Gente

Famosos desnudos por error en las redes sociales

Las redes sociales las carga el diablo. Tanto botón, tanta pantalla táctil hacen que se nos escape la fotografía menos afortunada en el momento menos propicio. El último en verse envuelto en una polémica -tampoco muy amarga- por compartir una imagen que no debería haber compartido es el diseñador Marc Jacobs. Eso sí, no ha sido el único. Descuidos inoportunos para comenzar la semana.

¿Se han descargado ya la aplicación que impide utilizar las redes sociales cuando no se está en condiciones idóneas para hacerlo? Gracias a tanto avance tecnológico podemos estar en contacto, casi inmediatamente y de forma personal, con cualquier usuario a lo largo del mundo. Las redes sociales sirven para muchas cosas, incluso para encontrar empleo, pero también causan una innumerable cantidad de quebraderos de cabeza. Problemas que antes no existían y ahora se han convertido en el pan nuestro de cada día. ¿Quién no ha generado una polémica involuntaria en Facebook? ¿Quién no ha twitteado algo sin contexto y ha terminado siendo trending topic y no de forma agradable? ¿Quién se ha encontrado con el Instagram de su ex y le ha dejado un comentario a altas horas de la madrugada?

Precisamente en Instagram es donde el diseñador Marc Jacobs ha tenido un pequeño percance. Sin querer, compartió con todos sus seguidores -y el mundo entero-, una fotografía donde se le podía desnudo, de perfil y enseñando más de la cuenta, por delante y por detrás. El diseñador eliminó la imagen rápidamente, pero siempre hay un usuario inquieto a quien le da tiempo a capturar la pantalla y evidenciar el descuido. Jacobs aseguró que iba a mandar un mensaje privado y se equivocó de opción -es tan sencillo como pasar el dedo suavemente sobre la pantalla, pruébenlo-. Al diseñador tampoco le causó un gran trauma el revuelo, pese a que apareció en todos los medios internacionales, y continuó con su vida. Otros famosos no han presumido de tanta deportividad en sus errores:

David Castillo

El Jonathan de Aída también tuvo su momento equivocación en una red social. O mejor, todo fue culpa de su novia. David Castillo compartió una fotografía en la que se le podía ver en una piscina, con tan mala suerte que, a través del agua, se adivinada de forma clara que el actor había prescindido del bañador para darse el chapuzón. Suponemos que su novia imaginó que el reflejo del agua sería suficiente para tapar las vergüenzas de su chico, pero no fue así. ¿No se fijó antes de subir la instantánea? Como ven, las redes sociales las carga el diablo.

Emily Ratajkowski

La fama le llegó a la modelo Emily Ratajkowski gracias al videoclip del tema Blurred Lines de Robin Thicke. De ahí pasó a ser la mujer del año 2013 por la revista Esquire y la más sexy de 2014 por la revista GQ, pero tanto premio no le sirvió para conocer el funcionamiento de las redes sociales. La modelo, suponemos que por error, compartió con todos sus seguidores de Insgaram una fotografía donde se la podía ver completamente desnuda. A los pocos segundos, la imagen desapareció como por arte de magia y nunca más se supo. ¿Campaña de marketing? ¿Error de novata?

Eduardo Casanova

El error también llamó a la puerta del actor Eduardo Casanova. El pobre tuvo que ver como su entonces novio compartía con sus seguidores una fotografía de lo más íntima de ambos en Instagram. Pese a que la imagen desapareció rápidamente, las críticas fueron tan feroces -ya saben, la gente enseguida saca la guadaña para decidir lo que está bien y mal- que el actor pidió perdón y decidió cerrar todos sus perfiles sociales. No fueron pocos los usuarios de Instagram que se solidarizaron con él y le pidieron que volviera. Total, ¿qué tenía de malo?     

Diplo

Uno de los productores musicales más demandados del momento también tuvo su momento error en Twitter. Aunque, bueno, aquí de error hubo poco. Diplo compartió una fotografía de su órgano reproductor tomada mientras estaba sentado en el retrete. Al poco, borró la imagen y la sustituyó por otra como más borrosa. Y luego ya aseguró que alguien le había cogido el teléfono y había subido una fotografía falsa. A ver, Diplo, que no nacimos ayer. ¿Estaría el productor en uno de esos estados en los que es mejor mantenerse alejado de las redes sociales? Posiblemente.

Alison Pill

La tecnología es una fuente inagotable de problemas. La actriz Alison Pill subió, por error, una fotografía en topless a su perfil de Twitter. En cuanto se dio cuenta, eliminó el tweet pero el daño ya estaba hecho. Miles de usuarios había guardado la imagen para la posteridad. Pill reconoció su error -“mis problemas con la tecnología han alcanzado un nuevo nivel”- y asumió la culpa con deportividad. Seguro que, acto seguido, se matriculó en un curso online de redes sociales.

Santiago Cañizares

Un buen día, el exfutbolista Santiago Cañizares compartió con todos sus seguidores unas fotografías de su mujer desnuda en la ducha. Sí, así, sin avisar ni nada, como quien fotografía un paisaje soleado o la comida que está preparando. Cañizares eliminó las imágenes y aseguró que había dejado el teléfono sin control y que su hijo había subido las imágenes. Todo podría ser. Ahora, ¡qué puntería tiene el niño! No podía haber compartido las de la última excursión por el campo. Lo que ya no tenemos claro es si las fotografías las hizo el propio niño o las tenía el futbolista en la memoria. Una vez más, los móviles los carga el diablo.

Courtney Love

¿Qué no le ha pasado a Courtney Love? La viuda del grunge ha experimentado todo tipo de situaciones, se ha puesto en evidencia en decenas de momentos a lo largo de su vida y ha soliviantado a la opinión pública sin parar, pero aun así, todavía tiene sus reparos. La cantante subió, sin querer, una imagen en la que se la podía ver desnuda, aunque tapándose bastante como para no mostrar nada. Tanta fue la vergüenza que le dio, que cerró su perfil para no querer saber nada. Más tarde volvió a abrirlo y aquí no ha pasado nada.

Annalynne McCord

Si tenemos que crear una categoría especial en los problemas derivados de las redes sociales es la de 'errores de encuadre'. La actriz Annalynne McCord quiso sorprender a sus seguidores con una sensual fotografía en la que se le veía la cara y los hombros desnudos, pero no se dio cuenta de que el encuadre de la cámara iba un poco más allá y dejaba al aire también uno de sus pechos. Tampoco se percató al subirla a Twitter y acabó deleitando a muchos de sus fans. ¿Todavía no han aprendido los famosos a pensar un poco antes de actuar?

Tori Spelling

De los peligros del selfie sabe mucho Tori Spelling. El marido de la actriz quiso hacerse una autofotografía para presumir en las redes sociales y no se dio cuenta de que, en un segundo plano, aparecía ella con el pecho al airemientras daba de mamar a uno de sus hijos. ¿Tan centrado estaba en sí mismo que no se dio cuenta ni de lo que tenía detrás? ¿Tan ocupada estaba Tori que no vio que su marido estaba haciéndose un selfie delante de ella? Suponemos que la actriz pensaría que era para su archivo personal, pero nada de eso, acabó recorriendo el mundo entero.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba