Gente

El bautizo real de Carlota de Cambridge rinde homenaje a Lady Di

Tres meses después de su nacimiento se ha celebrado el bautizo de la princesa Carlota, hija de los duques de Cambridge. La pequeña es la cuarta en la línea de sucesión al trono británico y la ceremonia ha estado rodeada de muchas tradiciones, aunque los padres han roto con otras, y ha habido varios guiños a Lady Di. El gran ausente ha sido el príncipe Enrique y la anécdota ha sido el viento y vestido de la duquesa de Cornualles.

Carlota Isabel Diana, como es su nombre completo, ha sido bautizada este domingo por el arzobispo de Canterbury durante una ceremonia privada en la iglesia de Santa María Magdalena de Sandringham, situada en el condado de Norfolk, lejos del centro de Londres. La ceremonia que fue presidida por Justin Welby, jefe de la iglesia anglicana, comenzó a las 14:30 horas.

La pequeña ha lucido el mismo faldón que utilizó su hermano Jorge el día de su bautizo el 23 de octubre de 2013. Se trata de una réplica del que llevó la hija mayor de la reina Victoria, la princesa Victoria, en su bautizo en 1841; y que han utilizado más de 60 bebés de la familia real desde entonces. Otra tradición que se ha hecho, al igual que con su hermano, es el lanzamiento de varias monedas conmemorativas de cinco libras con un diseño especial para la ocasión.

Se ha utilizado la tradicional pila bautismal de lirios (Lily Font), que ha sido testigo de todos los bautizos reales desde 1841. Carlota ha sido bautizada con agua del río Jordán. Una de las mayores expectaciones de este día también era saber qué vestido elegirá Kate Middleton, si a su firma de cabecera, Alexander McQueen, a la que ya recurrió en su boda y en el bautizo de Jorge. Sin embargo, la anécdota la ha protagonizado Camila Parquer cuando el aire le jugó una mala pasada con el vestido y la pamela. La duquesa tuvo que sujetarse con cada una de las manos la falda -para que no se le viera más de la cuenta- y la cabeza, para que no le saliera volando el tocado.

Estarán los reyes y la nanny española pero su tío Enrique no

La reina Isabel II, de 89 años, y su esposo, el príncipe Felipe y duque de Edimburgo, de 94 años, bisabuelos de Carlota, han asistido a la ceremonia, así como el príncipe Carlos, abuelo paterno, y su esposa, Camila. Los abuelos maternos, Carole y Michael Middleton también estaban entre los invitados, así como el hermano y la hermana de Catalina, James y Pippa.El príncipe Enrique, tío de Carlota, no ha estado presente en este gran día para la familia real británica -aunque tampoco estuvo cuando nació- ya que se encuentra en África en un viaje que durará tres meses. Aunque ha habido pocos invitados, entre ellos también estaba la niñera del príncipe Jorge, María Teresa Turrión Borrello.

Han roto con algunas tradiciones

Es tradicional en los círculos reales tener varios padrinos. El príncipe Guillermo y Enrique tuvieron seis, mientras que el hijo de los duques de Cambridge, Jorge, tuvo siete. Carlota tiene cinco padrinos que pertenecen al círculo de amigos de confianza, entre los que se encuentran Tom van Straubenzee y James Meade, por la parte del padre y de la madre, a Sophie Carter para asumir el papel de madrina. Entre los padrinos también están miembros de sus respectivas familias. Guillermo ha elegido a su prima Laura Fellowes en lo que podría ser un emotivo homenaje a su difunta madre Diana, Princesa de Gales ya que Laura es la hija de la hermana mayor de la fallecida princesa Diana de Gales.Mientras tanto Kate se ha decantado por su primo Adam Middleton, a cuya boda asistió el pasado verano. Aunque el nombre de Pippa, la hermana de Kate, sonaba con fuerza como posible madrina, finalmente no estaba en la lista de los elegidos.

Aunque la ceremonia religiosa fue privada una de las novedades es que Catalina y Guillermo pidieron que hubiera un recinto abierto al público para que todo el que quiera pueda presenciar este acontecimiento. La otra novedad tenía que ver con el lugar que se ha elegido para la celebración. Los duques han querido romper con la tradición de bautizar a los miembros de la familia real británica en Buckingham, lugar donde sí tomó el sacramento su primogénito, el príncipe Jorge, en la capilla real del palacio de St. James.

Los guiños y el homenaje a Lady Di

El nombre de la pequeña ya fue el primer gesto de los duques a la princesa Diana, la pequeña lleva el nombre de su difunta abuela en su tercer nombre Carlota Isabel Diana. Los otros dos son por su abuelo el príncipe Carlos y por la reina de Inglaterra aunque la hermana de Kate, Pippa, también se llama Carlota de segundo nombre.

Además Carlota ha sido bautizada en la misma iglesia que Lady Di, que recibió las aguas bautismales también en Santa María Magdalena de Sandringham el 30 de agosto de 1961. En este mismo lugar es donde la familia real celebra la Navidad cada año.

Otros de los guiños era el reconocido fotógrafo Mario Testino. El artista ha sido el encargado de inmortalizar este momento tan especial para la familia. Éste siempre fue el favorito de la princesa Diana y el que la retrató en sus fotos más célebres. Además ya fotografió a Catalina y a Guillermo en la pedida de mano.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba