Gente

Pasar por la cama de un 'royal' es un gran negocio

¿Saben quién puede ser el nuevo fichaje de la serie Downton Abbey? Pues sí, la ex novia del príncipe Harry de Inglaterra. Cressida Bonas ha sido la última en aprovechar el boom de popularidad que le dio su relación con el pelirrojo más famoso de la casa Windsor para afianzar su carrera como celebrity. Y es que ser 'ex' de un miembro de cualquiera de las familias reales europeas abre muchas puertas. Tan sólo hay que saber aprovecharlo.

Cuando Eva Sannum terminó su relación con el entonces príncipe Felipe, muchos pensaron que la modelo iba a dedicarse a recorrer el mundo de plató en plató y de exclusiva en exclusiva, desgranando su experiencia con la Familia Real española y aprovechando su condición de 'ex' para afianzar una carrera de modelo que, hasta el momento, tampoco había sido gran cosa. Pero nada de eso ocurrió.

La noruega regresó a su país natal y se apartó de los medios, seguramente escarmentada por la poca aceptación que recibió en España. Lo mismo ocurrió con Gigi Howard, el segundo gran amor del príncipe y de la que poco supimos durante y después de su relación. La norteamericana ha mantenido una vida totalmente alejada de la Familia Real y de su pasado como ex. Será que Isabel Sartorius ya había cubierto la cuota de negocio con creces.

Isabel Sartorius no ha perdido ocasión para ejercer de celebrity de alta alcurnia.

La primera novia del actual rey ha sacado todo el rendimiento posible a su condición de 'ex novia'. Desde que terminó la relación, hace ya muchas décadas, Isabel no ha perdido ocasión para ejercer de celebrity de alta alcurnia, trabajando como imagen de varios productos, escribiendo libros, amadrinando productos para adelgazar y prodigándose en el fructuoso mundo de las exclusivas. No ha habido evento en la vida del rey Felipe que no haya contado con la aparición simultánea de su primera novia para mostrar su parecer y hacer, de paso, un oportuno posado. Y así continuará por los tiempos de los tiempos, ya que el negocio de ser 'ex' es una profesión que no caduca, y más en situaciones tan convulsas como las actuales.

Aun así, la Familia Real española puede darse por satisfecha con la presencia de Isabel Sartorius, siempre defensora y siempre en un plano institucionalmente correcto -de lo demás ya se encargan los familiares de la reina Letizia-. Ya quisieran contar con un ambiente tan tranquilo en otras monarquías como la monegasca.

La lista de ex de los integrantes de la Familia Real de Mónaco es prácticamente inabarcable. Entre los romances del príncipe Alberto, que muy serios no han sido, pero sí le han dejado varios hijos repartidos por el mundo; y el extenso currículum amoroso de la princesa Estefanía, Mónaco podría fundar otro país tan sólo con los respectivos 'ex'. Entre los que más aprovecho le han sacado al asunto se encuentran los vividores Daniel Ducruet y Adans Peres, ambos ex parejas de la menor de los hijos de Grace Kelly.

Matrimonios fugaces

El matrimonio de la princesa con el guardaespaldas duró un año escaso, hasta que vieron la luz unas fotografías de Ducruet con una mujer que no era Estefanía en una piscina. La infidelidad dio la vuelta al mundo y el guardaespaldas salió de palacio. A partir de ese momento, su carrera de celebrity no tuvo límite. Realities, programas de televisión, discos, platós, entrevistas y sí, una 'relación' con Marujita Díaz que no se creyó nadie. Pero si no teníamos bastante con uno, tuvimos que tragarnos también a Adans Peres.

Adans Peres tuvo un supuesto romance con Ana Obregón.

El matrimonio entre la princesa y el acróbata no duró ni un año, pero fue tiempo suficiente para que Peres se hiciese un hueco entre los famosos y tuviera un supuesto affaire con Ana Obregón. ¿Por qué todos acaban viniendo a España? Debe ser cosa del clima, que les vuelve locos.

Mientras Alberto de Mónaco afianzaba su relación con Charlene, alguna de sus antiguas novias aprovechaba para dejar claro que ellas estuvieron primero. Es el caso de Tasha de Vasconcelos, que nos mostró su realidad, su obra humanitaria -apadrinada por el propio Alberto- y su espectacular casa en la revista ¡HOLA!. La modelo y actriz aprovechaba para dejar claro que no sabía nada de Charlene y que vivía muy tranquila en Mónaco, cerca del príncipe. ¿Pretendía convertirse en la Sarah Ferguson del Principado?

La Duquesa de York siempre ha estado revoloteando alrededor de los Windsor. Hace pocas semanas salía en defensa de su ex marido, el príncipe Andrés, por el escándalo sexual en el que se encuentra inmerso -al duque se le vincula en un caso de abuso de menores en Estados Unidos-, con quien parece que se ha comprado este mismo mes un lujoso chalet en la localidad suiza de Verbier. ¿Estará Sarah a punto de dejar de ser 'ex' para volver a convertirse en duquesa oficial? Seguro que está encantada con el prometedor futuro de Cressida Bonas como actriz. Total, tan sólo está siguiendo sus pasos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba