Gente

Irene Zoe Alameda reaparece con un disco de synthpop tras el 'caso Amy Martin'

La escritora, periodista, cineasta y músico Irene Zoe Alameda, cuyo nombre saltó a la actualidad en enero de 2013 por su vinculación con el ‘caso Amy Martin’ que le costó el cargo al entonces director de la Fundación Ideas, Carlos Mulas, regresa a la actualidad. En esta ocasión es por su faceta artística, aunque una vez más bajo un seudónimo y reconvertida en androide.

Irene Zoe Alameda como Galatha en el videoclip de su canción Mad City (Foto: The Borderline Music).
Irene Zoe Alameda como Galatha en el videoclip de su canción Mad City (Foto: The Borderline Music).

Irene Zoe Alameda regresa a la actualidad dos años después del caso que le costó el puesto de director de la Fundación Ideas a su entonces marido Carlos Mulas. Una vez más, lo hace bajo un seudónimo –ahora, Galatha; antes, Amy Martin– pero en esta ocasión no es por un escándalo de tintes políticos, sino por su faceta más artística. Acaba de lanzar un disco de synthpop con su banda Reber bajo el título The Future Maker.

En el EP, que puede ser descargado gratuitamente en iTunes desde este sábado 14 de febrero, hay influencias que van “del Beck más íntimo” a los “The Killers más luminosos”, según aseguran sus agentes de prensa. Su estética, de clara influencia cyborg, está presente en el videoclip con el que acompañan el single de lanzamiento, Mad City. La canción y el vídeo, rodado en gran parte junto a la plaza de toros de Las Ventas, son un homenaje a la ciudad de Madrid.

No hay duda de que las experiencias vividas por Alameda en los últimos años le han servido como inspiración a la hora de componer su nueva obra. En palabras de su discográfica, las letras de The Future Maker “repasan una epopeya íntima desde un shock biográfico seguido de una ruptura traumática y una posterior reconstrucción desde la que el pasado es visto como algo lejano y ajeno”. No resulta difícil encontrar conexiones entre estas palabras y los acontecimientos de su propia vida que la convirtieron en una figura pública.

Amy Martin: textos, dimisiones y confesiones

El nombre de Irene Zoe Alameda saltó a la opinión pública en enero de 2013, cuando dio un paso al frente para asumir su responsabilidad como autora de una serie de artículos pagados a precios desorbitados por la Funcación Ideas. La institución, vinculada al PSOE y presidida por el ex ministro Jesús Caldera, era dirigida hasta aquel momento por su entonces marido, Carlos Mulas.

Irene Zoe Alameda pidió perdón a Mulas, “un hombre al que respeto”.

El escándalo se había desvelado tan solo 24 horas antes, al descubrirse que la Fundación Ideas había pagado hasta 3.000 euros por artículo a una autora llamada Amy Martin. El diario El Mundo, que destapó el caso, apuntó en principio hacia el propio Mulas como la persona detrás de ese seudónimo. Caldera decidió su destitución y fue entonces cuando la propia Alameda lanzó un comunicado para aclarar la situación y pedir perdón a Mulas, “un hombre al que quiero, respeto y admiro, y que en absoluto merece la reprobación de la que está siendo objeto”.

Meses después de la polémica, Irene Zoe Alameda devolvió los 34.973,72 euros que cobró de la Fundación Ideas del PSOE. En aquel momento aseguró a Vozpópuli que lo hacía “en coherencia” con el ofrecimiento público que había hecho meses antes, al descubrirse el caso. Alameda negó entonces las acusaciones de haber pactado con Carlos Mulas la recepción de un “sobresueldo”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba