Gente

Famosos arruinados, ¿tan víctimas como parecen?

La crisis no ha afectado a todos por igual. Mientras los ciudadanos anónimos han visto como desaparecían sus trabajos y con ellos, sus ingresos, los famosos han seguido manteniendo sus propiedades y sus lujos. Pero, ¡cuidado! Las celebrities sufren un mal todavía peor: la falta de liquidez. La última víctima ha sido Rocío Carrasco, pero tenemos más precedentes. Atentos. 

Toñi Salazar, entre las celebrities con problemas económicos (Gtres)
Toñi Salazar, entre las celebrities con problemas económicos (Gtres)

A los acostumbrados a lidiar con las dificultades para llegar a fin de mes nos cuesta mucho entender los problemas de los famosos. ¿Cómo es posible que alguien con un patrimonio valorado en varios millones de euros no puede hacer frente a sus pagos? Cada cierto tiempo escuchamos como algún rostro popular de nuestro entorno argumenta que la 'falta de liquidez' le impide sanear su economía. De acuerdo, todos tenemos poca calderilla desde que empezó la crisis, pero, ¿tan traumática es su situación? ¿No pueden echar mano de su capital, por ejemplo, inmobiliario para sufragar los pagos pendientes? Algo se nos escapa, pero claro, nosotros no somos economistas. Ni ricos. Ni famosos. 

Esta semana despertábamos con la noticia del embargo de algunos de los bienes de Rocío Carrasco. Ella, heredera universal del patrimonio de su madre, incumpliendo sus obligaciones para con el Erario público por falta de liquidez. ¿Pero qué invento es este? ¿Acaso las colaboraciones con Mediaset y las exclusivas en las revistas no dan para poder llegar a fin de mes de forma holgada? Rápidamente, el entorno de la socialité -podemos calificarla así, ¿no?- se encargaba de desmentir que tuviese ningún problema, justificando el entuerto por un problema burocrático. Nos lo tendremos que creer, pero cuando el río suena... 

Además, viendo la situación de otros famosos mejor posicionados que Rocío Carrasco, tampoco sería tan raro. Estos cinco ejemplos evidencian que no tener 'cash' a mano es un problema muy serio: 

Carmen Cervera 

La baronesa más concienciada con la ecología del mundo -¡no a la tala!- tuvo que echar mano de su extensa colección pictórica para poder solucionar la falta de liquidez que le impedía mantener su patrimonio. Tita Cervera reconoció su situación económica en público y vendió 'La esclusa' por 28 millones de euros y apagó el fuego de las deudas. También avivó el enfrentamiento con los otros herederos del Barón Thyssen, pero no se puede tener todo en la vida.

Carlos Fitz-James Stuart 

El actual Duque de Alba ya reconoció en vida de su madre que la situación financiera de la Fundación que dirige no era muy boyante. Mantener el vasto patrimonio que pertenece a la Casa de Alba cuesta mucho dinero y no siempre es fácil conseguirlo. De ahí que Cayetana se animase a vender una colección de muebles art decó para conseguir liquidez. Las exposiciones y las visitas a los palacios de la familia también ayudan a sufragar gastos. Si es que los nobles también lloran.

Isabel Pantoja 

Pocos entendieron las reticencias de Isabel Pantoja a desprenderse de alguna de sus propiedades para pagar las cuantías derivadas de su paso por los tribunales. Desde el entorno de la cantante argumentaron que tenían la intención pero que no resulta sencillo vender nada en momentos de crisis económica. Tal vez el problema era el precio de partida, demasiado elevado para la urgencia del momento. Aunque ya saben que de lo que se cuenta a lo que es siempre hay un trecho considerable.

Carlos Falcó 

La solución ideal para poder mantener el patrimonio es que sea éste el que genere sus propios beneficios. De ahí que muchos aristócratas decidan alquilar sus propiedades para eventos y así evitar la falta de liquidez. Carlos Falcó, marqués de Griñón y ex de Isabel Preysler, tiene su finca El Rincón en alquiler. De hecho, allí fue donde se casó Julio Iglesias Jr. y donde acudió también Mario Vargas Llosa del brazo de su flamante novia. Ex y actual en el mismo recinto. Eso solo puede gestionarlo Isabel.

Toñi Salazar 

A principios de año conocíamos la preocupante situación económica de Toñi Salazar, mitad del dúo Azúcar Moreno. Según publicaban varios medios, la cantante no tenía liquidez para pagar los créditos que adeuda y la Agencia tributaria había procedido a embargar sus bienes. Algo parecido a lo que se supone que está pasando Rocío Carrasco en estos momentos -hasta que alguien nos lo desmienta taxativamente-.

Piensen que podría pasarle a cualquiera, y sin ser famoso ni podemos sentarse en el Deluxe a contarlo todo. Eso sí sería un auténtico drama.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba