Gente

¡Vivan las canas! 11 maduros de lo más atractivo

¿Quién no ha sentido miedo a envejecer? El paso de los años, el cambio físico, el incremento de responsabilidades y, sobre todo, la propia crueldad de la sociedad, nos obligan a estar eternamente jóvenes. Pero empecemos a derribar mitos. ¡Vivan las canas! ¡Viva la madurez! Y como muestra, repasamos a 12 hombres que hace mucho que dejaron la veintena y continúan de lo más atractivos.

El ageism o discriminación por edad está muy presente en la imagen pública de los famosos. Hollywood no perdona que sus estrellas cumplan años, las revistas abusan del Photoshop para dar lozanía y tersura a las pieles de los protagonistas de sus portadas y la sociedad, toda en general, no puede contener la risa cuando descubre los estragos que el envejecimiento ha hecho en los rostros de las celebrities. Eso sí, en este terreno, los hombres lo tienen infinitamente más fácil. Mientras George Clooney es un caballero de lo más atractivo, Madonna es una señora mayor que quiere hacerse la jovencita -recuerden los comentarios cuando la cantante se cayó en plena actuación por culpa de una capa demasiado atada-. Y eso que tan solo les separan tres años. 

Que la edad está mucho más tolerada en los hombres que en las mujeres es una evidencia indiscutible. ¿Cuántos reportajes sobre famosas sin retoque tenemos a lo largo del año? ¿Y de hombres? A los famosos se les juzga con una manga mucho más ancha. Ellos pueden tener canas, arrugas, tripa y sí, novias mucho más jóvenes. Ahora, como a una famosa se le ocurra asumir su edad y, además, compartirla con una pareja más joven, las redes sociales se transforman en un campo de linchamiento. ¿Qué nos pasa con la madurez? ¿Acaso creemos que nunca vamos a llegar? ¿Que no envejeceremos? Abrimos la veda con un repaso a algunos de los hombres que no tienen miedo a las canas, pero no se preocupen, nuestra lucha contra el 'ageism' no ha hecho más que empezar.

George Clooney

Si hay un hombre que ha situado las canas como el complemento ideal del sex-appeal ese ha sido George Clooney. De hecho, no somos capaces de acordarnos de como era antes de tenerlas -bueno, sí, pero hemos preferido borrarlo de nuestra mente-. El eterno soltero de oro, el hombre más deseado y también uno de los más mujeriegos, se apeaba de la lista de maduritos disponibles para casarse con la abogada Amal Alamuddin. ¿La consecuencia? Rumores de separación desde el minuto uno y una agenda conjunta de lo más ajetreada.

Pierce Brosnan

Antes del aterrizaje del musculoso Daniel Craig, la tarea de interpretar al agente secreto más famoso de la historia del cine descansaba sobre los hombros de Pierce Brosnan. El actor británico se convirtió en el ejemplo perfecto de elegancia y caballerosidad, con un toque picantón de lo más atractivo. Eso sí, los que pensaban que su carrera terminaría tras colgar el traje de Bond estaban muy equivocados. Ahora ejerce de atractivo madurito que las encandila a todas con su acento británico.

Richard Gere

En los veinticinco años que han pasado desde el estreno de Pretty woman hemos sacado varias cosas en claro. Primero, que Julia Roberts no ha envejecido nada desde el rodaje. Y segundo, que a Richard Gere no le pueden sentar mejor las canas. El actor se ha convertido en la imagen del budismo para los no iniciados. Serenidad, paz interior y exterior y naturalidad. Nada de tintes, si no es por exigencias del guión, ni de maquillajes para camuflar la edad. Ni siquiera ha renunciado a las gafas bifocales.

Barack Obama

La responsabilidad envejece mucho. Cada nuevo mandatario que llega al poder debe ser consciente que en los próximos años el estrés, las decisiones complicadas y la presión van a pasarle factura. Aunque, claro, unos lo aguantan mejor que otros. Barack Obama llegó a la Casa Blanca como un sex symbol y ahí continúa. Las canas le han dado un toque de madurez que, combinado con esos movimientos de cadera que muestra cada vez que se atreve a bailar, le han posicionado como el Presidente más atractivo de la historia reciente.

Leonardo Sbaraglia

Cuando se es atractivo de base, las canas tan solo dan un toque de distinción. Es la ventaja que tienen los hombres como Leonardo Sbaraglia y que los demás, los del montón -aunque resultones- no vamos a tener. El actor argentino, además de no parar de trabajar, se ha posicionado como uno de los referentes estéticos de la 'falsa naturalidad', es decir, aparentar que no se dedica ni un minuto a la apariencia física, a pesar de que cada uno de los detalles está perfectamente estudiado. Y le funciona. ¿No ven lo guapo que sale siempre?

Viggo Mortensen

De acuerdo, hay casos en los que las canas son lo de menos. El actor Viggo Mortensen puede hacer lo que quiera que siempre le encontraremos atractivo. De hecho, repasando su filmografía, le hemos visto con casi todos los aspectos posibles y en todos ha estado estupendo. Ahora, si nos deja darle un consejo, le recomendaríamos que dejara ya esa media melena que ha convertido en marca de la casa y apostara siempre por un corte menos llamativo, que potenciara más, si cabe, sus rasgos. De nada.

Sean Penn

Las canas se han transformado en la marca personal de Sean Penn. El actor siempre ha presumido de pelazo y, sin duda, no iba a dejar su seña de identidad por cuatro pelos blancos. Nadie diría que pasa ya de los 50 con esa cara de pícaro, esos ojos juguetones y esas sienes plateadas. ¿Cómo no se iba a enamorar de él la actriz Charlize Theron? Aunque nuestra apuesta favorita era que se reconciliara con Madonna y protagonizaran juntos una película. Hollywood necesita recuperar las parejas explosivas dentro y fuera de la pantalla.

Patrick Dempsey

Gracias a su papel en Anatomía de Grey, el actor Patrick Dempsey conquistó a millones de espectadores por todo el mundo. Lógico si tenemos en cuenta que un hombre atractivo y en uniforme gana muchos puntos. Diez años delante de la cámara en los que hemos visto cómo iba madurando y ganando aplomo, sin perder ni un ápice de sex-appeal. Pero todo termina, y Anatomía de Grey también. ¿Qué planes tendrá el doctor para mantenernos ocupados? Seguro que se posiciona como uno de los galanes del siglo XXI.

Anderson Cooper

Si hablamos de canas y televisión estadounidense, tenemos que hablar de Anderson Cooper. El periodista y presentador ha instituido su clásico peinado como un referente para todos los hombres que no saben qué hacer con su pelo canoso. Claro que su percha y un rostro por el que parece que no pasa el tiempo también ayudan. Si lo trasladásemos a España, igual deberíamos pensar en El Gran Wyoming o en Pedro Piqueras, ambos canosos, pero no, no es lo mismo.

Jon Bon Jovi

Si todavía tienen en mente la imagen del cantante Jon Bon Jovi como aquel rockero de espesa melena leonina que correteaba por el escenario, puede ir borrándola. Ahora, Bon Jovi peina canas, muchas, y ha prescindido de excesos capilares nada acordes con su edad. Con todo, continúa estando igual de atractivo, aunque sus fans ya no tendrán veinte años ni estarán dispuestas a colarse en su habitación de hotel. ¿O tal vez sí?

Matt LeBlanc

Parece que fuese ayer cuando empezamos a ver Friends, la mítica serie que convirtió a sus protagonistas en estrellas. En ella, un jovencísimo Matt LeBlanc interpretaba a Joey, el ligón del grupo, el sex symbol absoluto. Pero no, no fue ayer. Han pasado ya muchos años y todos parece que se los ha quedado LeBlanc. Mientras sus compañeros y compañeras han ido capeando el paso del tiempo -con más o menos ayuda-, el actor se ha entregado a las canas con los brazos abiertos. Y no le quedan nada mal.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba