Gente

Letizia vuelve a estar bajo “nómina”

Mucho se está hablando en estos días sobre si la relación entre el príncipe Felipe y doña Letizia va viento en popa o si, por el contrario, hace tiempo que empezó a naufragar sin posibilidad de rescate. Mientras tanto, el Rey ha tomado la decisión de incluir bajo “nómina” tanto a la princesa como a la reina doña Sofía.

La princesa Letizia en un reciente acto en Madrid (Gtresonline).
La princesa Letizia en un reciente acto en Madrid (Gtresonline).

Zarzuela ha decidido poner un sueldo a la princesa Letizia de 102.464 euros anuales, de los cuales 53.282 euros son para gastos de representación. ¿Quiere don Juan Carlos acallar así los rumores de una pronta separación entre la pareja? ¿Forma parte esta determinación de una estrategia para dotar de algo más de transparencia las cuentas de la familia? Parece obvio que si el Rey tuviese alguna duda sobre la permanencia de la princesa en palacio, al menos a medio plazo, no la hubiese incluido en “plantilla”.

Esto no quiere decir que hasta ahora la princesa tuviese que estar pidiendo dinero a su marido cada vez que salía de compras o de marcha con sus amigas. Doña Letizia, así como la Reina y las infantas Elena y Cristina recibían cada año una cantidad variable, unos 400.000 euros en total, que eran distribuidos por don Juan Carlos a su parecer. Una cantidad nada despreciable si tenemos en cuenta la crisis que está viviendo el país y cuestionándose, como está actualmente, el papel de la monarquía después del caso Nóos, como punta del iceberg, en el que por primera vez un miembro de la familia real, como es la infanta Cristina, se encuentra imputado.

Duplica su anterior sueldo

El pasado mes de noviembre se cumplieron 10 años del anuncio del compromiso de los príncipes y la decisión de Letizia de abandonar su actividad profesional y rescindir el contrato laboral que tenía con TVE como presentadora de informativos. Ese fue el último sueldo que Letizia tuvo asignado, unos 3.000 euros mensuales, una cifra muy interesante que ya le permitía costearse diseños del modisto Adolfo Domínguez, uno de sus preferidos entonces, o calzarse unos zapatos de Sara Navarro a los que está enganchada desde hace muchos años.Atrás han quedado esos años, y muy mal no le ha ido a la princesa con el cambio, porque de haber continuado ejerciendo como periodista, y dada la crítica situación que está pasando el sector de los medios de comunicación, es muy posible que Letizia estuviese engrosando actualmente las listas del paro.

Dado su fuerte carácter, según dicen los que la conocen, resulta extraño que la princesa haya tardado diez años en conseguir que desde la Casa Real se la asignara un sueldo por su trabajo de representación de ésta acompañando al Príncipe Felipe o, muchas veces, en solitario. Algo más le ha costado a doña Sofía. Casi 40 años han tenido que pasar para que el Rey reconozca de una forma profesional la labor que realiza. No sabemos si la complicidad entre doña Sofía y doña Letizia, en el caso de que exista, habrá tenido algo que ver en esta decisión. Hasta ahora, la reina de España era la única consorte europea, junto con Matilde de Bélgica, que no tenía ninguna cantidad fija asignada.

Un cuarto de millón al año

A partir de ahora, los príncipes de Asturias recibirán en total 248.840 euros brutos anuales. Una cifra más que interesante, aunque es la mitad de lo que reciben otros herederos europeos, como los holandeses o los suecos, y muy lejos de los más de 2 millones de euros que reciben el príncipe Carlos y Camilla en Reino Unido, o el millón de euros que reciben los herederos noruegos Haakon y Mette Marit.

Resulta difícil llegar a entender cómo sufraga la princesa tantos gastos, cómo consigue estirar esos 6.000 euros mensuales asignados para poder costearse los modelitos que luce en cualquiera de sus actos, oficiales o no, muchos de ellos del diseñador Felipe Varela y todos por encima de los 1.500 euros; las joyas de Tous y Suárez que luce habitualmente; los múltiples tratamientos de medicina estética a los que se somete, al parecer, con cierta frecuencia; y varias operaciones de cirugía estética que nos han dejado una imagen de la princesa que poco tiene que ver con aquella periodista osada que el príncipe Felipe presentó a España como su prometida.

Décadas de secretos

Ahora que parece que las cuentas reales empiezan a ser un poco más transparentes, que hace dos años que la Casa del Rey decidió acabar con más de 30 años de secretos, está más cerca que todos los españoles podamos consultar al detalle en qué se gasta la Familia Real cada euro.

Y a partir de ahora, Princesa, que todos los españoles sabemos lo que gana, su nivel de exigencia será mayor, y deberá Su Alteza desempeñar sus funciones en el mismo nivel que su sueldo. Ya no valen las excusas de «sólo trabajo de lunes a viernes», «mi horario laboral es de ocho horas diarias», y otros despropósitos que ninguna princesa se puede permitir, y menos con un sueldo de más de 6.000 euros netos al mes. Como diría otra princesa, en este caso la del pueblo, «por ese sueldo ma-to».


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba