Marchesa, Dior, Elie Saab, Zuhair Murad, Chanel… Los nombres de las firmas que triunfan en las alfombras rojas del mundo suelen repetirse (mucho). Sin embargo, una nueva hornada de etiquetas se hace hueco. Algunos son más recién llegados que otros, que llevan ya tiempo en esto de la moda pero han tenido un golpe de suerte, en forma de súper famosa, que se ha puesto una de sus creaciones. Estos son los nuevos favoritos:

Emilia Wickstead

De origen neozelandés, tenía una larga trayectoria tras trabajar en talleres como los de Armani, Proenza Schouler o Narciso Rodríguez. La estética de sus vestidos es muy femenina, casi romántica, pero ninguna de las dos cosas en el estricto sentido de la palabra. Alexa Chung, Poppy Delevingne, Suki Waterhouse… Todo el abanico de it girls se han puesto un Emilia Wickstead, pero entre ellas también la prescriptora british del momento, Kate Middleton. En la pasada edición de los Globos de Oro fue la firma que vistió a Diane Kruger, con un precioso vestido largo plateado.

Jenny Packham

Una firma que ha visto incrementar sus cuentas en un 40 por ciento por lo que se llama el efecto duquesa (de Cambridge). La esposa de William de Inglaterra se puso un vestido a topos de esta diseñadora para salir del hospital después de tener a su niño y esa imagen dio la vuelta al mundo. Otras fans de la modista británica son Elizabeth Banks y Kate Winslet. También ha vestido a Julie Delpy y a la cantante Adele en la gala de los Oscar de 2013.

Prabal Gurung

Su musa es Sarah Jessica Parker y ahí queda todo dicho de este diseñador que trabajó primero con Donna Karan antes de lanzarse en solitario. Si lo de Jenny Packham ha sido la realeza, en su caso la celebridad (por si SJP no fuera bastante) le llegó de pleno cuando Michelle Obama llevó un vestido suyo, drapeado en rojo, para la cena de corresponsales de 2010 en la Casa Blanca. La primera dama estadounidense ha vuelto a elegirle en muchas ocasiones.

Erdem

La principal valedora de esta etiqueta canadiense de sello eco-friendly es Livia Firth, la esposa de Colin. Creada en Londres en 2005 por Erdem Moralioglu, la firma ya se ha convertido en sinónimo de vestidos femeninos. Además de vestir a famosas (Alexa Chung, Felicity Jones, Rosamund Pike, Keira Knightley, Carey Mulligan), ha ganado muchos de los mejores premios, incluyendo el British Fashion Councils Fashion Forward Award en 2008; el British Fashion Council’s New Establishment Award en 2012, el British Fashion Council’s Red Carpet Award en 2013, el premio al Diseñador del año en los British Fashion Awards de 2014…

Altuzarra

Sus vestidos son sexys, ajustados al cuerpo. Han marcado las curvas de Julianne Moore y Gwen Stefani, y las menos (curvas) de Michelle Dockery (Lady Mary en Downtown Abbey) o Naomi Watts. La última, Emma Stone, que se puso un vestido rojo bordado y con inspiración flapper de la firma para la fiesta de Vanity Fair después de la gala de los Oscar. La firma nació en 2008 en Nueva York, aunque Joseph Altuzarra nació en París, de madre chino americana y padre del País Vasco francés.

Simone Rocha

Nacida en Irlanda pero afincada en Londres, sus vestidos ultra femeninos son su marca, siempre con detalles llevados al extremo que se salen de lo habitual, desde perlas XXL a encaje en amarillo neón. Entre sus seguidoras, Alexa Chung, Rihanna y Solange Knowles.

Delpozo

Desde que Josep Font tomó las riendas de la dirección creativa de la casa española fundada por Jesús del Pozo, la firma se ha internacionalizado, con desfiles en Nueva York y con apariciones de celebrities en las alfombras rojas. Keira Knightley, Hillary Swank y Cate Blanchett han llevado sus looks delicados y como salidos de un cuento, que siempre juegan con los volúmenes y reconvierten la silueta femenina.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba