Gente

Jon Hamm ha acabado en secreto con su adicción al alcohol

Jon Hamm, el actor que da vida al personaje principal de la serie Mad Men, Don Draper, acaba de finalizar un proceso de rehabilitación que ha durado treinta días ante la adicción al alcohol. Ha sido su representante quien ha emitido la información de forma oficial.

Hamm, de 44 años, ha estado cumpliendo un programa de rehabilitación en secreto durante un período de 30 días. Su representante, Annett Wolf, fue quien confesó al medio estadounidense TMZque el actor ingresó en febrero en Silver Hill Hospital, situado en Connecticut, hasta hace poco tiempo. Aunque no se concretaron fechas de cuándo concluyó el tratamiento, Jon se dejó ver en una proyección especial de la serie en la que participa el pasado sábado en Nueva York.

Wolf explicó que Jon había superado hace poco su batallada contra el alcohol gracias al apoyo de su compañera, Jennfier Westfeldt. Ahora, la pareja quiere mantener la privacidad de los detalles acerca de la situación de cara a los medios.

Jon Hamm y su personaje compartían la adicción al alcohol.

Casualmente, el personaje al que interpreta también padece problemas con el alcohol. No se sabe si la tv star ha estado en rehabilitación con anterioridad, pero en una entrevista de 2012 con el Daily Mail alegó que su similitud con Don Draper finalizaba en el punto en el que empezaba el amor de Draper por el licor. Incluso se atrevió a decir: “No bebo tanto como Don Draper, sería un inconsciente si lo hiciese”.

El artista ha revelado en otras declaraciones haber padecido depresión clínica, lo que nos lleva a pensar que quizá tenga que ver con su problema con la bebida. En una ocasión explicó: “Dejé el colegio, me mudé al sótano de mi hermanastra mayor, Juie, me apunté a una universidad local y me hundí en la depresión. Sólo quieres estar en la cama todo el día, duermes hasta las cuatro de la tarde y no tenía ganas de hacer nada”.

Una premiada interpretación

Con cuatro premios Emmy a la mejor serie dramática y un Globo de Oro a mejor actor, es por Mad Men por lo que más se ha hecho conocido. Sin embargo, ha intervenido en otras ficciones televisivas de gran calado como Black Mirror y en filmes como La boda de mi mejor amiga.

Ya ‘limpio’, a lo único a lo que Hamm se enfrenta ahora es a su participación en la última temporada del serial en el que da vida al hombre de negocios de Madison Avenue, que se estrenará el próximo 5 de abril. No obstante, confiesa estar preocupado por qué hará a nivel laboral cuando estos últimos episodios concluyan: “¿Me van a seguir tomando en serio? ¿Sólo voy a hacer comedias románticas el resto de mi vida? ¿Qué es lo siguiente? No lo sé, ¿tú lo sabes? Ojalá fuera lo suficientemente vanidoso como para haber tenido un gran plan”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba