Gente

Famosas, sexo e Internet: una combinación explosiva

¿Qué les pasa por la cabeza a los famosos cuando deciden fotografiarse en la intimidad? ¿Qué les lleva a pensar que todo el mundo guardará el secreto? ¿Acaso piensan que la curiosidad humana no llega hasta ese punto? Hoy repasamos algunos de los escándalos sexuales más mediáticos de los últimos tiempos.

El sexting, o envío de fotografías y vídeos de contenido erótico a través de un teléfono móvil, se ha convertido en una práctica de lo más habitual, sobre todo desde la llegada de los smartphones, el 3G y la mensajería inmediata. Conversaciones subidas de tono, selfies delante del espejo y un juego entre dos -o más- que se fundamenta en la privacidad e intimidad de los participantes. Pero, ¿qué ocurre cuando una de estas personas, además, es famosa? ¿Se trata de un simple descuido o de un exceso de confianza? ¿De verdad piensan que ese material, valorado en varios miles de euros, no se va a terminar filtrando? Luego todo depende de la pericia del personaje, que puede sacarle partido y convertirse en una estrella consolidada o puede ver como su carrera se resiente y su popularidad cae en picado. Hoy repasamos cinco de los cientos de escándalos sexuales que se producen diariamente.

Paris Hilton

¿Qué necesita una rica heredera, con uno de los apellidos más famosos del mundo, para convertirse en una estrella? Pues una sex tape. En 2003, Hilton vio como un encuentro sexual con su antiguo novio, Rick Salomon -conocido, posteriormente, por haberse casado con las actrices Shannen Doherty y Pamela Anderson-, salía a la luz. En un primer momento, ambos demandaron a la página que había filtrado el vídeo, pese a que la popularidad de Hilton subió como la espuma. Salomon, además, demandó a la familia Hilton por afirmar que había sido el responsable de todo. Pero las tornas cambiaron pronto. Salomon, viendo negocio, decidió añadir escenas inéditas y editar el vídeo bajo el título One Night in Paris, vendiendo más de 600.000 copias en poco tiempo. Hilton ha declarado en varias ocasiones que no ha recibido ni un dólar de esas ventas.

Kim Kardashian

Robert Kardashian, el abogado de O. J. Simpson, no tuvo tiempo de ver como su familia y su apellido se convertían en una máquina de generar dinero. Y todo, en gran parte, gracias a un desliz de una de sus hijas. Poco aprendió Kim del escándalo sexual de su amiga Paris Hilton, o tal vez fue al revés y lo que aprendió fue demasiado, pero en 2007 un vídeo íntimo dónde aparecía manteniendo relaciones sexuales con su novio de entonces, el rapero Ray J., apareció en internet. Kardashian demandó a la productora que había distribuido el vídeo, y no solo recibió 5 millones de dólares en concepto de indemnización sino que, además, el canal de televisión E! decidió aprovechar su popularidad y la fichó, junto a toda su familia, para protagonizar el reality Keeping up with the Kardashians. Desde entonces, se ha convertido en una de las celebrities que mueven más dinero en Estados Unidos.

Scarlett Johansson

En 2011, Christopher Chaney, un hombre de 35 años residente en Florida, decidió hackear decenas de cuentas de correo de famosas para saciar su curiosidad. Entre ellas se encontraba Scarlett Johansson, que vio como dos fotografías que se había tomado ella misma y en las que aparecía desnuda eran filtradas a un sitio web. El revuelo fue instantáneo y la actriz creo escuela. La red se llenó de imitadores y se creó el scarlettjohanssoning, es decir, hacerse una foto del culo utilizando el reflejo de un espejo. El hacker fue detenido por el FBI, pidió perdón a sus víctimas por televisión y ahora se enfrenta a una condena de 121 años de prisión.

Vanessa Hudgens

Vanessa Hudgens saltó a la fama como chica Disney en la saga High School Musical. Se convirtió en ídolo de adolescentes, se enamoró de su compañero Zac Efron y esparció la semilla del sentimentalismo y la bondad por todo el mundo. Pero, entonces, todo cambió. Unas fotos de Vanessa desnuda empezaron a circular por internet, haciendo peligrar su contrato con la factoría Disney. La actriz se disculpó, aseguró que se trataban de unas imágenes privadas y que no volverían a repetirse. El problema fue que un par de años después volvieron a aparecer otras fotografías suyas, esta vez en topless. La actriz ha declarado que esas fotografías marcaron su carrera. Ahora, cada vez que trata de decirle a un productor que no se siente cómoda con un desnudo en la película, le responden “Pero si ya lo has hecho”, y no le hacen caso.

Olvido Hormigos

Pese a que ya había habido otros casos en España -como el de Ana Obregón y Micky Molina pillados en un coche-, el más mediático en los últimos tiempos ha sido el de la ex-concejal socialista Olvido Hormigos. En 2012 se filtraba un vídeo íntimo que la todavía concejal había enviado a un supuesto amante. Hormigos, casada y madre de dos hijos, trató de dimitir de su cargo por la presión mediática que estaba recibiendo. Sin embargo, parte de la opinión social y de sus compañeros de partido le animaron a que no lo hiciera. Acudió a programas de televisión, dio entrevistas, reconoció su error y, aprovechando el tirón mediático, decidió hacer una portada para la revista Interviú. Desde entonces, Hormigos se ha convertido en una habitual de la crónica social, participando en realities, programas de televisión y desnudándose en unas cuantas ocasiones más, demostrando que la fama es mucho más rentable que la política.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba