Gente

Los futbolistas, los reyes de la ropa interior

Ni modelos profesionales, ni actores, ni cantantes, los reyes de la ropa interior son los futbolistas. Deportistas que pasan muchas horas al día poniendo a punto sus hercúleos cuerpos y que, tras el entrenamiento, prefieren dedicar el tiempo libre a posar para alguna campaña de publicidad, a poder ser, con muy poca ropa. ¿No tienen bastante con sus astronómicos sueldos? ¿Necesitan un extra para mantener su altísima calidad de vida? Hoy, futbolistas en calzoncillos en Marabilias.

¿Han soñado alguna vez en convertirse en modelo? Pues si lo que quieren es triunfar en la vida, deberían afinar un poco más sus objetivos. La moda es una industria cruel, sobre todo para el género masculino. Nunca conseguirán cobrar lo mismo que una supermodelo como Gisele Bündchen y su carrera se verá amenazada constantemente por los cambios estéticos. Que si ahora se lleva la barba y ustedes son casi imberbes, que si ahora vuelve el 'heroin chic' y se han pasado los últimos diez años en el gimnasio, que si la temida alopecia o los jóvenes de dieciocho años quitándoles el puesto de trabajo. ¿Ven como no vale la pena?

Si lo que quieren es triunfar en las pasarelas, protagonizar portadas de revistas, sesiones de fotos con los mejores fotógrafos y tener un puesto reservado en las fiestas más exclusivas del mundo, lo que tienen que hacer es dedicarse al fútbol. Los futbolistas son los reyes de la publicidad. Y parece que su trono no está en peligro.

David Beckham crea tendencias y mueve masas

Si hablamos de anuncios y deportistas, hay que empezar por David Beckham. No porque el futbolista británico haya sido el primero en posar ligero de ropa para las principales marcas del momento -eso ya lo hizo Tom Hintnaus cuando protagonizó el primer anuncio de ropa interior para Calvin Klein que se convirtió en un fenómeno mundial y en el germen de todo lo que ha venido después-, sino porque Beckham ha sabido transformarse en un puro objeto de deseo.

Durante toda su vida futbolística, el británico creó -suponemos que involuntariamente- todo tipo de tendencias, desde sus múltiples peinados, hasta la ropa, los pendientes, los tatuajes e incluso el físico. ¿Quién no quiso un cuerpo cincelado y depilado como el del jugador? Con estos antecedentes, no fue extraño que Emporio Armani le propusiera ser su imagen fetiche para la línea de calzoncillos. Beckham posó en ropa interior y el mundo se llenó de sus anuncios. Y como más vale facturar entre dos, convenció a su mujer, Victoria, para que se uniera a la campaña un par de años después.

Cristiano quiere ser como Beckham -al menos en lo publicitario-

Pero la edad pasa factura y Armani decidió apostar por el nuevo ídolo de masas, estilísticamente hablando. Los músculos de acero de Cristiano Ronaldo cogieron el testigo de Beckham en la tarea de anunciar calzoncillos -aunque no crean que el británico se retiró, ya que aceptó la oferta de H&M para continuar posando en ropa interior, con gran éxito comercial-. A Ronaldo le encanta desnudarse. Lo hace a la mínima que puede y si hay cámaras a su alrededor para captar la magnificencia de su cuerpo, mejor, con lo que su carrera hacia la moda tenía que llegar antes o después. Armani se ha encargado de hacerle posar cual dios griego, demostrando que Cristiano no es un ser humano ordinario ni dentro, ni fuera del campo. El portugués, eso sí, debe estar aterrorizado ante su cada vez más cercana jubilación. ¿Cómo se le dice a un sex symbol que estaría mejor con un poquito de ropa?

Aun así, no crean que para ser modelo de ropa interior es necesario ser un futbolista de aspecto espectacular. Con ser una estrella del balón es suficiente. Y si no, que se lo digan a Messi. El argentino también ha querido hacer sus pinitos como modelo desnudándose para Dolce & Gabanna. A Messi le falta altura, cuerpo y hasta color de piel, pero eso no importa con tal de hacerles creer a sus potenciales clientes que también pueden ganar el balón de oro. Y no es el único que ha intentado quitarles el trono al tándem Beckham-Ronaldo. El brasileño Neymartambién lo ha intentado, convirtiéndose en imagen de la marcaLupo, aunque su caso ha estado más cerca de la polémica que del éxito. Varias asociaciones de protección de los derechos LGTB denunciaron la homofobia latente en la campaña de publicidad protagonizada por Neymar, donde se le podía ver bailando en calzoncillos delante de varias mujeres, para, posteriormente, huir despavorido cuando aparecía otro hombre.

El último en unirse a esta moda ha sido James, el fichaje más reciente del Real Madrid, que ha prestado su imagen para la marca Bronzini. ¿Asistiremos algún día al fin del reinado de los futbolistas? Por el momento, que se anden con ojo, que los tenistas vienen pisándoles los talones. ¿Conseguirán arrebatarles el pódium de la ropa interior?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba