Gente

El loco, loco viaje de Khloe Kardashian a Dubái

A las Kardashian no se las puede sacar de casa. En cuanto dejan Estados Unidos y su pequeño mundo de socialités y lujo, se les va la mano y acaban protagonizando mil y una polémicas para las que no estaban preparadas. La última en 'liarla' ha sido Khloe, que con su viaje a Dubái ha conseguido incendiar las redes sociales. ¿Quieren saber por qué? Les aconsejamos que no pierdan detalle de lo que son unas vacaciones ‘a lo Kardashian’.

Khloe Kardashian ha subido a su perfil de Instagram una fotografía llevando un niqab (Instagram).
Khloe Kardashian ha subido a su perfil de Instagram una fotografía llevando un niqab (Instagram).

Que los famosos se equivocan como seres humanos que son ya lo sospechábamos, pero ahora, gracias al boom de las redes sociales, lo tenemos más claro que el agua. Pese a contar con varios asesores, estilistas y personal encargado de mantener sus perfiles, las celebrities consiguen meter la pata constantemente. En cuanto cae en sus manos un teléfono móvil, se las ingenian para ofender a varios colectivos y soliviantar a la opinión pública, y todo con una sencilla fotografía. ¡No nos dirán que esto no es un arte innato! Y si tenemos que hablar de artistas -del despropósito-, es imprescindible hacer un alto en las Kardashian. Nadie ofende con tanto estilo. 

Khloe Kardashian, hermana y clon de la propia Kim, ha protagonizado a lo largo de la semana varias polémicas virtuales gracias a su viaje a Dubái. La socialité se había trasladado a Oriente medio para participar en un seminario sobre belleza con la gurú Fouz Al Fahad en el Dubai World Trade Center. Un evento de los miles a los que acuden las Kardashian a lo largo del año y que no iba a presentar más problemas que los de llevar treinta y cinco maletas repletas de modelitos. O eso pensaba la pobre Khloe. En cuanto bajó del avión, la hermana de Kim empezó a hacerse selfies como una loca, para que todos sus millones de seguidores pudiesen admirar la belleza del paisaje y también la suya propia, pero pronto se le fue de las manos. 

Una foto con un niqab

La socialité no tuvo más conocimiento que hacerse una fotografía tapándose con un pañuelo negro al estilo islámico, dejando descubiertos tan solo los ojos. Para ella, posiblemente, no fue más que una ocurrente idea para resaltar su perfecto maquillaje y, de paso, hacer un guiño al país, pero las redes sociales no se lo tomaron con tanta ligereza. Rápidamente los usuarios criticaron su poca sensibilidad con el terrorismo, hablaron de la yihad y de su frivolidad para tratar estos temas -también tuvo apoyos entre los más de 45.000 comentarios que atesora la fotografía en Instagram-. Pero las Kardashian están acostumbradas a la polémica y tampoco le prestan demasiada atención. Además, su hermanastra Kendall ya había conseguido el mismo efecto unos meses antes, con el mismo tipo de fotografía y en el mismo país. Debe ser una costumbre familiar. 

Cuando el episodio del pañuelo ya estaba olvidado, Khloe quiso compartir las magníficas vistas oceánicas de su suite en el lujoso hotel Atlantis The Palm, uno de los alojamientos más exclusivos del mundo. Para la ocasión, la socialité había reservado una de las dos suites situadas justo debajo de la laguna, desde las que se puede dormir mientras tiburones, rayas y demás peces surcan el mar sobre nuestras cabezas. Khloe no perdió la ocasión para hacerse fotos con todo tipo de fauna marina y no se lo podemos reprochar. Cuando uno se gasta casi 10.000 euros por noche en un hotel, tiene que disfrutar de todas las facilidades. La suite, además, viene con mayordomo incluido las veinticuatro horas y tiene espacio para cinco personas. Vamos, que sale muy bien de precio.

Los grupos ecologistas en su contra

Pero si los peces no habían sido suficiente para la socialité, Khloe también deleitó a su fans con otra serie de fotografías de lo más salvajes. Kardashian se dejó retratar dándole de comer a una jirafa, abrazando a un bebé orangután y dándole un beso a un cachorro de tigre. Y, de nuevo, regresó la polémica. Los grupos ecologistas denunciaron la actitud de la celebritie y afirmaron que los animales no son complementos con los que hacerse fotos. “Los cachorros de tigre deben estar en libertad, con sus madres, no en cautividad para ser usados como espectáculo”, condenó la asociación World Animal Protection. “La gente no se da cuenta de que posar con animal salvaje supone una vida de miseria para el animal. Para ser utilizados como espectáculo, los tigres son arrebatos cruelmente de sus madres recién nacidos”. 

Aun así, no confíen en que Khloe recapacitara un poco y entonara el mea culpa. Las imágenes continúan en su Instagram como si no hubiese pasado nada. De hecho, la socialité terminó su pequeña -y millonaria- escapada y cogió el avión para hacer una parada en Europa. ¿Qué será lo próximo? ¿Aparecer derruyendo el Coliseo de Roma? Viniendo de una Kardashian podemos esperarnos cualquier cosa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba