Gente

James Middleton habla sobre lo "frustrante" que es ser hermano de la duquesa de Cambridge

La familia Middleton está llena de sorpresas. Si durante la boda de los actuales duques de Cambridge nos dejamos seducir por Pippa, la hermana pequeña de Kate y firme candidata a ser una de las celebrities más buscadas de Reino Unido, ahora posamos nuestros ojos en James, el benjamín -aunque ya no tanto- de la familia. ¿Qué misterio se esconde detrás de esa tupida barba? Negocios -algunos, fracasados; otros, inconvenientes- y un irrefrenable atractivo para los medios de comunicación. 

Poco imaginaba James Middleton cuando era un adolescente con ganas de marcha que su vida acabaría ocupando las principales páginas de los tabloides británicos. El hermano pequeño de la entonces novia de Guillermo de Inglaterra pasó a ser el miembro más polémico de la familia por sus fiestas en la facultad, sus desfases nocturnos y su afición a desnudarse en público. Aunque claro, teniendo en cuenta que Kate desfiló semidesnuda delante del príncipe Guillermo y que Pippa también se ha dejado fotografiar ligera de ropa, tampoco es que James sea una excepción entre los Middleton. ¿Quién iba a imaginar que acabaría convertido en el tío del futuro rey de Inglaterra?

Pero eso es cosa del pasado. Ahora el hermano pequeño de la duquesa de Cambridge se ha convertido en un hombre de lo más atractivo, muy preocupado por seguir las tendencias estilísticas del momento -tan sólo hay que prestar atención al cuidado que le dedica a su barba-, ejemplo de discreción al estilo Buckingham -guardar silencio, a no ser que sea para engrandecer la popularidad de la monarquía- y hombre de negocios en ciernes. James ha protagonizado la última portada de la revista The Young Director, donde se ha sincerado sobre casi todas las facetas de su vida. Y no, no esperan grandes declaraciones, ni secretos inconfesables. El hermano de Kate Middelton asegura que “al final del día, tan sólo es James”. Y se queda tan tranquilo.

Negocios quebrados

 “Trabajo muchísimo, como cualquier otra persona dedicada a los negocios”, afirma el empresario. “Siempre he sido mi propio jefe”. Middleton comenta que nunca consiguió acabar la universidad porque se sentía muy poco seguro consigo mismo debido a la dislexia que sufre. “Ahora creo que la dislexia es un punto fuerte en mi personalidad”, asegura. “Suelo bromear en que es como un superpoder. Por una parte, te hace único, y por la otra, tu cerebro trabajo de forma diferente. Puedes llegar igual a la solución de un problema pero de una manera poco convencional”. Puede que James no terminara los estudios universitarios, pero, desde luego, no ha perdido oportunidad para afianzarse en el mundo empresarial, con un resultado poco satisfactorio, eso sí.

Cuando su empresa quebró, la reconvirtió en otra dedicaca a hacer pastelería erótica.

Actualmente, el hermano de la futura reina regenta la empresa Boomf Limited, que se dedica a comercializar cajas de marshmallows -un tipo de dulces similar a nuestras nubes- con fotografías de instagram o palabras elegidas por los clientes grabas con tinta alimenticia -pueden conseguir una caja de nueve dulces por unos 15 euros-. Pero no es el primer negocio en el que se embarca. Anteriormente, fundó Cake Kit, una empresa de pastelería que acabó quebrando y reconvertida en Nice Cakes, dedicada a la elaboración de bollería erótica, que tampoco acabó de despegar. Middleton también trabajó en la empresa familiar, dedicada a la organización de fiestas y eventos, y como responsable de comunicación en Forestry for Life, una controvertida empresa dedicada a proyectos ecológicos. Todo un hombre de negocios.

Cotilleos sobre los Windsor

No obstante, esta faceta profesional de Middleton, además de muchos quebraderos de cabeza económicos, también le ha generado más de una enemistad con la Familia real británica. Desde el Palacio de Buckingham no vieron con buenos ojos que James se dedicara a promocionar sus negocios utilizando como reclamo el apellido Middleton. El joven acudió al programa Good Morning America, donde se dedicó a dar detalles de su relación con la familia política de su hermana, cosa que enfureció a los Windsor -que ya estaban calentitos después de que a James se le ocurriera ofrecer dulces con fotografías de Lady Di en una recepción de la revista Hello-. Parece que, tras las advertencias, el hermano de la duquesa se ha moderado y se dedica a medir más sus palabras.

A James Middleton le gustaría que Leonardo DiCaprio le interpretara en una película.

Aun así, no crean que sus aspiraciones son pocas. Middleton afirma que le gustaría que Leonardo DiCaprio le interpretara en una película. “Es un genio y haría que me viera estupendo”, afirmó entusiasmado. ¿Delirios de grandeza en casa de los royals? No se preocupen demasiado, ya que también considera que ser 'el hermano de Kate' es muy frustrante, ya que nadie le valora por su trabajo. Debe ser el precio que hay que pagar por cenar en los mejores restaurantes... Por el momento, nos declaramos absolutos fans de su estilo, su barba y todo lo que le rodea. Tiembla, Pippa, que el Middleton que mola es James.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba