Gente

El reparto de la herencia de la duquesa de Alba tendrá lugar en noviembre

Los bienes personales de la duquesa, cuya valoración alcanza varias decenas de millones de euros, conforman la última parte de la herencia de la aristócrata. De su reparto, que no tendrá lugar hasta noviembre, depende también el futuro de Alfonso Díez.

Alfonso Díez no podrá saber hasta noviembre si finalmente recibe la pensión que le prometió Cayetana (Foto: Cordon).
Alfonso Díez no podrá saber hasta noviembre si finalmente recibe la pensión que le prometió Cayetana (Foto: Cordon).

Siete meses después del fallecimiento de Cayetana Fitz-James Stuart, los herederos de la duquesa de Alba continúan dilatando el proceso de tasación de los bienes personales que no formaban parte de la herencia repartida en vida. Será el próximo mes de noviembre cuando se fijen las cantidades para cada uno de sus hijos, así como la suma resultante de calcular el porcentaje legal para su viudo, Alfonso Díez, según publica este domingo el diario Abc.

La duquesa de Alba repartió en vida el grueso de su fortuna entre sus hijos. Lo hizo cuando aún no se había casado con Díez, y como condición impuesta para recibir el beneplácito familiar ante una boda con la que no todos estaban de acuerdo. Aun así, Cayetana mantuvo para sí misma una serie de bienes personales que fueron incluidos en su declaración de últimas voluntades y que solo ahora, tras su fallecimiento, han podido ser evaluados.

Ese proceso de tasación de los bienes (entre ellos, obras de arte cuyo valor ha resultado ser muy superior al estimado, llegando a alcanzar los 18 millones de euros) está siendo más largo de lo esperado y es lo que ha provocado ese retraso en el reparto final. Mientras tanto, excepto contadas ocasiones, los hijos de la duquesa continúan tratando de aparentar normalidad en sus encuentros con la prensa.

A la espera se encuentra Alfonso Díez, que en este tiempo no ha tenido ningún contacto con los hijos de su fallecida esposa a excepción de un almuerzo con Carlos y Cayetano, según Abc. El viudo de la duquesa no tiene acceso al palacio de Dueñas y continúa a la espera de saber si finalmente podrá recibir la pensión vitalicia que Cayetana quería para él.  A punto de jubilarse y alejado de los actos públicos, Díez aguarda a la resolución de este asunto para dar el siguiente paso, que podría consistir en la venta de la vivienda en Sanlúcar de Barrameda que compró, animado por Cayetana, pensando en el día que llegaran las vacas flacas. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba