Gente

Los Windsor, un rebaño plagado de ovejas negras

La experiencia nos demuestra que Charlotte, la segunda hija recién nacida de los Duques de Cambridge, está llamada a ser la nueva oveja negra de la Familia Real británica -su hermano mayor tampoco se irá de rositas-. El gen de los Windsor parece tener un interés especial por las polémicas. Ni uno de los miembros de la casa se ha salvado de los escándalos y la historia no tiene viso de terminar. Como diría la folclórica más popular de las cárceles españolas, ¡la leña arde!

Los vástagos de las Familias Reales saben que su destino está marcado desde el momento de su nacimiento -las líneas de sucesión se encargan de recordárselo-. Y lo peor es que, en muchos casos, este destino no solo afecta a su papel institucional. Parece que algunas dinastías reinantes están condenadas genéticamente a la polémica, mientras otras consiguen ir aguantando el tipo a pesar del paso del tiempo -resulta difícil encontrar a uno de los Grimaldi que no haya ocupado portadas de revistas por sus escándalos sentimentales y sexuales-. Ahora, ninguna tan prolija como la familia real británica

Los Windsor ostentan el récord de conflictos, declaraciones fuera de lugar, infidelidades, conspiraciones, grabaciones ocultas y escándalos de muy diverso calibre. Han protagonizado películas, han dinamitado los cimientos de su propia institución y han tratado de salva su imagen, sin ningún tipo de éxito. Incluso los miembros más queridos del momento actual, los Duques de Cambridge, han tenido su ración de polémica, aunque de muy pequeña escala comparado con otros integrantes. Y es que ni el férreo mando de la Reina Isabel II se han conseguido controlar este rebaño de ovejas descarriadas. Traten de no perderse, que la cosa está complicada:

Felipe de Edimburgo

El marido de la Reina Isabel no ha escatimado en polémicas. Felipe de Edimburgo se ha especializado en comentarios fuera de tono y declaraciones ofensivas a todo tipo de estamentos sociales, aunque si algo ha conseguido desestabilizar su hierática imagen han sido las infidelidades. Las amantes del Duque han sido tantas y tan variadas que sería imposible mantener un listado -aunque ninguna se ha confirmado, claro-. Con el tiempo y los años, su fogosidad se calmó y sus encuentros extramatrimoniales parece que se redujeron. No así sus pataletas, sus rabietas y su mal carácter. Un primor de hombre.

Princesa Ana

La única hija de la reina Isabel también fue la primera en divorciarse. Su matrimonio con Mark Phillips estuvo plagado de infidelidades, hijas ilegítimas y polémicas que llevaron a la princesa Ana a separarse de su marido -para gran disgusto de su madre- a principios de los 90. Aunque tampoco perdió el tiempo, ya que a los pocos meses se volvió a casar con un vicealmirante y ayudante de la reina -llevaba carteándose con él durante una buena temporada-. Su mal genio tampoco le ha ayudado a ganarse el cariño de los británicos. Si es que así no se puede mantener una monarquía tranquila...

Príncipe Andrés

La oveja más negra de la familia Windsor hasta el momento. Los escándalos del príncipe Andrés continúan removiendo los cimientos de la monarquía a día de hoy -actualmente se encuentra inmerso en un caso de abusos sexuales a una menor-, y eso que su trayectoria es más bien larga. Desde su sonadísimo romance con una actriz porno durante la década de los 80, el duque de York no ha tenido hora buena. A sus escarceos sexuales se unió la boda con Sarah Ferguson, los tonteos extramatrimoniales de él y de ella y el inevitable divorcio. Desde entonces, han mantenido una relación de lo más particular, a pesar de los escándalos que les han rodeado -a ella la pillaron en topless mientras un dispuesto amante le chupaba los pies-.

Príncipe Carlos

¿Qué decir del príncipe Carlos que no sepamos todos? Su relación con Diana de Gales, sus aventuras extramatrimoniales con Camila Parker-Bowles, su intención de convertirse en Tampax para absorber todo el amor posible, vamos, durante muchas décadas la prensa amarilla fue suya. Tras la muerte de Lady Di consiguió limpiar su imagen, conseguir el permiso de su madre para casarse con Camilla y mantenerse en un plano discreto, gracias al cual parece haberse reconciliado con Inglaterra. ¿Volverán los problemas cuando haya que adentrarse en la sucesión al trono? ¿O tendrán ya todo atado bajo mano? Nos tocará esperar.

Peter Phillips

La nueva generación de Windsor no son tan explosivos como la anterior. Peter Phillips, hijo de la princesa Ana, se convirtió en portada de todos los tabloides británicos por una despedida de soltero más parecida a Resacón en Las Vegas que a un glamuroso evento de la realeza. Demasiado alcohol, demasiada fiesta, pero nada que no fuese propio de un grupo de jóvenes acomodados antes de una esperada boda.

Beatriz de York

Si tu padre es el príncipe Andrés y tu madre Sarah Ferguson, tienes muchas papeletas de convertirte en una habitual de la crónica social. La princesa Beatriz y su hermana Eugenia han puesto a los Windsor contra las cuerdas en más de una ocasión. La hija mayor de Sarah Ferguson es una habitual de las fiestas, ha reconocido que salía a ligar con su propia madre y ha sido tachada de vaga por si afición a gastar y sus pocas ganas de trabajar. También hay que ser picajoso para pensar eso... Al menos, no la pillaron bailando desnuda como a su hermana Eugenia.

Príncipe Enrique

Si Sarah Ferguson ha sido la pesadilla pelirroja de los Windsor, el príncipe Enrique no se ha quedado corto. El hijo menor de Diana de Gales ha encadenado polémica tras polémica, que le han llevado a disfrazarse de nazi, a desnudarse en una fiesta en Las Vegas, a protagonizar mil y una juergas y a ingresar en centros de rehabilitación. También ha tratado de ejercer de príncipe responsable, acompañando a su hermano y a Kate Middleton, pero no nos la ha colado. En Buckingham deben estar deseando que siente la cabeza. Aunque, claro, si eso representa seguir el ejemplo de su padre o sus tíos, mejor que se quede como está. 

Aun así, tras este repaso no piensen que el resto de miembros no han tenido lo suyo. Al príncipe Guillermo le pillaron tocando partes no apropiadas de una exuberante brasileña y haciendo sus necesidades en mitad de un partido, y Kate Middleton desfiló en ropa interior delante de la mirada de su futuro marido cuando ambos eran todavía estudiantes. Con este currículum, ¿cómo no vamos a pensar que la princesa Charlotte se convertirá en una fuente inagotable de escándalos antes de cumplir la mayoría de edad? A veces es muy complicado escapar al destino...


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba