Gente

Los ricos también arden: mansiones de celebrities arruinadas por las llamas

Lujosas residencias valoradas en millones de euros que son arrasadas por las llamas, en lugares donde el fuego no entiende de clases sociales. Los ricos y famosos huyen de los incendios, la mayoría de las veces provocados, sin tiempo para poder salvar sus valiosas pertenencias.

A celebrities como Michael Douglas, Mel Gibson, Olivia Newton John, James Cameron, Julio Iglesias, o hace muy pocos días la top Claudia Schiffer, entre otros, les ha tocado ser evacuados de sus casas ante los incendios que se han producido cerca de sus fastuosas casas. Todos ellos han vivido en primera persona las imágenes tan desoladoras que deja atrás un incendio, cómo va destruyendo todo lo que encuentra a su paso.

Fuegos fortuitos

Hace apenas unos días, la top alemana Claudia Schiffer, sin perder su estiloso porte, contemplaba atónita cómo las llamas destruían parte de su finca en el condado inglés de Suffolk, donde reside con su marido, el productor y director de cine Matthew Vaughn, y sus tres hijos. El fuego destruyó varias construcciones colindantes a la mansión principal, sin sufrir ésta ningún desperfecto. Esta finca, con más de 400 años de antigüedad, le costó nada menos que 8 millones de euros a la modelo, quien ahora ha visto cómo parte de ella ha sido arrasada, al parecer, provocada por un accidente aún sin determinar.

Tanto Claudia Schiffer como su familia tuvieron que abandonar esta casa hace ya unos años porque, según ha contado la modelo, los fantasmas que habitaban en ella les acosaban continuamente. Un exorcista se encargó de echar a los espíritus entonces, pero quién sabe si pueden haber vuelto y participado en este misterioso incendio.

El actor Nick Nolte resultó herido levemente en su residencia de Malibú hace unos años. El incendio, motivado por un cortocircuito, tuvo lugar en la oficina de Nolte, propagándose enseguida el fuego por toda la casa. Los daños ocasionados fueron aproximadamente de más de 2 millones de euros.

También, el pasado año, se llevó un buen susto el cantante Liam Payne, de One Direction, cuando se originó un incendio en su casa al explotar un calefactor. El cantante salió ileso, pero no corrió la misma suerte un amigo que se encontraba con él en ese momento y que sufrió quemaduras de segundo grado. Al parecer, fue la rapidez con la que actuó Liam Payne la que consiguió salvar a su amigo.

Incendios provocados

En 2007 en California, más de 250.000 personas tuvieron que ser evacuadas por varios incendios incontrolados que avanzaban sin pausa, dejando más de 2.000 casas destruidas. El fuego se desató en la zona californiana de Malibú, a pocos kilómetros de Hollywood, donde numerosas estrellas del espectáculo tienen sus residencias de lujo. Entre las viviendas que tuvieron que ser desalojadas estuvieron la de la cantante Olivia Newton John, el director estadounidense James Cameron o la de los actores Dick Van Dyke, Mel Gibson, Ryan O’Neal y Victoria Principal. El rancho del actor Sean Penn, valorado en más de 3 millones de euros, quedó hecho cenizas; de las pocas cosas que el actor pudo salvar fueron las fotos de sus hijos y los perros, que no sufrieron ningún daño.

Solo un año después, en el condado de Santa Barbara, otro incendio provocado destruyó más de 200 casas en Montecito, una de las localidades más exclusivas al sur de California. Aquí tienen sus lujosas residencias muchas celebrities que vieron cómo sus casas eran cubiertas por el humo y el fuego. Algunas de las estrellas afectadas fueron la popular presentadora americana Oprah Winfrey y los actores Michael Douglas y Rob Lowe. Mejor suerte corrieron Barbra Streisand y Pierce Brosnan, quienes tenían también sus mansiones en esa zona, pero el fuego fue controlado antes de que llegara a afectarlas.

En España, uno de nuestros cantantes más internacionales, Julio Iglesias, vio cómo su finca Las Cuatro Lunas, en el municipio malagueño de Ojén, quedaba totalmente calcinada por el fuego en 2012. De la finca, valorada en más de 150 millones de euros, solo se salvaron las casas, excepto la de los guardeses. Resultó quemada una gran colección de árboles que Julio seleccionaba personalmente y que había traído de diferentes partes del mundo. También en este incendio, por cierto provocado, perdió a su perro Chaplin. “Mi desolación personal es inmensa, pero no puede ser mayor que la sentida por aquellas personas a quienes les han arrebatado su medio de vida o gran parte de su patrimonio. Me siento desolado y triste”, diría el cantante. Afortunadamente, tanto el cantante y su familia estaban ya de regreso en Miami, tras pasar las vacaciones en Ojén, y no tuvieron que vivir en directo la devastación de sus propiedades.

En este mismo incendio, que llegó desde Coín hasta Marbella, dejando un paisaje dramático entre las llamas, también afectó a las casas de otros famosos como la de Gunilla Von Bismarck, Mayte Zaldívar, ex de Julián Muñoz, o la del vidente Rappel.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba