemente a Sandra no le resultará fácil continuar sola frente al imperio que le dejó su madre Rosalía Mera, de ningún modo la mujer más rica de España parte de cero a la hora de tomar las riendas. Su madre ya se ocupó de que conociese todos los entresijos de los negocios empresariales en los que estaba trabajando y de que supervisara al detalle todas las inversiones que realizaba. Dado el carácter de Sandra, muy parecido al de su madre, nada parece que vaya a cambiar mucho en la dirección de las compañías, de momento. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba