Gente

La delgada línea que separa a Conchita Wurst de Victoria Beckham

En una semana dominada por la abdicación del rey y la próxima llegada el trono de Felipe, y sobre todo, Letizia, las revistas han llenado sus páginas de noticias relacionadas con la Familia Real. Pero no se preocupen, nosotros hemos escarbado para ofrecerles un repaso semanal 'royalfree', que para eso ya tienen a todos los demás medios.

La delgada línea que separa a Conchita Wurst de Victoria Beckham
La delgada línea que separa a Conchita Wurst de Victoria Beckham

Ana Fernández: “Mi perra tiene cuenta en twitter”. La actriz Ana Fernández se ha unido al club de ‘personas que no tienen nada mejor que hacer que abrir perfiles en internet para sus mascotas’. Sí, puede parecer un nombre largo y nada ingenioso, pero retrata a la perfección la simplicidad de este tipo de gente. ¿Qué necesidad tiene uno en la vida de hacerse pasar por un animal para poner chorradas y chistes en las redes sociales? Además, si ya lo ha hecho Paris Hilton, ¿para qué molestarse en imitarla? La perra tiene por nombre Oli, el mismo del personaje que la actriz interpreta en la película Solo química. Vamos, egocentrismo doble. Le pongo mi nombre a la perra y me hago pasar por ella. Ana, en serio, sal más, diviértete y deja las redes sociales, que hacen mucho daño (Diez Minutos).

Caritina: “Sé que no me voy a quedar como mi madre. Lo vamos a reconocer. Tenemos una gran debilidad por Caritina Goyanes. No solo sus estilismos y sus declaraciones son oro puro, sino que en una elite donde todas las mujeres luchan por estar cada día más delgadas, Caritina pasa de todo y reivindica la rotundidad de la mujer entrada en carnes. ¡Y bien que hace! Aunque, claro, Caritina come fatal. No es que esté gordita, es que la tía se bebe 12 cocacolas al día y eso, se mire por donde se mire, no puede ser bueno. De hecho, nos extraña que todavía no haya explotado. Así que ha decidido arremangarse y ponerse a dieta, pero con hipnosis, que queda mejor y al menos sirve como excusa para los cientos de euros que le cuesta cada sesión. Caritina, no queremos que te quedes igual de delgada que tu madre, pero haz el favor de relajarte un poco, que tanto donut y tanto refresco no puede ser bueno. Una manzana, lechuguita y un kiwi. Toma nota (Diez Minutos)

Conchita Wurst: “Mi mayor inspiración es Victoria Beckham”. No, no sean malos. La flamante ganadora de Eurovisión Conchita Wurst no se ha inspirado en Isabel Pantoja para crear su look. Ella es más de Victoria Beckham. Y como la estrella que es, nos enseña su casa en Viena. Conchita luce un maravilloso vestido-bikini negro, taconazos, moño recogido y una copita de champagne mientras nos descubre el piso que comparte con su novio, el bailarín Jacques Patriaque, que tiene una barba incluso mejor que la de Conchita. La casa de la cantante, además de jacuzzi, tiene terraza con barbacoa, techos abuhardillados y un buen suelo de parqué. Pero lo que más nos ha gustado es el pie de fotografía de la revista, que reza “Conchita guarda un cierto parecido con Victoria Beckham, a la que adora”. ¿Será por la barba? No sabemos qué opinará la ex spice... (Lecturas)

Mariah Carey, con el culo al aire. La diva de la música, la mujer que más discos de villancicos ha vendido en la historia, Mariah Carey, ya no sabe qué hacer con su vestuario. La cantante hace siglos que no renueva su armario y claro, la ropa cede, pierde lustre y se transparenta. Pero eso no es un problema para Mariah, que es una mujer de las de antes, de las que antes de tirar nada prefieren hacer trapos para quitar el polvo. La cantante se plantó en Mónaco para ofrecer un concierto y al salir del hotel con sus hijos, tuvo que agacharse para hacerle carantoñas a los niños, con tan mala pata que el vestido se estiró demasiado, dejando al aire las posaderas de la cantante. ¡Y encima no llevaba bragas! Para un día que se olvida de ponerse ropa interior, resulta que la pillan. ¡Qué mala suerte! (Cuore)

La casa de campo de Claudia Schiffer, devorada por el fuego. Sí, la modelo y su marido, el director Matthew Vaughn, han tenido que ver cómo gran parte de su mansión de Stanningfield se quemaba delante de sus ojos y encima, el día de su aniversario de boda. Pero es que se veía venir. Resulta que cuando compraron la casa, les dijeron que la mansión estaba habitada por un fantasma llamado Penélope y que, además, tenía dos cuadros malditos. La pareja no dudó en llamar a un grupo de especialistas en fenómenos paranormales para que se deshicieran de las presencias extrañas pero, visto lo visto, parece que el resultado no fue el esperado. Penélope, la fantasma, seguramente celosa de la belleza de Claudia decidió quemar parte de la casa en señal de protesta. Y lo entendemos. ¡No se puede ser tan guapa! Claudia, contacta con Iker Jiménez, es tu última opción (¡Hola!).

¿Se preguntan qué ha hecho Terelu esta semana? Pues promoción, que es lo que viene haciendo desde hace cinco meses -bueno, toda su vida, pero ahora en exclusiva-. Terelu no es como usted o como yo, no, ella sabe lo que es y no tiene miedo a decirlo. “Soy maravillosa”, declara la colaboradora. ¡Y punto! Terelu ha acudido a una presentación del producto adelgazante que promociona y no ha perdido la oportunidad para decir que entre ella y el fornido entrenador José Valenciano no hay más que una bonita relación profesional... Bueno, o algo así. Resulta que Terelu y el boxeador se conocieron en una discoteca una noche, él le dijo que era boxeador, ella le dijo que quería adelgazar y acabaron juntos cinco veces a la semana en el gimnasio. ¿No les ha pasado nunca? Ahora, a juzgar por los escasos progresos que vemos en su figura, muy poco ejercicio vemos en esas cinco sesiones de entrenamiento. Terelu, menos quejarse y más sudar la camiseta. Aunque, bueno, igual sudar sí suda... Seguiremos informando. ¡Ultima hora! Terelu y su entrenador, pillados cenando en un oriental y bebiendo vino. No queremos decir nada más (Lecturas).

¿A ustedes les gusta madrugar? A Jorge Javier tampoco. En su diario nos cuenta el presentador que se encontró con Ana Rosa en una presentación de un libro y le dijo que nunca podría levantarse a las cinco de la mañana como ella, a lo que la presentadora respondió: “Lo mismo pensaba yo y mira dónde estoy”. ¡Ay, Jorge Javier, que vas a tener que renunciar a los afters! Pero el tema de la semana no es ese, sino el desnudo del ganador de Supervivientes que Telecinco decidió censurar a la audiencia. “[Abraham García] Tras alzarse con la vitoria se quitó el bañador y me lo regaló, aunque como íbamos pasados de tiempo la audiencia no pudo ver el momento en el que me lo entregó. Mis amigos me frieron a mensajes por whatsapp, maldiciéndome porque se quedaron sin verlo en bolas. Intenté consolarles diciéndoles que solo alcancé a verle el culo pero no conseguí darles lástima. Lo entiendo. Lo tiene precioso”. Primera, no creemos que solo le vieras el culo. Y segunda, ¿pero qué broma es ésta? ¿El mejor momento de una edición más bien sosita de Supervivientes y cortan la emisión? Esto, desde luego, no es propio de Telecinco (Lecturas).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba