Gente

Kiko y Chabelita visitan a Isabel Pantoja en la cárcel

Los hijos de las dos últimas grandes tonadilleras, Rocío Jurado e Isabel Pantoja, no pueden estar viviendo un momento más diferente: mientras los de la intérprete de Marinero de luces acudían a ver a su madre en el primer vis a vis del año, los de Rocío Jurado realizaban compras de última hora en un centro comercial para dar la bienvenida a José Ortega Cano, de permiso penitenciario al estar, igual que Isabel, cumpliendo condena en la cárcel. Familia triste, familia feliz (al menos por unas horas).

Parece como si estuvieran viviendo mundos parelelos y bien diferentes: Kiko Rivera y María Isabel Pantoja, hijos de Isabel Pantoja, han acudido a la prisión femenina de Alcalá de Guadaíra, en Sevilla, para visitar a su madre y verse las caras en un vis a vis. De este modo, Kiko Rivera y Chabelita le brindaban la primera visita de 2015, aunque los únicos descendientes de la cantante no fueron los únicos en compartir un tiempo con ella: el hermano de la tonadillera, Agustín, y su sobrina, Anabel, también quisieron pasar unos minutos.

Kiko Rivera solo estuvo una hora en el interior del centro penitenciario.

Podemos intuir muchas cosas sobre el orden de salida de la prisión una vez la habían visitado, aunque lo dejamos a juicio de los siempre sabios lectores. Veamos: después de permanecer delante de su madre en un encuentro muy emotivo, el primero en salir del centro penitenciario en el que Isabel Pantoja se encuentra ingresada desde el pasado 21 de noviembre acusada de blanqueo de capitales, fue Kiko Rivera, de acuerdo con la información difundida por la agencia Gtres. El dj estuvo en torno a una hora en el interior de la cárcel, de 16:00 a 17:15 horas, aproximadamente, solo y sin realizar declaración alguna.

Con la noche ya caída sobre el cielo sevillano, las siguientes en marcharse fueron Anabel y Chabelita, en torno a las siete de la tarde y cuando supuestamente acababa la hora de visita. La hija de la cantante salió también sin hacer declaraciones y sin despegar la mirada de su teléfono móvil. Acto seguido entró en el coche del que presumiblemente era su chico, el cual se tapó la cara para evitar ser visto por las cámaras allí presentes. Una hora y cuarto más tarde fue su hermano Agustín el que abandonaba las instalaciones, bastante más tarde de lo que, en principio, se esperaba.

Difíciles navidades

Isabel Pantoja ha pasado sus navidades más difíciles. Entre rejas y sin la compañía de los suyos, la artista ha tenido que soportar los primeros festejos sin sus seres queridos. Sus hijos también lo han pasado verdaderamente mal y no se han cansado de reclamar por las redes sociales justicia y ayuda para su madre.

Isabel podría estar enojada con sus hijos: ninguno pasó la Nochebuena con su abuela.

No obstante, según apuntan algunas informaciones, Isabel Pantoja podría estar algo enojada y molesta con la actitud de Kiko y Chabelita estas navidades. El motivo se debería a que ninguno de los dos pasó la Nochebuena en Cantora con su abuela, Doña Ana. Su hija eligió Santander como destino y Kiko la pasó pinchando en una discoteca sevillana, y esta circunstancia habría cabreado bastante a la tonadillera, que considera que sus hijos deberían haber acompañado a su abuela en estos momentos tan empinados y complejos para la familia.

Familia triste, familia feliz

Y mientras tanto, la familia de la otra gran tonadillera, la fallecida Rocío Jurado, vivía estos días unos momentos bien diferentes. 2014 tampoco fue un año sencillo para ellos, con constantes ingresos penitenciarios y hospitalarios. Sin embargo, el permiso penitenciario a José Ortega Cano, que cumple condena por homicidio imprudente tras un accidente de tráfico que causó la muerte a Carlos Parra, supuso una agradable sorpresa para una familia que tampoco pasa por sus mejores momentos, con el joven José Fernando ingresado en la clínica López Ibor de Madrid para tratar de superar sus problemas psicológicos.

José Fernando dejó por unos días la clínica López Ibor para acompañar a su padre durante el permiso penitenciario.

Tan buena noticia fue, que el propio José Fernando abandonó por unos días la institución médica para acompañar a su hermana Gloria Camila –quien ha tenido que vivir unos meses sin sus apoyos más fundamentales, su hermano y su padre– de compras. Los hijos mayores de José Ortega Cano, su hermana Mari Carmen, su cuñado Aniceto y su sobrino Chema se desplazaron hasta un centro comercial donde estuvieron haciendo las últimas compras para preparar la bienvenida. Y es que esta salida provisional ocurría sin antelación, por lo que pilló a todos por sorpresa y tuvieron que movilizarse rápidamente.

Sin duda, esta ha sido la noticia más especial de las vacaciones y el mejor regalo que podrían desear. Unos días que los Ortega Cano aprovecharán para estar todos juntos, ponerse al día y prepararse para la próxima separación, ya que al diestro aún le queda condena por cumplir.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba