Gente

De aquellos padres feúchos, estos hijos buenorros

Siempre se ha atendido al dicho de que de padres guapos nacen hijos más guapos, por eso de que la especie se mejora. Según esta regla, deberíamos pensar entonces que de padres poco agraciados salen hijos más feos. Pero no. La naturaleza, que actúa a su antojo, ha dado grandes bellezas en el mundo del espectáculo, nacidos de progenitores famosos, de esos difíciles de mirar, por decirlo elegantemente. Veamos algunos ejemplos.

Liv Tyler (Steven Tyler y Bebe Buell)

La actriz y el vocalista de Aerosmithtardaron en reencontrarse como padre e hija, pues la intérprete de El señor de los anillos tuvo conocimiento de que Steven era su padre cuando tenía nueve años. Bebe Buell, una modelo, cantante y groupie de Aerosmith dio a luz a la famosa actriz en 1977. Decidió llamarla Liv por la musa de Bergman, Liv Ullmann y le ocultó la identidad de su verdadero padre Steven Tyler porque al parecer por entonces era consumidor asiduo de droga. La joven Liv creció pensando que su padre biológico era el cantante de rock, Tom Rundgren. De hecho llevó su apellido hasta 1991 cuando- años después de su reencuentro con su verdadero padre, Steven Tyler-, decidió hacer pública la noticia y pasó a llamarse Liv Tyler. Padre e hija se llevan estupendamente. De hecho han colaborado juntos en varios proyectos: Liv aparece en el videoclip de Aerosmith Crazy y él ha participado en la banda sonora de Armageddon, que la actriz protagonizó.

Charlotte Gainsbourg (Serge Gainsbourg y Jane Birkin)

Su madre era la guapa cantante y actriz inglesa Jane Birkin y su padre, que era bastante menos agraciado, el famoso compositor Serge Gainsbourg que lanzó en los sesenta la canción más erótica de todos los tiempos: Je t´aime…moi non plus. Charlotte heredó una equilibrada mezcla de rasgos de sus dos padres y también sus excentricidades. Serge, mujeriego y desatado en el sexo, protagonizó capítulos muy escandalosos a ojos de la opinión pública más conservadora, como cuando se supo que durante la grabación de Je t´aime…moi non plus él y Brigitte Bardot tuvieron que masturbarse para poder interpretar los gemidos de la canción. También fue polémica la participación de  Charlotte en la canción de su padre Lemon Incest, cuando ella tan sólo tenía 12 años. La actriz y cantante, que ha crecido entre acordes y desnudos, no tiene inconveniente en ponerse en cueros siempre que el guion lo requiera, sobre todo como musa de Lars Von Trier.

Asia Argento (Dario Argento y Daria Nicolodi)

Resulta que la voluptuosa y sensual actriz Asia Argento poco o nada ha heredado del físico decadente y mortecino- sin ánimo de ofender- de su padre, el director italiano Dario Argento, uno de los máximos responsables del cine giallo (subgénero derivado del thriller y el cine de terror muy popular en los 70). Junto a él ha trabajado en cuatro películas enseñando mucha cacha y también ha participado en películas de destacados cineastas como Nanni Moretti, Abel Ferrara o Gus Van Sant. Creemos y afirmamos que el buen y lustroso físico de Asia es legado de su madre, la actriz y musa de Dario Argento, Daria Nicolodi, a la que hemos podido ver en filmes memorables como “Rojo Oscuro” (1975).

Nastassja Kinski (Klaus Kinski)

Del desquiciado de su padre no vemos mucha seña, pero sí, Nastassja es hija de Klaus Kinski, uno de los actores más polémicos y por qué no decirlo, feúchos, del panorama cinematográfico. Hay episodios muy turbios en el seno de esta familia. Nastassja descubrió en 2013 a través de un libro de memorias publicado por su hermana mayor, Pola, que su padre había abusado de ella durante su niñez y adolescencia. La protagonista de Paris, Texas (Wenders, 1984) no dudó en respaldar a su hermanastra en una muestra de complicidad y fe en sus palabras. En fin, qué decir tiene que Nastassja ha sido uno de los rostros más bellos del cine, especialmente durante la década de los ochenta. ¡Cómo olvidarnos de La mujer pantera!

Y  aunque hay muchos más casos internacionales, por ejemplo, una de las hijas de Keith Richards, Theodora, o de Mick Jagger, Jadde, etc. repasemos también algunos nombres nacionales.

Eloy Azorín (Eloy Arenas y Amelia Azorín)

Que no queremos meternos así frívolamente con el físico del actor y cómico Eloy Arenas, pero es que su hijo no se parece en nada, que es guapo a rabiar y así tan rubio y angelical que recuerda a Tadzio de Muerte en Venecia. Entonces, lo único que podemos hacer es pensar que este rostro, que debutó en el cine a los 18 años nada menos que de la mano de Almodóvar (Todo sobre mi madre), es legado de su madre, que es también su representante, Amelia Azorín, y así lo mismo se resuelve la ecuación.

Amelia y Ana Bono (José Bono y Ana Rodríguez)

Aquí rápidamente resolvemos. Las hijas mayores del ex presidente del Congreso no se parecen a su padre porque son clavadas a su madre, la empresaria de la firma TousAna Rodríguez, que fue esposa del político durante 29 años. Se separaron en 2010. Lo curioso es que el único varón de los vástagos, José Bono, Jr. que es jinete profesional, no se parece a ninguno de los dos.

Javi Cantero (El Fary)

A ver, a El Fary le apreciamos y le recordamos como ese artista que representaba el sonido de las gasolineras de España, con alegría de pasodoble, toros y mujeres que querían ponerse la minifalda. Bien, pero agraciado no era. Y su hijo, Javi pues no es que sea una belleza pero está en tierras lejanas respecto al legado físico y también, por qué no decirlo, en lo que se refiere a lo artístico. Pues eso, que “cuanto más acelero” más me alejo.

¿Se plantearán alguna vez los padres a quien se parecen sus hijos?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba