el quiosco confuso

Drama en ‘Cantora Crest’: Chabelita explota y no deja títere con cabeza

Las aguas están de lo más revueltas. Chabelita ha decidido hablar, por fin, y deja claro que siempre ha sido una ciudadana de segunda en Cantora. Eugenia Martínez de Irujo le ha quitado el puesto a Isabel Preysler y se ha lanzado a los brazos de José Coronado en portada. Terelu ahoga sus penas vestida de charlestón y, para desengrasar, Elena Tablada nos ha preparado un bocadillo. Está claro que la ola de calor también ha tenido sus consecuencias en la crónica social...

Drama en ‘Cantora Crest’: Chabelita explota y no deja títere con cabeza
Drama en ‘Cantora Crest’: Chabelita explota y no deja títere con cabeza

Isa Pantoja: “Cantora no es mi casa, es la casa de mi madre y mi hermano”

Chabelita se ha vuelto loca. Y los colaboradores de Sálvame también. Y el Fondo Monetario Internacional, pero eso es otro tema. La aspirante a it-girl menos exitosa de la historia ha decidido contarlo todo y a las mentes pensantes -y cuerpos presentes- de Sálvame no les ha sentado bien. Si lo hace en la final de Supervivientes, entonces es estupendo. Ahora, si lo hace en una revista está fatal. Menos si lo hace en la revista en la que colabora Kiko Hernández, que entonces vuelve a estar bien. ¿Alguien puede aclararnos esto' Resulta que Chabelita ha vivido un infierno. Sí, un infierno rodeado de batas de cola.

Si tío y su abuela la han tratado de forma diferente a su hermano y a su prima, su madre le prohibía casi salir de Cantora cuando tenía 16 años, nadie la avisa para ir a ver a su madre a la cárcel y, en cuanto se despista, se sientan en un plató y la ponen verde. ¿Pero cómo no va querer independizarse la chiquilla? ¡Mucho ha tardado! Chabelita aprovecha la entrevista y posado para soltar dardos envenenados que garantizan temas de conversación hasta septiembre... de 2017. Lo que le hayan pagado, bien invertido está (Lecturas).

Cristina Rodríguez: “Tras una ruptura... píntate el morro y échate a la calle”

Si no les termina de sonar el nombre -algo totalmente imperdonable-, les diremos que Cristina Rodríguez es una de las estilistas de Cámbiame. Sí, la de Supermodelo, esa misma. Cristina ha nacido para el espectáculo. Sabe lo que debe decir para que todo el mundo se quede mirándola y no tiene ni un ápice de vergüenza al soltarlo.

“He trabajado enferma, solo. He trabajado en la calle, y me encanta comerme un bocadillo sentada en la acera. No un solo día he dicho: 'Estoy cansada, no voy a trabajar'. Mira, me tomo un ibuprofeno, me pongo el rímel y para las calles”. A ver, Cristina, eso lo hemos hecho todos. Hemos trabajado resfriados, nos hemos sentado en la acera y nos hemos tomado un ibuprofeno. Tampoco vayamos a ponernos medallas por lo que hace el común de los mortales. Otra cosa es que quede muy bien decirlo y vista mucho, pero de ahí a que parezca una heroicidad... (Lecturas).

Rosa López: “Esto me toca a nivel personal”

¿El qué? ¿El qué?, se estarán preguntando. Tampoco se emocionen demasiado, que luego bajar las pulsaciones no es tan fácil como parece. Resulta que Rosa López, Rosa de España, Rosa de Eurovisión, ha colaboradora en una carrera para ayudar a una fundación dedicada a los niños con parálisis cerebral. Eso es lo que le toca, lo de la fundación, no el conducir. Aunque dice Rosa que lleva conduciendo desde los 21 y tiene 34. Nos preguntaríamos qué hizo que Rosa esperara cuatro años para sacarse el carnet, pero hay melones que es mejor no abrir.

La intensa entrevista de una única pregunta sirve para que Rosa diga que ha estado en Granada. ¡Información de máximo interés! ¡También le ha dado un beso a su madre! ¿Por qué uno solo? ¿Por qué no dos? ¿Dónde se lo dio? ¿Le respondió la madre? ¿Hay distanciamiento? Qué fácil es montar un Deluxe con cuatro palabras. Deberíamos ser guionistas ya mismo (Diez Minutos).

Amador: “En la relación entre Isabel Pantoja y mi hermana, Rocío puso más”

La segunda entrega de las memorias de Amador Mohedano fue tan aburrida que alguien debe haberle pegado un toque. 'Amador, chico, pon un poquito más de carne en el asador'. Y dicho y hecho. Esta semana le toca salir a bailar a Isabel Pantoja. La amistad entre Roció Jurado y la tonadillera más famosa de las cárceles españolas fue íntima, hasta que apareció 'otra persona' y todo cambió.

A ver, Amador, que si vas a contarlo todo, pues lo cuentas todo, pero no quieras hacer como que no dices nada cuando todos sabemos de quién hablas. Para disimular, Amador se remonta al conflicto entre Rocío y Raphael por el Como yo te amo, como si del tema no se hubiese hablado ya mil veces. Así no vamos a pasar el verano. ¿De quién fue la idea de estas memorias? (Semana).

Lolita habla por primera vez de su separación y de la demanda de divorcio que ha interpuesto a Pablo Durán: “Todavía lo estoy superando, pero me encuentro bien”

La ventaja de poner toda la información en un titular es que te ahorra la necesidad de leer una entrevista en la que ya sabes lo que va a poner. Lolita se está divorciando de su todavía marido y ya deja caer que no sabe si acabará volviendo con él, con otro hombre o con nadie. Dejar la puerta abierta cuando todavía no se han firmado los papeles es un buen camino.

Así, de aparecer en portada anunciando la reconciliación dentro de unos meses, te curas en salud. 'Yo ya lo dije'. Lolita dice que está bien y que no le falta trabajo. Peor es ir de invitada a MasterChef y que te confunda con Rosario. Pobre Lolita, siempre en la sombra (Hola).

Eugenia Martínez de Irujo y José Coronado, la sorprendente nueva pareja del verano

No solemos de hablar de los temas que trata todo el mundo, pero vamos a hacer un alto en el camino. Resulta que Eugenia Martínez de Irujo y José Coronado salieron a la calle, se dieron unos besos y una cámara les pilló en plena faena. También resulta que Isabel Preysler, protagonista de las últimas portadas de la revista levantó el teléfono para llamar a Pilar Eyre y contarle todo para que lo publicara en un medio distinto al suyo de cabecera. Y resulta que ahora, Eugenia Martínez de Irujo le ha robado la portada a la Preysler, que si está ni se la espera. ¿Casualidad? Piensen lo que quieran.

Dice la revista que desconocían que hubiese una amistad entre la aristócrata y el actor, pero a nosotros nos suena todo a déjà vu. ¿Seguro que no han estado enrollados en otra vida? De Fran Rivera a Gonzalo Miró y ahora a Coronado. Eugenia va mejorando su puntería. ¿Cuánto tiempo pasará antes de que encuentre a su Vargas Llosa? (Hola).

En la cocina de... Elena Tablada

Un día se te planta un colaborar muy moreno en casa y te dice que vayas cocinándote algo mientras él te hace unas preguntas, y tú, rauda y veloz, le preparas ¿un bocadillo? Pues así es en casa de las Tablada. Al menos, para no meter un par de lonchas de fiambre reseco, dices que es 'cubano' y le pones unos plátanos. Podría haber dicho que es ruso y haberlo bañado en vodka, pero siempre es menos agradecido. Lo peor de todo es que, encima, el plátano va frito y fuera del plato, con lo que el bocata se compone de pepinillos, queso, jamón y carne rostizada. Un trabajazo. Elena aprovecha para decir que en su nevera nunca falta lechuga o remolacha y que de dulces nada. Casi que mejor pasamos a otra cosa más entretenida, que esto nos ha quitado el hambre (Diez Minutos).

Con minifalda y a lo loco

Les voy a confesar algo. A mí me invitan a una fiesta ambientada en los años veinte y no voy. Y no por los años veinte, que tampoco es que me toquen muy de cerca, sino por la poca necesidad de hacer el ridículo en plena ola de calor. Las Campos, claro, no son como servidor de ustedes. Ellas se apuntan a un bombardeo. Terelu, tras perder el Deluxe un año más, se puso una minifalda de flecos roja, unos guantes, unos collares hasta las rodillas, un bolso dorado que debe ser muy años veinte, y una diadema, y se fue a la fiesta con la cabeza bien alta y la melena bien suelta. También estaba su hermana, su hija y Lara Dibildos. Eso sí, antes se las había visto, a Terelu y su madre, rondando por los pasillos de RTVE, como quien va a negociar unos posibles contratos.

¿Qué hacían allí? No lo sabemos, tal vez visitar a unos amigos, pero hay que tener poca visión para ir a TVE a pocos meses de las elecciones. Sin duda, el tipo de programa que llevan las Campos ahora mismo, no puede pegar más con la ideología reinante en la cadena pública. Pero, ¿y si en noviembre gana Pablo Iglesias? ¿Serán capaces de reinventarse a ¡Qué tiempo tan Podemita!? María Teresa, aguanta en Telecinco, que la cosa está muy difícil y nunca se sabe lo que puede pasar.

'Las reinas tienen horario'

Jorge Javier es el único capaz de unir en una misma página a la reina Letizia, a Soraya Sáenz de Santamaría y a Chabelita. Tres mujeres y un destino. ¿Cuál? Pues ni idea, pero seguro que se lo pasarían muy bien. El presentador, tan crítico con la vicepresidenta, cambio de parecer el coincidir con ella y ver que es más maja que las pesetas -¿o deberíamos decir los dracmas?-.

A Letizia no la ha puesto a parir, pero en su encuentro se hizo unos selfies que atesora con codicia. Y a Chabelita quiso abrazarla para protegerla de Cantora. Es tanta información junta que no sabemos por dónde empezar. Aunque Jorge Javier no se corta en ningún momento, por muy impopular que pueda ser lo que dice: “Me río de los que se escandalizan de sus escapadas porque consideran que una reina lo es las veinticuatro horas del día. Una chorrada. Pensar así es colocarla en un compartimento divino. Ya lo hicimos con Juan Carlos I y no parece que el experimento nos haya salido muy bien. Tanto pensar que era como Dios y al descubrir que se entretenía con alguien tan mundano como Corinna se nos ha caído el alma a los pies. Las reinas tienen horario, claro que lo tienen, y necesidad de huir y escapar como cualquier hijo de vecino”. Letizia huyendo, Chabelita huyendo y Soraya puede que también en noviembre. ¡Cuánta fuga en España! (Lecturas).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba