Gente

Uma Thurman vuelve a la normalidad: ¡solo era maquillaje!

Ha sido, sin duda, la imagen de la semana: la aparición de Uma Thurman en la presentación de la miniserie ‘The Slap’ ha dado la vuelta al mundo por la particular apariencia facial de la actriz. Sus facciones parecían tan diferentes de aquellas a las que estamos acostumbrados en ella que todo el mundo pensó que se había sometido a algún procedimiento de belleza. Ella, sin embargo, lo ha negado en televisión.

Uma Thurman durante la premiere de la serie The Slap (Gtres).
Uma Thurman durante la premiere de la serie The Slap (Gtres).

Uma Thurman se ha tomado con mucho humor todo lo ocurrido durante esta semana en relación con su cara. La actriz apareció a comienzos de esta semana en la premiere de una miniserie del canal NBC con un rostro extrañamente cambiado y todo el planeta dio por hecho que se había operado para parecer más joven, pero ella lo ha negado de un modo velado.

La intérprete de Kill Bill ha acudido al Today show del mismo canal para hablar con Savannah Guthrie sobre el que ya se ha convertido en el photocall más famoso de toda su carrera. “Algunos titulares aseguran que parecías distinta a otras ocasiones”, le dejó caer la presentadora. “Es verdad, tenía un aspecto un poco extraño”, ha reconocido Thurman.

Thurman ha continuado hablando del asunto sin borrar de su rostro una media sonrisa: “No sé, supongo que a nadie le gusta mi maquillaje”, ha bromeado. “He hecho esto durante muchos años. A veces la gente dice cosas agradables y otras veces dice cosas desagradables, así que da un poco igual”, ha asegurado.

Lo cierto es que poco antes de esta entrevista, Troy Surratt, maquillador personal de Thurman, había condedido otra asegurando que la actriz no se había sometido a ningún tratamiento, sino que había utilizado un maquillaje experimental, y detallando el procedimiento. “Le pusimos unas cejas más potentes y unos labios intensos para darle una sensación francesa a su look”, detalló Surratt. “Al sombrear las cejas con el lápiz, generé un efecto elevador. Para terminar,  apliqué una sombra beige sedosa en sus pómulos, y nada de rimmel, como reacción contra todas esas pestañas falsas que hemos visto en la alfombra roja”, ha asegurado.

En conclusión: quizás Uma quería reírse de la artificialidad de la belleza en los photocalls pero le salió mal la jugada. Por si acaso, ella se queda con lo positivo y asegura que seguirá intentándolo en futuras ocasiones: “¡Los labios oscuros funcionaron muy bien la otra noche!”


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba