Gente

10 + 1 famosas que dijeron 'sí' a Playboy

Las estrellas, al menos algunas de ellas, guardan celosamente su privacidad. No les gusta ser el centro de los rumores, no quieren que sus familias se vean involucradas en la fama y tratan de evitar que sus secretos más íntimos se aireen en público. Pero, claro, cuando reciben la llamada de la 'Biblia del erotismo', pocas se atreven a decir que no. ¿Quieren saber qué famosas aceptaron posar para Playboy? Hoy repasamos algunas de las más atrevidas.

Puede que Pamela Anderson acumule el récord de haber sido portada en más ocasiones de la revista Playboy, y que en nuestra mente queden playmates como Anna Nicole Smith o Jenny McCarthy, pero estas rotundas mujeres no han sido las únicas que han pasado por la revista más deseada de las últimas décadas. La factoría creada por Hugh Hefner ha conseguido que el erotismo se convierta en un valor positivo y muchas celebrities se atrevan a desnudarse, pero solo si lo hacen para Playboy -o en su defecto, para la recién reestrenada Lui francesa-. Incluso en el arte de posar sin ropa existen categorías y Playboy está en lo más alto. ¿A quién no le gustaría sentirse deseado o deseada por la práctica totalidad de la población mundial? 

Hasta la fecha, son muchas las famosas que se han dejado tentar por las bondades de Playboy y han aceptado sus proposiciones. Algunas han ido más lejos, otras se han quedado a medio camino y muchas han repetido la experiencia incluso en diversas ocasiones -como ocurre con nuestra Interviú, que tiene unas cuantas celebrities abonadas-. Hoy echamos la vista atrás y nos quedamos con 10 portadas que revolucionaron la opinión público y un bonus que también lo hizo, pero por otros motivos:

Kim Kardashian

Si la fama te encuentra desnuda, lo lógico es que le saques todo el provecho que puedas. Kim Kardashian se hizo popular gracias a un vídeo íntimo que grabó con el que era por entonces su novio y que, cosas del destino, acabó circulando por el mundo entero. ¿Se avergonzó? ¡No! ¿Se quedó de brazos cruzados? ¡No! ¿Qué hizo? Pues firmar un contrato para un reality y desnudarse, un tiempo después, para Playboy. Un poco el mismo camino que siguió Olvido Hormigos, nuestra Kardashian patria.

Cindy Crawford

En la vida, siempre hay alguien que consigue coger la delantera. En este caso fue Cindy Crawford. Por mucho que las supermodelos estaban más que acostumbradas a dejarse fotografiar, la top fue la primera en posar para Playboy. Lo hizo en 1988 y de la mano del fotógrafo Herb Ritts. ¡Que se note que una es una profesional de la moda! La sesión la encumbró al Olimpo de los mitos eróticos y se transformó en un clásico. La modelo le cogió el gusto y una década después de volvió a dejar tentar.

Sharon Stone

Antes de encarnar a la 'femme fatale' por excelencia en Instinto Básico, Sharon Stone se animó a desnudarse para Playboy. La actriz ya era una estrella, aunque no de proporciones tan masivas como lo sería unos años después. Si, por una casualidad del destino, conservan en sus manos el ejemplar de julio de 1990, ni se les ocurra tirarlo. Stone dejó claro que había nacido para el pecado y eso que todavía no teníamos ni idea de lo que se le avecinaba.

Mariah Carey

A la diva más diva entre las divas nunca le ha importado parecer demasiado sexy. De hecho, si buscan la palabra 'sexy' en el diccionario seguro que les aparece una fotografía de Mariah Carey -y si buscan la palabra 'ceñida', también-. La cantante no tuvo reparos en posar para la revista erótica más importante de la historia y lo hizo de la forma más sensual posible. No crean que Mariah se animó a quitárselo todo, pero, al menos, puso actitud y una buena dosis de melena al viento.

Lindsay Lohan

Cuando tu carrera profesional hace aguas, necesitas buscar otras fuentes de ingresos. Eso pensó Lindsay Lohan cuando Playboy llamó a su puerta. La actriz, que llevaba ya mucho tiempo dando tumbos entre el juzgado y las clínicas de desintoxicación, se empapó del espíritu Marilyn y posó para la revista dándolo todo. La sesión fue un éxito y Lindsay brilló más que nunca. Un clásico ya atemporal.

Charlize Theron

Una actriz debe estar dispuesta a arriesgar al máximo, a dejarse guiar y a poner toda la carne en el asador, y eso sirve tanto para rodar una película y llevarse un Oscar como para desnudarse para Playboy. Charlize Theron lo hizo a finales de los 90 y causó sensación. Por aquel entonces no era la superestrella que es actualmente, pero ya había trabajado con Woody Allen. Para que vean que una puede ser modelo en Vogue, en Elle y también en Playboy.

Paris Hilton

La noticia, en este caso, sería que Paris Hilton no hubiese posado para Playboy. La socialité se ha desnudado en múltiples ocasiones, ya sea en revistas, en fiestas, en vídeos o en su casa -suponemos que ahí lo hace más a menudo-. Total, si todo el mundo ya te ha visto practicando sexo, ¿para qué tener remilgos? Paris ha sido tentada por Playboy en más de una ocasión y siempre les ha dicho sí, como chica sensata y responsable que es.

Daryl Hannah

Posiblemente se trate de uno de los posados más recordados de los últimos tiempos. La actriz Daryl Hannah, mito erótico de los 80, se atrevía a desnudarse cuando su carrera no pasaba por sus mejores momento -fue en 2003, el mismo año en que Tarantino la recuperó para Kill Bill-. Las fotografías de la actriz derrochan sensualidad y erotismo, dejando claro que el paso del tiempo es mucho más generoso con unas personas que con otras. Fue desnudarse en Playboy y volver a la primera fila de la popularidad.

Latoya Jackson

De todos los hermanos del desaparecido Michael Jackson, Latoya siempre ha sido la más atrevida. Sin cantar, ni bailar, ni hacer nada -lo intentó todo pero sin demasiado éxito-, consiguió pasear por medio mundo gracias a la popularidad de su hermano. Como no podía ser de otra forma, también aceptó posar para Playboy. Lo hizo en diversas ocasiones y con cualquier excusa. Eso sí, siempre fiel a su melena, a sus transparencias y a sus estilismos de cuero negro que la hicieron famosa. 

Shannen Doherty

Dependiendo de la generación a la que pertenezcan, pensarán en Shannen Doherty como la Brenda de Sensación de vivir o la Prue de Embrujadas, pero sea como fuere, seguro que han visto, en alguna ocasión, sus posados para Playboy. Doherty tiene fama d conflictiva, de pesadilla en los rodajes y de tener un carácter endemoniando, pero eso, menos mal, no se nota en las fotografías. 

Anna Allen

¿Querían un bonus? Pues aquí lo tiene. Anna Allen, la mujer más buscada de las últimas semanas -ahora ya se le ha pasado el fervor, pero seguimos sin saber dónde está-, también posó para Playboy. Lo hizo con otro nombre y mucho antes de inventarse ese magnífico y brillante porvenir en Hollywood que creó gracias al photoshop. ¿Ustedes también son de los que piensan que debería haber fichado para Supervivientes? ¡Hay que rentabilizar la fama al máximo antes de que se acabe!


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba