Gente

¿Qué está pasando en Victoria’s Secret con sus ángeles?

La deserción de las tops Karlie Kloss y Doutzen Kroes del universo Victoria's Secret ha abierto la veda de las especulaciones. ¿Qué lleva a dos modelos a abandonar uno de los grandes eventos de la moda? ¿Qué ocurre detrás del desfile más esperado del año? Los rumores apuntan a bajadas de sueldo, contratos con condiciones desorbitadas y el agotamiento de las propias modelos. ¿Está perdiendo fuelle la marca de lencería por excelencia?

Adriana Lima, una de las modelos más cotizadas de los últimos años y habitual en los desfiles de Victoria's Secret, aseguraba que no piensa desprenderse de sus cotizadas alas mientras el cuerpo aguante. Y no le faltan motivos. Cada desfile de la marca de lencería se convierte en un auténtico fenómeno. Consigue atraer la atención de la práctica totalidad de los medios internacionales, las modelos participantes -con sus icónicas alas de ángel- pasan a engrosar la lista de las mujeres más deseadas y envidiadas del mundo y sus prendas se rodean del mayor lujo y glamour. Victoria's Secret ha conseguido, gracias a una campaña de marketing perfecta, que sus productos se asocien con la imagen de la exclusividad y sensualidad que todo ser humano desea. Poco importa el diseño de las prendas o el precio de las mismas, lo que se compra es la marca y la experiencia de sentirse un ángel. 

Con todo esto, es extraño que modelos en la cima de su carrera decidan apearse del negocio y prefieran dedicarse a otros menesteres. Esta misma semana hemos sabido que Karlie Kloss, una de las tops más buscadas, se atrevía a decirle no al gigante de la lencería, excusándose en una incompatibilidad temporal. Pero no solo eso. También trascendía que Doutzen Kroes, la modelo que ha devuelto las curvas voluptuosas a la actualidad, hacía meses que se había dado de baja del espectáculo de los ángeles, y que Alessandra Ambrossio, una de las caras más visibles de la marca, podría ser la próxima en colgar las alas. ¿Qué está pasando en el seno de Victoria's Secret? ¿Se trata de un mero relevo generacional, algo totalmente comprensible, o el asunto va un poco más allá? La polémica, sin duda, está servida. 

¿Le importan estas pérdidas a la propia marca?

Desde fuentes especializadas, como la edición británica de Vogue, aseguran que la marcha de las modelos se debe a un desacuerdo relacionado con las condiciones impuestas por la firma. Lejos quedan los sueldos millonarios que se ofrecían a Giselle Bündchen para que desfilara en ropa interior. Ahora las cifras se sitúan en unos 100.000 dólares -casi 90.000 euros-, algo del todo insuficiente para las modelos, atendiendo al desplazamiento, los ensayos, la promoción y el desfile en sí. Pero, además, aseguran que cada modelo debe firmar un contrato que la vincula 50 días al año a Victoria's Secret, ya sea para inaugurar tiendas, realizar campañas o promocionar productos, sin saber con antelación cuando van a realizarse estos eventos o si van a tener que prescindir de otros trabajos para atender las exigencias de la firma de lencería. 

Ante estas condiciones, no es de extrañar que las modelos hubiesen preferido terminar la relación con Victoria's Secret, contando que, en el nivel de popularidad en el que se encuentran -gracias, en gran parte, a haber sido ángeles en los desfiles-, pueden alcanzar la misma retribución por muchos menos días de trabajo. Pero, ¿le importan estas pérdidas a la propia marca? Desde luego, contar con rostros populares en el desfile es esencial para atraer a los medios, pero no es menos cierto que cada nueva modelo que se une al desfile despierta la misma curiosidad -o el incluso más- que las veteranas. Victoria's Secret tiene garantizada la cobertura mediática, desfilen Kloss y Kroes o no. Y contando que ya ha invertido mucho en posicionar sus desfiles entre las citas obligadas del año, ¿no va siendo hora de recortar gastos y ofrecer el mismo puesto de trabajo por una décima parte del sueldo? La austeridad parece que ha llegado incluso al lujo más absoluto. 

Ahora se han abierto las quinielas para ver quién cubrirá los huecos que han ido dejando las modelos salientes. Ser señalada por el poderoso dedo de Victoria's Secret supone el empuje definitivo a la carrera de cualquiera. Pasar de ser una promesa a una top consagrada. Y los medios se harán eco de cada uno de los movimientos. ¿Ven cómo tienen el negocio perfectamente montado? Eso sí es branding y no lo que vemos en España.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba