Gente

¿Por qué todo el mundo odia a Justin Bieber?

Un chiquito de apenas 20 años, que canta desde los 13 con un talento poco usual, que se ha hecho a sí mismo, ayuda a su madre -con la que creció en un hogar sin padre-, guapo, sensible, con una carrera musical de éxito envidiable. Entonces, ¿por qué levanta esos odios siderales? Ah… que he dicho ‘envidiable’. Aquí van 5 claves para entenderlo:

Tener un Lamborghini

De color amarillo y participa con él en carreras ilegales por las calles de Miami Beach junto a su amigo Sharieff -con un Ferrari rojo-. Tranquilos, que además de ser detenido por la policía, sus guardaespaldas precedían la carrera cortando las calles para que nadie se los tragara en un cruce ¡Qué majos! No dio positivo en la prueba de alcohol, pero confesó haber fumado marihuana y haber ingerido ansiolíticos, tal y como demostraron más tarde las pruebas de toxicología. Pero el chico ya lo dijo antes... Honestidad no le faltó.

Ser actor cuando quiere

Una de las series de más éxito en Estados Unidos, CSI, le invitó para que hiciera de adolescente problemático hace cuatro años y repitió experiencia un año después, hasta que su personaje murió. Un año más tarde se estrenó su documental musical, Never Say Never. Recaudó más de 12 millones de dólares el día del estreno y el fin de semana posterior lo dobló y añadió un pico más: 30 millones y medio. Le faltaron 600.000 dólares para igualar al mayor éxito de taquilla de documentales musicales: Hannah Montana & Miley Cyrus: Best of Both Worlds Concert, que sigue poseyendo el título.

Tener novias muy guapas que además hablan bien de él

Una de las ‘novias’ de América salida de la factoría Disney, Selena Gomez, sigue estando en su corazón a pesar de que parece que ya no hay nada que hacer. La última ha sido Rita Ora, que después de grabar con él -y algo más-, ha tenido que romper con su novio Calvin Harris. Ella dice al mundo: “¿A quién no le gusta Justin?”. La lista sigue: Michelle Rodríguez, Miranda Kerr, Kendall Jenner... También hay una leyenda negra de que Justin le pide explicaciones a Cara Delevigne para saber qué hay entre ella y su adorada Selena.

Convertir en oro lo que toca

Ya lo dijo The Observer, este niño canadiense tiene más influencia en las redes sociales que Barack Obama o el Dalai Lama. Su canal de Youtube es una catapulta directa al éxito, también lo afirmaba The New York Times. Antes de que sus trabajos se publiquen, sus vídeos caseros son los más vistos del canal. Este don ya lo descubrió su representante, Scooter Braun, que le aconsejó: “Tú canta en tu habitación como si nadie te estuviera viendo”. En poco tiempo consiguió una audiencia fiel de 6 millones de seguidores (2010) y cada día se estima que entran unos 24.000 seguidores más. Le costó convencer a su católica madre para que le dejase llevar al niño a Atlanta, pero desde que lo consiguió... Justin tienen una varita debajo de la manga.

Tener éxito muy pronto y ser un modelo a seguir

Con 16 años lanzó al mundo su famoso Baby antes de sacar su álbum My World. Baby fue el videoclip más visto en Youtube con unas 300 millones reproducciones. Ese año superó al Bad Romance de Lady Gaga. Ese año, el de su debut, se convirtió en el primer artista que colocaba siete de sus temas (todos de My World) en el Billboard Hot 100 -el boletín oficial de la industria musical en Estados Unidos-.

Vale sí, a veces bebe, fuma, se pega con la gente... ¿Os imagináis a vuestros hijos aborrescentes, perdón, adolescentes, con su problemática de serie, si además tuvieran una cuenta en el banco que solucionaría los problemas de varias generaciones familiares? Por lo menos éste sabe cantar y bailar. Y visto así, ¿no os convertiríais en beliebers?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba