Gente

Tim Burton y Helena Bonham Carter se separan

El director de cine Tim Burton encontró a la horma de su zapato gótico en Helena Bonham Carter. Desgraciadamente, ni la relación surgida de la mayor de las extravagancias es eterna y ambos han ‘enterrado’ su amor, eso sí, sin funeral de por medio.

La pareja formada por la actriz Helena Bonham Carter y el cineasta Tim Burton ha llegado a su fin tras trece largos años de relación, según ha publicado la revista People. Paradójicamente y, a pesar de no tener pinta ninguno de los dos de tener miedo a nada, la cifra más temida por los supersticiosos no les ha traído nada bueno.

Aunque Burton nunca llegó a disfrutar de ver a Helena ataviada como su auténtica ‘novia cadáver’ -ya que no llegaron a casarse-, la ruptura se ha alejado de la oscuridad y se ha producido de forma amistosa. El representante de Bonham Carter así ha informado a People: “Se han separado a principios de este año y continúan siendo amigos”. Por mucho que ambos sean de actos yvestimentas estrafalarias, tienen claro que ante todo quieren mantener su privacidad, pero sobre todo la de sus dos hijos, el niño, Billy (11 años) y la niña, Nell (7 años). El manager de Bonham Carter lo hacía patente con estas palabras: “Pedimos respeto por su privacidad y la de sus hijos durante este tiempo”.

Eran una de las parejas más asentadas -y raras- de Hollywood

La intérprete, de 48 años, y el director, de 56, se conocieron en 2001 durante el rodaje del film de El planeta de los simios. Fue ahí, como si del Doctor Cornelius y la Doctora Zira se tratase, donde se enamoraron. Además, han coincidido juntos en cuatro rodajes más, como en Alicia en el País de las Maravillas o en Sombras tenebrosas.

Ahora, Burton ha estrenado Big Eyes y sin embargo no la protagoniza su, anteriormente querida, Helena Bonham Carter. El papel principal quedó reservado para Amy Adams (El hombre de acero). Por su parte, Carter está a la espera de estrenar cuatro películas, una de ellas junto a Meryl Streep.

La pareja vivía en apartamentos separados en Londres pero interconectados, así que sólo será cuestión de poner un tabique en el principio y el final de la unión entre ambas estancias. ¿Seguirán pidiéndose sal o, acorde a su gusto por lo oscuro, pimienta quizá?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba