Gente

David Beckham, ¿un juguete empresarial en manos de su mujer?

Tenemos la sospecha más que fundada que la que mueve los hilos de la carrera profesional de David Beckham desde su retirada del fútbol es su mujer Victoria. La diseñadora ha convertido al deportista en su admirador más incondicional y también en su mejor negocio. Ha posado para marcas de ropa, ha lanzado su propio perfume, ha apadrinado parques temáticos y hasta tiene su marca de whisky. ¿No creen que se nota demasiado la mano de la ex Spice Girl?

El cambio estilístico de David Beckham desde que Victoria, entonces, Adams entró en su vida ha sido espectacular. De ser un futbolista más, con mayor o menor repercusión en el terreno de juego, pero sin mayor trascendencia a otros niveles, pasó a convertirse en un icono de estilo masculino mundial. Beckham se transformó en su propia marca, llegando a ganar más millones gracias a su trabajo en publicidad que como jugador de fútbol. Las marcas empezaron a reclamar sus servicios, los aficionados al deporte -y los no tan aficionados- copiaron todos y cada uno de sus peinados, las oportunidades empresariales se acumularon en su mesa -desde perfumes hasta juegos de ordenador-, y el fenómeno 'Beckham' se afianzó como garantía de éxito. Un reinado al que solo ha conseguido hacerle algo de sombra el portugués Cristiano Ronaldo, y eso contando que les separan diez años.

La última de sus aventuras empresariales le ha llevado al mundo de las bebidas alcohólicas. El hombre que convirtió el posado en calzoncillos en uno de los negocios más rentables para los deportistas, se ha dado cuenta que ni la juventud es para siempre, ni la forma física aguanta el paso del tiempo -por mucho que el resto de los mortales no podamos ni aspirar a estar como Beckham en sus peores días-, así que, suponemos que muy bien aconsejado, ha optado por diversificar los esfuerzos. Menos productos basados en la imagen y más tratos a largo plazo. De ahí su repentino interés en comercializar su propia marca de whisky. Pero no crean que este cambio de rumbo ha estado bien visto. Antes del lanzamiento de Haig Club -así se llama el whisky-, un grupo de activistas criticó la promoción del consumo de alcohol por parte del ex deportista, calificando su comportamiento de 'decepcionante'. Al final, el organismo encargado de controlar la publicidad en Reino Unido le dio la razón al futbolista, argumentando que tras su retirada ha dejado de ser un referente para los menores.

¿Quién es la artífice de los movimientos de Beckham?

Todo nos hace pensar que, detrás de estos movimientos del futbolista, se encuentra la verdadera mente empresarial del matrimonio, Victoria. Mientras Beckham no ha ido más allá de ser una cara bonita y un cuerpo estupendo, la ex Spice Girl se ha ganado el respeto de medio mundo gracias a su exitosa carrera como diseñadora. El trabajo al frente de su marca la ha convertido en una de las diseñadoras más importantes del momento y en la empresaria más exitosa de Reino Unido -así la nombró la revista Management Today en 2014-. Lo que para muchos era un puro capricho de celebrity, como otros tantos que vemos cada día -¿queda alguna famosa por lanzar su línea de ropa interior o algún famoso por diseñar calcetines?-, ha pasado a transformarse en uno de los mayores descubrimientos de la industria de la moda. Y claro, esa mente creada para el diseño y los negocios no ha podido permanecer ajena a la carrera fuera del deporte de su marido.

Beckham busca su hueco

Beckham se encuentra actualmente en un momento complejo. Está a punto de cumplir 40, su 'fan base', sus admiradores de toda la vida, han encontrado otras estrellas del deporte que les proporcionan mayores alegrías y emociones, las marcas sin implacables ante el paso del tiempo y siempre quieren a la estrella del momento entre sus filas -el propio Ronaldo ya sustituyó a Beckham como imagen de la ropa interior de Armani, aunque éste saltó a H&M-, y por mucho que la sociedad sea más benevolente con la madurez de los hombres que con la de las mujeres, el ex futbolista todavía no ha encontrado el hueco que supla su retirada del deporte. ¿O acaso piensa vivir toda su vida de posar para campañas de publicidad? Debería hacernos caso y entrar a trabajar en la marca de su mujer. Si aquí hay alguien que sabe lo que hace, esa es Victoria.

Por el momento, David se entretiene seleccionando sus prendas masculinas favoritas de la colección 'Modern Essentials' de H&M para esta primavera, y dejando caer que igual participa en el próximo videoclip del cantante Noel Gallagher. ¿Ven como así no hay forma de hacer nada? Esperemos que Victoria tome cartas en el asunto pronto. Lo necesita.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba