Gente

Patricia Conde se hace la loca con las preguntas que no le convienen

Después de contar sus trucos de belleza, de moda, decir cuáles son sus prendas predilectas, la presentadora se mostró una vez más esquiva con determinadas cuestiones y eso que ni siquiera se le preguntó por su exmarido Carlos Seguí, con quien está en plena batalla judicial. A Patricia Conde le cuesta responder a temas tan sencillos como si disfruta de su hijo tanto como de su trabajo o si tiene tiempo para el amor. Al preguntarle por qué siempre acude a los juzgados tapándose, hizo lo que mejor sabe hacer, salir corriendo, esta vez por detrás del photocall y casi tropezándose. 

Patricia Conde es imagen de la nueva colección de la firma Dándara. En el acto, la presentadora contestó a todo tipo de preguntas sobre moda, como cuáles son sus must (prendas que has de tener) de fondo de armario, si lleva extensiones o no de pestañas, etcétera. El tiempo de preguntas se fue en este tipo de temas porque a la presentadora no le convenía ni le apetecía contestar a otras cuestiones que tampoco eran estrictamente íntimas o personales.

Después de comentar que las cosas que más le hacen disfrutar en la vida son su trabajo (al que describe como su “hobbie”), sus amigos  o una buena película, se le preguntó si su hijo era otras de las personas que le hacían disfrutar, ante lo que cambió de tema y prosiguió con su amor por el trabajo. Tampoco quiso contestar a si tenía tiempo o ganas para el amor, respondiendo con otra pregunta y tratando casi a la periodista de tonta: “¿En serio me estás haciendo esta pregunta?” Cuando la redactora le confirmó que sí, que esa era su pregunta, se fue por los cerros de Úbeda: “Mi vida está llena de amor por todas partes. Yo os quiero, me queréis. Se respira amor por doquier. Siguiente pregunta”.

Una respuesta que resulta irónica obviamente porque su relación con la prensa no es que sea muy buena. A este tema respondía así: “Si tú eres simpática conmigo, yo lo seré. Si tú vienes y me das una colleja, no te daré otra pero te miraré con otros ojos”  y con tono irónico proseguía: “Tú ahora, de momento, me caes muy bien. Me caes súper bien y seguramente nos seguiremos llevando igual de bien porque como esta entrevista ya ha terminado... ¡Chimpún!”, remataba con cierto tono y gesto chulesco para a continuación seguir hablando de pestañas.

A pesar de mostrarse siempre reacia a hablar de su vida, asegura que está encantada con la red social Instagram donde cuelga lo que come o lo que hace: “Estoy encantada. La verdad es que estoy muy contenta. Es muy divertido”. Sin embargo, al preguntarle si tiene miedo a que las redes sociales le jueguen malas pasadas asegura: “Nunca me ha pasado esto”. Quizás no se acuerde del momento en el que colgó una foto diciendo que estaba de vacaciones cuando justo en esos días tenía pendiente una cita judicial.

Patricia Conde y sus extrañas apariciones y vestimentas en los juzgados

Cuando se le preguntó por qué no quiere que la capten entrando y saliendo de los juzgados, Patricia salió corriendo por detrás del photocall, donde se tropezó. Algo que le suele pasar también en el Juzgado de Alcobendas cuando su marido Carlos Seguí y ella tienen que verse las caras por temas relacionados con su separación y la custodia de su hijo Lucas, como ya ha informado Marabilias. Siempre que tiene una citación, la presentadora suele dejarnos grandes momentos más parecidos a un sketch cómico, como los que protagoniza en pantalla ya que siempre va con una extraña indumentaria. Llama la atención que en el evento, haciendo referencia a lo cómoda que le gusta ir en su tiempo libre, haga esta declaración: “Yo siempre he dicho que nunca me disfrazaría, que prefiero ir en mi día a día con ropa cómoda y más nosotros que nos disfrazan todo el día para hacer ciertos personajes. Pues fuera de mi trabajo quiero ir lo más cómoda y normal”. No entendemos muy bien este concepto de ir cómoda y normal para Patricia cuando la hemos visto camuflada en un paraguas, lo que le dificultaba tanto la visión que acababa chocándose contra la pared, o con todo tipo de accesorios en su cabeza: gorro, bufanda hasta los ojos y gafas de sol. Aún no sabemos si para pasar desapercibida y que no se la reconozca o para no ser captada por los objetivos.

Sí dejó algo claro: “soy una mujer que me pongo lo que quiero y me da igual lo que digan los demás. No es que sea una mujer que me vista para los demás, me visto para mí, para estar cómoda y gustarme yo. Si me miro en el espejo, me veo bien y me siento cómoda con un jersey oversize, un leggin, unas deportivas y un moño mal hecho, yo me siento muy bien y digo ‘joé pues ahora me pongo las gafas de sol y aquí no ha pasado nada’. Una vez me vea yo bien ya puedo salir a la calle tranquilamente”. Todo esto está muy bien pero no creemos que cuando se vea en fotos en sus idas y venidas de los juzgados piense y se sienta tan bien y cómoda como dice. Lo único en lo que sí le damos la razón es en lo de llevar las gafas de sol, que se han convertido en un mustjunto a los gorros y bufandas. Ahora que viene el buen tiempo, habrá que ver con qué accesorios nos sorprende para esta nueva temporada.

Patricia Conde recuerda al fallecido Pedro Reyes

Después de sus dos batacazos con los programas de humor Ciento y la madre y Killer Karaoke, Patricia está probando suerte en series como Gym Tony y El Chiringuito de Pepe, de Mediaset. Su nombre fue uno de los que sonaban como posible sustituta de Raquel Sánchez Silva al seguir contratada por la cadena, sobre lo que dijo no estar al tanto: “No me entero de nada. No me busco en Internet. Jamás me he buscado en Google. En 2005 sí que lo hacía, incluso tenía una alerta Google ¡Qué pesadilla! Pero la quité. No he vuelto a buscarme jamás nunca. Así que vivo en mi mundo piruleta. Me da igual lo que digan”.

Aunque no se lo han llegado a proponer, señaló que tampoco sabe si aceptaría: “Me lo propusieron hace varios años cuando empezaron con el tema de las selvas pero estaba haciendo algo. No me lo he llegado a plantear y yo me tengo que sentar y tomar decisiones muy meditadamente (sic). Tendría que preguntar cuánto tiempo, cuándo, de qué manera”.  

Patricia también ha colaborado en uno de los programas de Sopa de Gansos donde también ha participado el recién fallecido Pedro Reyes, del que dijo: “La muerte de un compañero siempre es una tragedia. Una muerte como ésta, no te la terminas de creer. Una persona tan maravillosa como era Pedro, tan entregado a hacer siempre reír a los demás, es siempre un palo muy grande viniendo de alguien como él que era tan generoso y tan buena persona”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba