Gente

'Boyhood' triunfa por la mínima en unos Globos de Oro sin claro favorito

‘Boyhood’ se ha convertido en triunfadora 'por la mínima' en las categorías de cine en unos Globos de Oro que no han contado con un claro ganador, a diferencia de otros años. Mientras la película de Richard Linklater cosechó 3 premios en la 72ª edición de esta gala, los siguientes filmes en número de premios, ‘Birdman’, del mexicano Alejandro González Iñárritu, y ‘La teoría del todo’, consiguieron dos galardones, respectivamente. Solo el premio a mejor comedia para  ‘El gran hotel Budapest’ rompió el empate entre las películas con más galardones.

Boyhood se hizo, como estaba previsto, con el título de mejor película dramática y además le valió a su responsable, el cineasta Richard Linklater, el reconocimiento de mejor director. Patricia Arquette se llevó la presea en la categoría de mejor actriz de reparto. Birdman, que partía como el rival a batir al contar con más nominaciones que nadie (7 en total), se tuvo que alzó con los premios de mejor actor de comedia o musical (Michael Keaton) y mejor guion, que fue para el cuarteto encabezado por Iñárritu, junto con los argentinos Nicolás Giacobone y Armando Bo, así como Alexander Dinelaris.

Como mejor actriz de drama fue elegida Julianne Moore por ‘Siempre Alice’, también nominada como actriz de comedia por ‘Maps To The Stars’.

Iñárritu se mostró emocionado al subir a por su estatuilla: "Escribir este guión ha sido la mejor experiencia de mi vida", afirmó en declaraciones recogidas por la agencia Efe. "Lo que hemos escrito, las palabras, no tendrían sentido sin actores como Keaton, Edward Norton, Naomi Watts, Emma Stone... Ellos hicieron todo el trabajo", agregó. Este es su primer trinfo en los Globos de Oro. Ya había optado sin suerte al título de mejor realizador por Babel en 2007, cinta que se llevó el de mejor drama.

A la cinta de Iñárritu se le escapó el galardón de mejor película de comedia o musical, que fue para The Grand Budapest Hotel. La teoría del todo cosechó las preseas de mejor actor dramático (Eddie Redmayne) y mejor banda sonora. Como mejor actriz de drama fue elegida Julianne Moore por Siempre Alice, también nominada como actriz de comedia por Maps To The Stars. Esta categoría fue finalmente para Amy Adams por Big Eyes. Sus otras rivales eran Emily Blunt (Into the Woods), Helen Mirren (Un viaje de diez metros) y Quvenzhané Wallis (Annie). La cinta rusa Leviatán conquistó el galardón de mejor película en habla no inglesa.

Referencias a Charlie Hebdo y el ciberataque a Sony

La ceremonia, presentada por tercera vez consecutiva y última por Tina Fey y Amy Poehler, estuvo marcada por recurrentes menciones al atentado terrorista islamista en París contra la revista satírica Charlie Hebdo que costó la vida de doce trabajadores de esa publicación, así como el ataque cibernético a Sony de cuya ejecución la CIA acusa a Corea del Norte.

George Clooney, Helen Mirren o Jared Leto se manifestaron a favor de la libertad de expresión.

George Clooney, que fue homenajeado con el premio Cecil B. DeMille por toda su carrera, lució una chapa con el mensaje "Je suis Charlie" en solidaridad con las víctimas de la masacre. "Las millones de personas que se manifestaron no solo en París sino en todo el mundo, entre las que había cristianos, judíos y musulmanes, no lo hicieron en protesta. Marcharon en apoyo a la idea de que no caminaremos con temor. No lo haremos", dijo Clooney. La actriz Helen Mirren, por su parte, lucía un broche con un bolígrafo en su vestido. “Debemos defender la libertad de expresión”, declaró a la cadena NBC poco antes de entrar a la ceremonia.

El actor Jared Leto, que presentó uno de los galardones de la noche, fue otro de los que llevó la frase "Je suis Charlie" al escenario. Los asistentes se pusieron en pie cuando el presidente de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, Theo Kingma, defendió la unidad contra quienes arremeten contra la libertad de expresión en cualquier lugar, "desde Corea del Norte hasta París".

Tina Fey y Amy Poehler echaron mano de una actriz disfrazada de autoridad norcoreana para bromear sobre los hackers.

En un tono mucho más jocoso, Fey y Poehler aprovecharon su última presencia en la ceremonia de los Globos de Oro echando mano de una actriz disfrazada de autoridad norcoreana para bromear sobre la censura que han tratado de imponer los hackers que asaltaron los sistemas informáticos de Sony Pictures cuyo último objetivo era impedir el estreno del filme crítico con Corea del Norte La entrevista.

La gala se celebró en el hotel Beverly Hilton de Los Ángeles y contó entre sus presentadores con las latinas Salma Hayek y Jennifer López, así como Lupita Nyong'o, Meryl Streep, Harrison Ford y Matthew McConaughey, entre otros. Uno de los aplausos más sonados de la velada fue para el cantante Prince, que se encargó de entregar el premio de mejor canción a John Legend y Common por el tema Glory del filme Selma.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba