Gente

Nobleza obliga… a ponerse a trabajar

Duques, Marqueses, Condes, Vizcondes, Barones... Títulos nobiliarios que distinguen a los miembros de la nobleza y que, en la gran mayoría de los casos, son heredados por generaciones. A pesar de que actualmente no gozan de ningún privilegio -salvo el de su tratamiento como Excelentísimos señores los que son Grandes de España y de Ilustrísimos señores el resto de nobles- son conocidas las grandes desavenencias familiares, trasladadas a mendo a los tribunales, por ostentar cualquier título que les haga partícipes de ese club tan selecto de la nobleza.

En España, poco más de 2.200 personas tienen unos 3.000 títulos nobiliarios. El Rey es la única persona con potestad para otorgarlos y en los 38 años que lleva de reinado ha concedido 48 títulos. Los grandes títulos de la nobleza española los ostentan mujeres: Cayetana Fitz-James Stuart, duquesa de Alba; Victoria Eugenia Fernández de Córdoba, duquesa de Medinaceli; Ángela María de Solís-Beaumont, duquesa de Arcos, que heredará también el ducado de Osuna; y, hasta su muerte en 2008, el ducado de Medina Sidonia lo ostentaba Luisa Isabel Álvarez de Toledo, que ahora ha heredado su hijo Leoncio. Sin duda, la duquesa de Alba es una de las nobles más populares por sus constantes apariciones en la prensa del corazón, tanto ella como sus hijos pequeños Cayetano y Eugenia. Actualmente cuenta con 41 títulos nobiliarios, siendo catorce veces Grande de España.

Encontramos nobles también en la política, entre otros, a los expresidentes (ya fallecidos) Carlos Arias Navarro y Leopoldo Calvo-Sotelo, así como Adolfo Suárez; en los consejos de las grandes empresas como FCC, donde una tercera parte de sus vocales son nobles, con Esther Koplowitz, condesa de Peñalver, como máxima accionista; u OHL, Juan Miguel Villar Mir, marqués de Villar Mir, como presidente. Carlos Espinosa de los Monteros, marqués de Valtierra, que forma parte del accionariado de Acciona, es vicepresidente segundo de Inditex y alto comisionado de la Marca España. Dentro del deporte, uno de los últimos nombramientos que ha hecho el Rey ha sido para el entrenador de la selección española, Vicente del Bosque, otorgándole el título de Marqués de Del Bosque.

Subastas y alquileres para capear la crisis

Las estimaciones de los bienes de la Casa de Alba se cifran entre 700 y 3.000 millones. Con estos números, que no dejan indiferente a nadie, cuesta creer la respuesta de la Duquesa hace unos meses cuando se le preguntaba por las informaciones que apuntaban a los problemas económicos por los que estaba pasando la Casa de Alba. Contestó que ellos también estaban notando la crisis. Hace unos días, vendieron siete piezas de baño del Palacio de Liria por 6.129.500 euros. Digamos que actualmente disponer de dinero en efectivo para mantener los grandes patrimonios no es cosa de nobles.

 La baronesa Thyssen, con una fortuna en torno a 1.000 millones de euros, contando la colección de cuadros heredada de su marido, vendió el pasado verano uno de los cuadros de su colección por 27,89 millones de euros, según aseguró, para poder tener liquidez.

Carlos Falcó, marqués de Griñón, exmarido de Isabel Preysler, hace tiempo también que alquila el Palacio El Rincón, situado en Aldea del Fresno, para bodas, eventos familiares, rodajes, e incluso existe la posibilidad de pasar la noche en habitaciones históricas. Otros nobles españoles no tan conocidos venden o alquilan sus palacios. Es fácil encontrar a la venta casas palaciegas desde 500.000 euros hasta 10 millones. Lo que parece estar claro es que ser noble sin necesidad de trabajar forma ya parte del pasado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba