Gente

Di ‘no’ al láser: los famosos que pasan de la depilación

Por mucho que los padres de familia se empeñen en afeitarse las piernas cada vez que tienen que subirse a una bicicleta, la depilación hace mucho que pasó de moda. Los hombres han vuelto a decantarse por la naturalidad y exhiben con orgullo el pelo que la genética les ha dado. Y claro, los famosos no podían ser menos. Hoy repasamos algunas de las celebrities más de pelo en pecho.

La metrosexualidad por fin ha desaparecido. Ahora que llega el verano, que las temperaturas han ido aumentando y que la ropa empieza a escasear, la obsesión con tener un cuerpo perfecto para lucir en la playa colapsa casi todos nuestros movimientos. Dietas, ejercicio y rayos uva, todo vale con tal de no ser el hazmerreír de nuestro lugar de vacaciones, pero admitámoslo, hemos llegado tarde. Ahora ya no vamos a arreglar lo que deberíamos haber empezado hace varios meses. Pero si ustedes pertenece al género masculino, tienen una tarea menos: la depilación. Durante la década de los 90, se nos convenció a los hombres que tener vello corporal era sinónimo de dejadez y de falta de higiene -como si ambas cosas tuvieran algo que ver- y asumimos los patrones de los que las mujeres llevan años quejándose. Pero esa época ya ha pasado.

Ahora, la naturalidad ha vuelto a nuestras vidas. Cada día nos encontramos con más famosos que lucen con orgullo su vello corporal y aprovechan cualquier ocasión para reivindicarlo. ¿Quieren saber cuáles son estos famosos de pelo en pecho? Aquí tienen unos cuantos ejemplos: 

Quim Gutiérrez

El catalán Quim Gutiérrez compagina su carrera como actor con pinitos en la moda y la fotografía. Y es que Gutiérrez ejemplifica a la perfección lo que es el hombre de esta década a nivel estético. Barba, cuerpo musculado sin excesos y ni rastro de depilación. El estilo del actor ha ido evolucionando con el tiempo. Cuando saltó a la fama gracias a la serie de TV3 El cor de la ciutat, Gutiérrez todavía era un joven de aspecto tímido y apocado, aunque ya apuntaba maneras para convertirse en el sex symbol que es ahora. Durante los últimos meses le hemos visto explotando su faceta estilística, abriéndose su propio blog y ejerciendo de fotógrafo de moda.

Hugo Silva

Hugo Silva forjó su popularidad gracias a Los hombre de Paco, donde interpretaba, evidentemente, al guapo de la serie. Desde entonces le hemos visto moverse con soltura por la televisión -principalmente en miniseries- y por el cine, llegando a ser chico Almodóvar en Los amantes pasajeros. Pero si algo ha sabido hacer Hugo Silva es posicionarse como uno de los hombres más deseados de España. Sus instantáneas en la playa son un clásico de cada verano, y el actor no defrauda, presumiendo de cuerpo a la mínima ocasión. No obstante, ser un sex symbol tiene sus desventajas y el actor ha sufrido el acoso de los paparazzi incluso en las situaciones más comprometidas. Calor, playa y buena compañía, ya nos entienden.

Bradley Cooper

El actor Bradley Cooper empezó su carrera junto a Sarah Jessica Parker en Sexo en Nueva York y, claro, hizo de la comedia romántica su campo de acción. Cooper personifica al novio ideal. Guapo, alto, fuerte, simpático, tierno, atento y sin depilar. No es que el actor sea un hombre muy peludo, pero desde luego, sabe potenciar lo que tiene. ¿Pensarán en Estados Unidos que se trata de un toque latino?

Rubén Cortada

Ahora mismo, Rubén Cortada es el hombre de moda. El protagonista más desconocido de El Príncipe consiguió eclipsar la participación de José Coronado y Álex González a golpe de pecho. Y es que el ex modelo puede presumir de tener uno de los cuerpos más envidiados del verano. Bronceado, musculado y natural, el actor tendrá que conformarse con pasar los meses más calurosos del año trabajando, ya que ha empezado a rodar la segunda temporada de la serie. Cortada, que había aprovechado las vacaciones para afeitarse la barba, ha tenido que pasar por peluquería para recuperar el look de Faruq. Eso sí, el pecho no se lo depila.

Antonio Velázquez

Antonio Velázquez llevaba ya varios años de profesión cuando se cruzó en su vida la oportunidad de interpretar a Paquirri en una miniserie producida por Telecinco y de la noche a la mañana pasó de ser un desconocido a una estrella. Claro, para interpretar al torero tenían que recurrir a un actor que se pareciera físicamente al original y lo encontraron en Velázquez. Desde entonces, se ha especializado en papel de hombre rudo y de pelo en pecho, que para algo lo tiene.

Xabi Alonso

El caso de Xabi Alonso es una excepción dentro del mundo del fútbol. El jugador muestra orgulloso su pecho peludo desde el terreno de juego, mientras sus compañeros de equipo, más acostumbrados a los estragos de la metrosexualidad, le miran extrañados. Poco a poco, debemos de reconocer que Alonso ha creado escuela y cada son más los jugadores que se atreven a abandonar la cuchilla de afeitar, pero ninguno conseguirá igualar al madridista. Bueno, tal vez Luis Figo, pero aquello eran otros tiempos.

Roger Federer

Cualquier deporte que no sea el fútbol es mucho más liberal con la estética de sus jugadores. El tenis es un claro ejemplo. Desde el suizo Roger Federer al serbio Novak Đoković o el argentino Juan Martín del Potro, muchos tenistas prefieren mantener intacto su vello corporal y lucirlo cada vez que se cambian de camiseta. No es el caso de los jugadores españoles, claro, que todavía no se han desprendido de los estigmas de la metrosexualidad. Eso, o que son todos imberbes, y también sería mucha casualidad.

Miguel Ángel Silvestre

Parece que Miguel Ángel Silvestre y Hugo Silva comparten carreras paralelas. Ambos saltaron a la fama gracias a una serie de televisión -Sin tetas no hay paraíso, en el caso de Silvestre-, han hecho sus pinitos en el cine, han sido chicos Almodóvar en la misma película y se han encasillado en el papel de guapos con físico atractivo. En el caso de Silvestre, el asunto estaba claro, ya que el actor empezó su carrera como modelo y trató de conquistar el título de Míster España. Para el certamen, Silvestre se afeitó el pecho pero debió ser de las últimas veces que lo hizo. ¿Qué sería de El Duque sin esa barba de tres días y sus escenas sin camiseta?

Henry Cavill

Desde que Christopher Reeve colgara el traje de Superman allá por 1984, el superhéroe más famoso de la historia ha sufrido muchos cambios. Su última encarnación ha sido gracias al fornido cuerpo de Henry Cavill. El actor británico, que ya se había curtido gracias al papel del duque de Suffolk en la serie Los Tudor, ha conseguido modernizar y actualizar en rol de Superman, y como no podía ser de otra forma, ahora el superhéroe llegado de Krypton no se depila el pecho. Tanto gustó su interpretación -además del éxito que suelen tener las películas de superhéroes-, que Cavill está rodando Batman vs Superman y tiene prevista una tercera entrega, Justice League


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba