Gente

Los desnudos de los príncipes más rebeldes

Han nacido en las mejores familias, han estudiado en las mejores escuelas, han recibido la mejor educación y aún así son una fuente constante de escándalos. A los príncipes europeos les gusta desnudarse y si es en público, mejor. Hoy echamos un vistazo a los cuerpos reales más polémicos.

A simple vista, puede parecer que los famosos son poco conscientes del interés que despiertan en el público. Cuando uno es un rostro popular, sabe, o debería saber, que cada uno de sus movimientos es susceptible de ser noticia, y más si se trata de algún tipo de actividad poco recomendable. Pero, ¿y qué ocurre cuando, además, hablamos de miembros de familias reales? ¿Creen los jefes de Estado y sus descendientes que van a conseguir pasar desapercibidos? Otra cosa es que piensen que, debido a su categoría, van a poder parar las imágenes que no les favorezcan, pero los tiempos han cambiado mucho. Con la llegada masiva de las nuevas tecnologías y la aparición de nuevos medios, ya no está nadie a salvo. Hoy repasamos algunos de los deslices más polémicos de los futuros Monarcas europeos.

Alberto de Mónaco

El que prometía ser el príncipe menos interesante de Europa ha terminado siendo uno de los más polémicos. El eterno soltero, la eterna promesa, consiguió seducir a una nadadora sudafricana y alcanzar el trono a la muerte de su padre entre rumores de hijos ilegítimos y fotografías robadas. A principios de los ochenta, la revista americana Hustler ya publicó unas imágenes del príncipe desnudo en un barco, saltando al agua y pasándoselo bien con una chica, pero el mayor escándalo llegó en 2004, cuando el periódico escandinavo Aftonbladet afirmó que tenía en su poder una serie de fotografías de Alberto de Mónaco desnudo en la nieve, retozando junto a una mujer y otros tres hombres. Las imágenes nunca llegaron a ver la luz, pero la noticia se propagó por todos los medios internacionales.

Príncipe Carlos de Inglaterra

En 1994, el periódico alemán Bild Zeitung publicó una fotografía del príncipe Carlos de Inglaterra completamente desnudo bajo el título “Las joyas de la corona”. La imagen había sido tomada en un castillo al sur de Francia mientras el príncipe disfrutaba de sus vacaciones. Carlos se había bañado en la piscina y se dirigía a la ducha llevando tan solo una toalla blanca al hombro. Posteriormente, la revista Paris Match publicó algunas fotografías más de la misma serie. El príncipe de Gales tomaba así el testigo de su hermano Andrés, que ostentaba el título del rebelde de la familia y ya había aparecido desnudo en alguna que otra fotografía.

Príncipe Guillermo de Inglaterra

El caso del príncipe Guillermo, comparado con el del resto de su familia, es tan solo un pequeño descuido. El príncipe heredero estaba en mitad de un partido de polo cuando le entraron ganas de mear y pensó que no pasaría nada por acercarse a unos matorrales y desahogarse. El problema es que un fotógrafo se dio cuenta y captó el instante armado de un teleobjetivo. ¿En qué estaría pensando el príncipe?

Príncipe Enrique de Inglaterra

El último de los escándalos de la familia real británica lo protagonizó Enrique, el príncipe más rebelde de todos. Si sus salidas nocturnas, sus borracheras y sus múltiples novias ya habían sido noticia, unas imágenes del príncipe totalmente desnudo en un hotel en Las Vegas dieron la vuelta al mundo. En las fotografías aparecía el príncipe abrazado a una rubia y tapándose sus vergüenzas con las manos, tras haber disputado una partida de billar en modalidad striptease. La joven declaró posteriormente que cuando ella llegó a la habitación, el príncipe ya estaba desnudo y que tan solo estuvo allí unos 20 minutos. Aunque, viendo las imágenes, ¿cuánto pagaría la familia real para parar el resto de fotografías?

Príncipe Federico de Dinamarca.

El príncipe Federico, heredero de la Corona danesa, también sufrió un episodio parecido al del príncipe Guillermo. En 2007, mientras estaba de vacaciones en un barco, decidió que, estando en el mar, no tenía necesidad de bajar a mear al baño, así que aprovechó para hacer sus necesidades en cubierta, sin darse cuenta que un paparazzo estaba fotografiándole desde lejos.

Andrea y Pierre Casiraghi

El clásico de los desnudos de las familias reales lo han protagonizado a lo largo de los años los hermanos Andrea y Pierre Casiraghi, hijos de Carolina de Mónaco y el fallecido Stefano Casiraghi. Los hermanos Casiraghi, habituales de las fiestas y las playas de Ibiza, han sido pillados en decenas de ocasiones cambiándose de bañador en público, sin prestar demasiada atención a si se les escapaba algo en pleno proceso. Ahora tratan de hacernos creer que son jóvenes serios y responsables, candidatos ideales para un trono que todavía no tiene heredero, pero conociendo su pasado, imaginamos que las redacciones de los periódicos deben estar repletas de fotografías comprometidas. Ay, si Grace Kelly levantara la cabeza...

El rey Juan Carlos

En 1995, la revista italiana Novella 2000 publicó unas fotografías de Juan Carlos de Borbón tomando el sol totalmente desnudo en la cubierta del yate Fortuna. La historia parece remontarse a mediados de los ochenta, cuando unos fotógrafos, tratando de pillar al príncipe Felipe con Isabel Sartorius, se encontraron en su lugar al Rey en el yate. Las imágenes no fueron adquiridas por ningún medio español y terminaron siendo publicadas en Italia años después -también se rumoreaba que el Rey no estaba solo en el yate, aunque en las fotografías no se podía ver nada-. La Casa Real no hizo manifestaciones al respecto y la prensa se guardó mucho de comentar nada. Desde luego, eran otros tiempos. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba